Miércoles, 1 Agosto, 2012 - 18:59

Los pagos del Boden 2012 sumaron US$ 19.600 millones

Este bono, diseñado por Roberto Lavagna sirvió al Estado para compensar a quienes tenían depósitos en moneda y quedaron atrapados tras la salida de la convertibilidad.

Los pagos de intereses y capital del BODEN 2012 insumieron al Estado unos 19.600 millones de dólares desde su emisión, y se calcula que sólo un cuarto de los títulos está en poder de los ahorristas confiscados en 2002.



Este bono soberano, diseñado por el equipo de Roberto Lavagna, entonces ministro de Economía del presidente Eduardo Duhalde, sirvió al Estado para compensar a quienes tenían depósitos en moneda extranjera -en plazos fijos y a la vista- y quedaron atrapados tras la salida de la Convertibilidad.



Los ocho vencimientos de capital de este bono soberano fueron pagados en su totalidad por los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, ya que comenzaron a abonarse el 3 de agosto de 2005, y representaron fuertes erogaciones presupuestarias.



Entre 2005 y 2006, el gobierno de Néstor Kirchner amplió quince veces la emisión del BODEN 2012, por unos 5.400 millones de dólares, la mayoría suscripta directamente por Venezuela.



La emisión del Bono del Gobierno Nacional en Dólares Estadounidenses Libor 2012 está fechada el 3 de febrero de 2002, pero el decreto 905/2002 de "Reordenamiento del Sistema Financiero" que le dio vida fue publicado en el Boletín Oficial el 5 de junio siguiente.



El decreto, de 41 artículos y extensos fundamentos, lleva la firma de Duhalde, Lavagna, Alfredo Atanasof, Carlos Ruckauf, Jorge Vanossi, Ginés González García, Horacio Jaunarena, Graciela Giannettasio, María Doga, Jorge Matzkin y Graciela Camaño.



La norma recuerda "la gravedad de la crisis" que atravesaba el país y sus efectos "en los mercados financieros, con un impacto importante para los ahorristas y depositantes, para las entidades financieras, y consiguientemente para la economía y para la sociedad en su conjunto".



Y completa que "por efecto de dicha crisis se retiraron depósitos del sistema financiero en forma masiva, lo cual llevó a establecer restricciones al retiro de fondos de los bancos a fin de evitar el quebranto del sistema y con ello la pérdida total para los ahorristas y depositantes".



El artículo 2 de la norma puntualizó que los BODEN 2012 estaban destinados a "los titulares de depósitos constituidos originalmente en moneda extranjera en entidades financieras que fueron convertidos a Pesos", a razón de 100 dólares por cada 140 pesos de "depósito reprogramado".



El BODEN 2012, emitido en dólares bajo ley nacional, pagó intereses por primera vez el 3 de febrero de 2003 y amortizó la primera cuota de capital el 3 de agosto de 2005.



Precisamente, la forma de amortización de este bono fue programada en ocho cuotas anuales, iguales y consecutivas equivalentes cada una al 12,50 por ciento del monto emitido, cuyo último vencimiento será el próximo 3 de agosto.

El decreto determinó que el interés de este bono sea a Tasa Libor a 6 meses de plazo, pagaderos por semestre vencido. El artículo 4 del decreto exceptuó del BODEN 2012 a los titulares de depósitos y a los cuotapartistas de Fondos Comunes de Inversión mayores de 75 años, a las personas que habían recibido indemnizaciones laborales y a aquellas que corrían riesgo de vida, que recibieron BODEN 2005.



Estos bonos con vencimiento más próximo también estuvieron destinados a los titulares de depósitos constituidos originalmente en moneda extranjera en entidades financieras con un saldo de "depósito reprogramado" de hasta 10.000 pesos, según el artículo 5 del decreto.