Miércoles, 1 Agosto, 2012 - 20:32

Derogaron la ley que establecía un impuesto del 3,5% para 0 km

De acuerdo a lo que votaron los diputados, a partir de ahora la compra venta de autos se vuelve a gravar con el 0,5%, como antes de la ley 6482.

La Cámara de Diputados sancionó con fuerza de ley la iniciativa impulsada por el diputado Carlos Beltrán que derogó la Ley 6482, que anteriormente establecía el 3,5 % de impuestos en las transacciones de compra venta de autos cero kilómetros.



De esa manera, finalmente la redacción del nuevo inciso señala que la compraventa, inscripción, o radicación de automotores o unidades registrables 0 kilómetro, adquiridas fuera de la provincia, deberán tributar el 0,5 %.



El autor del proyecto explicó que surgió por un pedido formulado por la Asociación de Cámara de Ventas de Automotores del Chaco con el objeto corregir un hecho no deseado cuando se estableció un gravamen especial en el Impuesto a los Sellos para gravar vehículos adquiridos, lo que motivó que en un encuentro de la Comisión de Hacienda se resuelva por unanimidad sacar un despacho único para resolver esta cuestión. Luego de otras consultas a Economía y a la ATP, se hicieron otras modificaciones para que contemplen aspectos que eviten la discriminación y la evasión.



Fabricio Bolatti, en su carácter de titular de la Comisión de Hacienda apuntó que se hizo un análisis del régimen vigente. La sanción de la 6482 que creo el impuesto a los ellos para contratos de compraventa de 0 km y establecía un gravamen del 3,5 % y eximia de ese gravamen a concesionarias oficiales con la idea en ese momento de promover la compra de concesionarias chaqueñas”.



El legislador apuntó que “se ha generado una distorsión en el sistema provocando que empresas que quedaron afuera promuevan la inscripción de los autos en provincias vecinas perjudicando a la recaudación tributaria provincial y al sinceramiento del registro automotor que es importante y a las arcas de los municipios que perdieron la posibilidad de patentamiento. La idea es solucionar esto. La decisión es reducir el impuesto haciendo que la ventaja económica sea muy baja y esto le va a permitir a la ATP incrementar la recaudación por las ventas que se van a registrar en el Chaco. Le hemos encontrado una alternativa que aporta la solución que genera un pie de igualdad a los empresarios chaqueños”, argumentó.