Miércoles, 1 Agosto, 2012 - 09:23

Se agrava el conflicto docente
Continúan los paros en Educación: ATECH convoca para martes y miércoles de la próxima semana

Es en continuidad a la medida de este lunes y martes. Responde al malestar docente ante "la intransigencia y negativa de Gobierno a cumplir con el convenio asumido en abril".

Lo informaron mediante un comunicado que expresa textualmente: "Luego de la última medida de fuerza docente cumplida, con un acatamiento contundente en todo el ámbito de la Provincia, y ante la intransigencia y la negativa del Gobierno para dar cumplimiento al compromiso que asumiera en el pasado mes de abril desde la cartera educativa –de blanquear el fondo estímulo al sueldo en blanco de los docentes con los sueldos de los meses de junio y julio-, la ATECH convoca a un nuevo paro de 48 horas para los días martes 7 y miércoles 8 de agosto del corriente año.



El Gremio ratifica su plena convicción de la viabilidad cierta que tiene el Gobierno de cumplimentar con el citado compromiso, destrabando en la coyuntura el conflicto que él mismo reinstalara, habida cuenta de que el dinero que debió comenzar en junio a incorporar al sueldo en blanco de los educadores es dinero presupuestado (existente con anterioridad).



Asimismo, la ATECH advierte una vez más que en modo alguno admitirá “volver a discutir” lo ya comprometido e incumplido por Educación, en el tema salarial para las definiciones correspondientes a una verdadera recomposición salarial para esta segunda parte del año, en razón de la inexistencia de alguna al día de la fecha y desde la última que obtuviéramos en agosto de 2011 (de un diez por ciento) frente a una inflación galopante de más de un 25 % así oficialmente reconocida.



A lo que una vez más debe agregarse que, nada tiene que ver con la recomposición salarial reclamada y adeudada, la irrisoria cuota de nomenclador pagada en marzo (de un 3 %, tres por ciento) y la del mes de agosto –prevista desde principios de año-.



El “flamante” anuncio gubernamental a través del Ministro de Educación de la Provincia, de continuar con el fondo estímulo como tal, desdiciéndose de todo compromiso firme que él mismo asumiera con la docencia en abril último, no hace más que agregar un nuevo ingrediente para la profundización del conflicto, subrayándose que hasta ayer, el propio funcionario venía señalando que está tomada la decisión de blanquear el famoso “fondo”, pero que solamente faltaba ponerle fecha (porque había incumplido con la fijada oportunamente).



Lo que ha hecho ahora es ponerle fecha para su continuidad, en una verdadera nueva afrenta a la dignidad de los trabajadores de la educación de la Provincia, además de, con el peor de los ejemplos para el alumnado chaqueño, hacer gala del incumplimiento de la palabra empeñada y de consolidar una estafa lisa y llana a la buena fe de los educadores chaqueños.



Los docentes no somos ni hipócritas, ni intransigentes ni irrespetuosos. Todo lo contrario. Más muestra de buena voluntad y de predisposición al diálogo expresada particularmente a través de la ATECH, para terminar teniendo estas “respuestas” de parte de nuestras autoridades, nos exime de mayores comentarios. O es que quienes tienen poder de decisión pretenden vivir de tregua en tregua para no dar ninguna respuesta, mientras los asalariados docentes nos vemos inmersos en una profunda crisis socioeconómica que intenta ser desmentida con anuncios, hechos y aseveraciones absolutamente irreales?.



El derecho social a la educación que sí defendemos los docentes a diario, debe de una buena vez y por todas garantizarlo el Estado desde lo que es irrebatible desde todo punto de vista: el presupuesto suficiente y adecuado para el sistema educativo y su distribución correspondiente,
que garantice sueldos dignos para los trabajadores de la educación, condiciones dignas de trabajo y estudio, y obviamente, infraestructura adecuada que no es la situación que tenemos en ninguna de esas cuestiones prioritarias a atender precisamente.



Deben llegar las partidas de sostenimiento a las escuelas que no se envían desde Educación, desde hace añares, y que por ende como siempre, siguen siendo sostenidas por docentes, padres y alumnos.



Deben pagar las partidas de comedores y refrigerios atrasadas considerablemente –en esta semana depositaron el 60 % de la partida de comedor correspondiente al mes de abril- (ya comenzamos agosto), y las escuelas siguen dando el servicio por los alumnos, mediante la confianza de los comerciantes de las respectivas localidades en los directivos y docentes que sacan la cara a diario para requerir les sigan fiando la mercadería.



Ni qué decir de la actualización adeudada que debe hacer el Gobierno de los montos de las citadas partidas, debiendo recordar por ejemplo que para la partida de refrigerio se asigna $ 0,79 (setenta y nueve centavos) por alumno, como para que cada uno concluya qué es lo que puede brindársele a cada chico por dicho monto.



Deben pagar las suplencias de colegas que comenzaron a trabajar en febrero último y que hasta hoy no han percibido sus respectivos sueldos.



Deben explicar a la sociedad en qué consistió el “aumento” de las asignaciones familiares –que además deben subrayar que no todos los trabajadores las perciben-, llevando por ejemplo de $ 3,50 (tres pesos con cincuenta) por escolaridad primaria a $ 5 (cinco pesos).



Las actualizaciones de los puntos correspondientes a los colegas secretarios de primaria e inicial tampoco las han abonado, lo que había comprometido el Ministro de Educación iba a efectivizarse con retroactividad a mayo último.



La ATECH ha denunciado ante el propio titular de la cartera educativa el trabajo en negro que están implementando de la cartera a su cargo con la “implementación en el aire” de la jornada extendida, haciendo trabajar una mayor carga horaria al correspondiente a los docentes por el mismo sueldo, porque como se hacen las cosas al revés, no se comenzó por la creación de los respectivos cargos dentro de la ley que rige el trabajo docente, y por ende no les realizaron las altas correspondientes a los docentes.



Situación que sigue sin respuestas desde Educación, y con la advertencia del Gremio a los colegas para que rechacen de plano este tipo de requerimiento desde las autoridades educativas.



En fin, la sociedad chaqueña en su conjunto podrá apreciar que es más que amplio el pliego de reivindicaciones llevado adelante por la ATECH, ante tanta mentira organizada por el Gobierno, particularmente desde el Ministerio de Educación", concluye el mismo.