Miércoles, 1 Agosto, 2012 - 19:46

Diputados aprobaron la Ley de Residuos Sólidos Urbanos

Con el voto positivo del Bloque del PJ, del NEA, Indigenista y Nepar. En tanto desde los bloques del Frente Grande, Bases y Principios, Libres del Sur, y la Alianza votaron el mantenimiento en comisión.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles, la Ley que regula la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU). Esta norma se convierte en la herramienta fundamental para la aplicación de una política ambiental en materia de residuos sólidos, con el propósito de erradicar los basurales a cielo abierto de las comunas.



Lo que pretenden es que a partir del trabajo mancomunado de provincia y municipios, se reduzca la generación de residuos por habitante, la valoración de los mismos, la recuperación de espacios verdes, la definición de parámetros que tiendan a la minimización del impacto ambiental de la disposición final de los desperdicios, así como evitar que sus efectos nocivos actúen sobre la salud de la población.



Tras la sanción legislativa, el promotor de la iniciativa y titular de la Legislatura Eduardo Aguilar sostuvo que "en el tema de manejo de residuos estamos en el escalón mas bajo en términos ambientales en cuanto a procedimientos y esta ley crea un marco que nos va a permitir solucionar el problema de los residuos”, a la vez que destacó que la nueva norma es el resultado de un largo proceso de trabajo que permitió delinear lo que a partir de ahora será una nueva política de Estado, creando una empresa provincial que actuará de manera conjunta con cada uno de los municipios chaqueños, mejorando hábitos de vida y promoviendo la regularización laboral de un gran número de personas”.



La ley define las distintas etapas de la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, y regula sobre todas las etapas del proceso, desde la disposición inicial hasta la disposición final, como también jerarquizar algunas de ellas, como es el caso de la clasificación y el reciclado de los residuos.



Por otro lado, se define la distribución de competencias entre Provincia y Municipios en la materia. El ordenamiento sugiere que
la Provincia asuma la formulación de un plan rector que establecerá los parámetros generales de abordaje de cada etapa GIRSU, así como los plazos para su implementación y la regionalización del territorio provincial a fin de optimizar la inversión de infraestructura requerida para realizar una adecuada gestión de los residuos.



Con el fin de garantizar el satisfactorio cumplimiento de todas las etapas del proceso, se prevé la creación de una empresa pública -en el marco de la ley nacional Nº 20.705- que explote aquellas que, por motivos económicos y sanitarios, fueran convenientes de ser ejecutadas por un ente supramunicipal y que, en el resto de las etapas, actúe concurrentemente con cada municipio.




Adicionalmente al fundamento ambiental, el proyecto tiene un sentido económico y otro de dignificación del empleo.



En relación a la dimensión económica, se prevé el tratamiento y la recuperación de los residuos con el fin de promover la industrialización de los mismos. La idea central es la de devolver al proceso productivo la mayor cantidad de material reciclable y reutilizable.



Además la norma contempla la situación laboral de las personas que actualmente trabajan en los basurales, queda expresa la prohibición del trabajo infantil y establece pautas para eliminar la precariedad e informalidad laboral en la actividad.




FISCALIZACIÓN



Las acciones ejecutadas por los responsables de los Programas Municipales de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos serán fiscalizados por la autoridad de aplicación que a partir de esta ley es el ministerio de Planificación y Ambiente, quedando a cargo de los Municipios el control ciudadano en materia de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, sea a través de las áreas de competencia ambientales que fueran creadas o establecidas para la ejecución del Programa Municipal de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, o la que correspondiere conforme a su organización administrativa.



DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS



Se invita a los municipios a realizar las adecuaciones de sus estructuras orgánicas que resulten necesarias para la ejecución de los planes o programas de gestión integral de residuos sólidos urbanos.



El titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Aguilar, al fundamentar la iniciativa recordó que el trabajo se inició en el Poder Ejecutivo a inicios del 2011 y que culminó con la presentación del proyecto en diciembre de ese año, no obstante no se cerró ahí el capítulo sino que hubo una nueva propuesta presentada en febrero de este año, tras mantener contacto con universidades, sectores de la sociedad “para crear un marco general que puede darle solución al problema de los residuos sólidos en el ámbito del Chaco”.



El legislador recordó que "el problema es de larga data estamos en el escalón mas bajo en términos ambientales en cuanto a procedimiento”, consideró. “Lo que hacemos es recolectar la basura y tirarlos a baldíos y esto tiene consecuencias muy dañosas, los basurales a cielo abierto se crean de manera intencional o no, hay muchas zonas, en particular de Resistencia donde los problemas que tienen que ver con humareda con incendios que se generan en los basurales, causando problemas de salud, respiratorios o
de la piel. Habitantes de barrios linderos lo manifestaron a dirigentes políticos”.



“El problema es grave – afirmó – la magnitud del área metropolitana hace que ahí se concentren la mayor parte de los inconvenientes. Por eso hemos previsto en una ley que contempla todos los aspectos del problema incluida la creación de una empresa que pueda participar en la etapa final del proceso. Entendemos que los residuos tienen que ser abordados como un problema regional, los beneficios de un tratamiento adecuado en un municipio se derraman sobre los municipios colindantes. Es imprescindible que haya una participación de la provincia poniendo en práctica un programa de regionalización”, señaló.



Aguilar detalló que se prevé la creación de una empresa provincial a partir
de la cual la provincia puede colaborar con los municipios que así lo deseen, además de principios muy claros como la prioridad de políticas de precaución o la eliminación de la precariedad laboral que se da en todos los circuitos de trabajo, y favoreciendo la erradicación del trabajo infantil”.



También apuntó que la normativa debe respetar las autonomías municipales, por ello se realizaron modificaciones a algunos artículos de la iniciativa que tenía objeciones de los funcionarios municipales de Resistencia, y también se modificó el artículo referido a las sanciones previstas en el texto.





En tanto, desde el Frente Grande Daniel Trabalón mocionó el mantenimiento en cartera del proyecto señalando que en este tema no se aclara sobre cuestiones como los foros municipales, no se consideraron las distintas iniciativas que hay, no se aclara lo suficiente sobre el trabajo infantil o el trabajo futuro de las cooperativas. “Hoy nos encontramos debatiendo una iniciativa que entendemos que es muy buena, que pretende regular y establecer una norma provincial sobre el tema de residuos sólidos y que nos parece que es un avance”, analizó.



“Esta iniciativa – dijo - da un marco a un problema que no es de Resistencia que es una de las deudas pendientes en materia ambiental que tiene la provincia y los municipios, donde hay
un avance en materia de política ambiental, pero lamentamos que hoy estemos dando un paso en falso”.



“Hago referencia a la postura de mi bloque – sostuvo – dijimos que a este tema le faltaba algunos elementos, uno era un debate político mas serio entre los distintos bloques cosa que este proyecto no tuvo y dijimos que le faltaba mayor participación ciudadana, porque la política de Estado no se construye solo con legislación sino que se construye cuando se genera un espacio de debate y incluíamos los municipios, las organizaciones y sectores sociales y no todos han participado de la misma manera y no hemos tenido la posibilidad de escuchar a los foros municipales, no hemos tenido la posibilidad entre los legisladores en poner en consideración los distintas proyectos. No queda claro como hacemos para terminar con el trabajo infantil, como se llevan adelante las cooperativas, como hacemos para que estas cooperativas no queden en una ley nomás. Se plantea la necesidad de que se elabore un plan estratégico, pero donde aparece la participación ciudadana en la elaboración de ese plan estratégico”, cuestionó.



Del bloque Bases y Principios Jorge Luis Varisco también mocionó el mantenimiento en cartera del proyecto recordando que a pesar de que el tema tiene una cierta antigüedad, es netamente político “mas allá de ser definido como un paradigma en tema de residuos, ha sido utilizado como tema político” y consideró que “cualquier opinión que vertamos en la ley no va a poderse sacar ese contenido político, hoy nos encontramos hablando y haciendo política con la basura. Estamos llegando al nivel donde se necesita una ley para resolver el tema de la basura en Resistencia, ironizó”.



Desde el bloque de Libres del Sur Carlos Martínez, también solicitó el mantenimiento en cartera de la iniciativa, argumentando que "el debate en torno a la gestión de residuos sólidos urbanos no puede quedar en ojos a la sociedad como un negocio para unos pocos sino que debe ser entendido como un debate donde se encuentra la responsabilidad legal, y como una discusión respecto a la cuestión del rol que van a jugar los recuperadores urbanos en este tema”.



El diputado Livio Gutiérrez hizo una reflexión considerando que se centraliza esta cuestión como si la ley fuera solo para Resistencia sin atender la generalidad. Más adelante, reiteró la posición de su bloque pidiendo el mantenimiento en cartera de la iniciativa y pidió la votación nominal de la iniciativa.



En tanto, Sergio Vallejos anticipó su acompañamiento en general a la iniciativa y que en particular realizarán algunas consideraciones a la vez que sostuvo “desde que los municipios son ciudades se han planteado que tenían para poder sobrevivir que eliminarse a los muertos, a los escombros y a los residuos. Desde aquel entonces el problema ya existía para las ciudades. No vamos a permitir que se trate de politizar una cuestión que es general y quiero decir que antes que nada esta el interés de la población del Chaco. El municipio ni a este Gobierno ni a otros le ha pedido que le solucione el tema de la basura. Hemos presentado proyectos pero no han sido autorizados por APA”, manifestó.



El legislador Hugo Domínguez explicó que el municipio de Resistencia trabajó sobre este tema realizando un estudio de impacto ambiental, hizo una propuesta seria de erradicar el basural y ocuparse seriamente del tema y señaló que los concejales de la oposición se vienen oponiendo a esas propuestas y cuando la municipalidad quiso tomar créditos tampoco fue acompañado por el consejo, el problema de la basura esta y hay que poner esfuerzo en eso”, aconsejó.



El jefe de la bancada aliancista Carim Peche añadió el proyecto debería permanecer un tiempo más en cartera “esta es una problemática que debe ser atendida y consideramos que no se le ha dado el tiempo de debate necesario y por la responsabilidad que merece el tema. Hay que seguir analizando, porque
indudablemente que hay un negocio económico a favor de unos pocos y en detrimento de la mayoría. Si se terceriza la basura va a terminar como vemos en los medios de comunicación, cuando quieren presionar arrojan la basura en la calle y esto despierta el enojo de los vecinos”.



“Habría que darle al tema más tiempo de debate y convocar a otras organizaciones que pueden tener otro punto de vista, indudablemente que nosotros mantenemos la postura que mantuvimos la otra vez”, puntualizó.



El titular del bloque justicialista Ricardo Sánchez ratificó los argumentos vertidos por Aguilar recordando que el tema no es nuevo en la Legislatura y que se incluyó en el debate a numerosos sectores, además de los encuentros que se mantuvieron con distintos intendentes y encuentros celebrados con universidades y refiriéndose a las competencias y obligaciones del Ejecutivo manifestó que “se fija en 180 días el plazo para llevar delante el plan de residuos sólidos y dentro de este plazo se establece la obligación de promover la participación de la comunidad en los planes que se
vayan formulando”.



De esta manera el legislador afirmó que la iniciativa no agota el debate “lo que hace es dar el punto de partida para que en 180 días se establezca el plan y dentro de ese plazo se de la participación de la comunidad. Hay seis meses para que los municipios pongan su plan de residuos sólidos y presente ante el Ministerio este programa municipal. Esto en algún momento mereció alguna crítica de Resistencia diciendo que se invade las autonomías municipales. Pero se establece el deber del municipio, llevar adelante el plazo pero si vencido este plazo no media relación por parte del municipio, no va a venir Capitanich a intervenir el municipio”, ironizó.



“Creemos que todos estos programas tanto municipales como provinciales podrán tener toda la participación ciudadana que corresponda ya que la ley crea el marco para que se lleven adelante estas líneas de acción”, concluyó.