Miércoles, 1 Agosto, 2012 - 07:52

Esquina, Corrientes
Nena de 12 años fue abusada por el padre, el abuelo y el padastro

Temen que pueda atentar contra su vida ante los continuos ataques sexuales ocurridos en diferentes episodios. Los tres hombres fueron detenidos.

Una niña de apenas 12 años fue sometida sexualmente por su padre, el padrastro y el abuelo en distintos episodios en un período de un mes en la localidad de Esquina. La menor se encuentra con asistencia psicológica y temen que pueda atentar contra su vida por la pesadilla que está atravesando.



Todo se inició a mediados de julio y fueron dos maestras las que decidieron recurrir a la Justicia al escuchar el conmovedor relato de la víctima. Con el avance de la pesquisa detuvieron al padre y tiempo después al padrastro. El pasado domingo fue aprehendido el abuelo paterno, acusado de haberla violado cuando la dejaron a su cuidado.



Fuentes judiciales informaron a El Litoral que el calvario de la menor se inició cuando en su casa ubicada en una zona rural de la ciudad de Esquina, fue sometida por el padre, un hombre de unos 40 años. Por miedo y las constantes amenazas, nunca tuvo el valor de contarle a la madre lo que estaba padeciendo. Por problemas de convivencia, el matrimonio se disolvió y la mujer decidió buscarse otra pareja. Inició una relación con un sujeto de unos 70 años. El tormento por el que atravesaba la niña parecía haber llegado a su fin. Sin embargo se convirtió en la víctima del padrastro. Mediante amenazas, el hombre abusó de ella en diferentes oportunidades cuando se quedaban a solas.



La pequeña ultrajada intentó continuar su vida pero no pudo ocultar su tristeza. De acuerdo a la pesquisa, en uno de los recreos en la escuela donde asistía dio a entender que fue abusada. Esa información llegó a oídos de las maestras, que preocupadas por la situación indagaron a la alumna.



La menor contó detalles de las vejaciones que sufrió y las docentes no dudaron en recurrir a la Justicia. Con el acompañamiento de un Asesor de Menores decidieron denunciar el caso. Sin embargo mantuvieron una entrevista con la madre de la niña, quien se mostró sorprendida por todo lo acontecido.



La víctima fue examinada por un grupo de profesionales que constataron las lesiones sufridas. Incluso un psicólogo determinó que la menor no estaba fabulando, ya que fue muy clara y precisa al hablar de los ataques sexuales padecidos en el ambiente familiar.

Por orden del juez en turno se llevó a cabo la detención del padre de la niña. Fue apresado en su casa y optó por no declarar. Tras los trámites judiciales quedó detenido en la comisaría de Esquina.



Días después se liberó la orden de arresto para el padrastro de la menor. Un grupo de efectivos se trasladó hasta su vivienda pero no lo halló. El hombre se entregó días después de manera espontánea en el Juzgado de Instrucción.



Con el arresto de los dos depravados, parecía que la niña podría iniciar un tratamiento para poder superar lo vivido, pero otra vez fue víctima de un ataque sexual. El domingo, su madre concurrió a visitar al padre de la menor que está alojado en la dependencia policial. Para resguardar a su hija, la mujer le pidió a su suegro que la cuidara por unas horas. Finalizado el horario de visita, la señora regresó a buscar a su hija. El comportamiento de la pequeña le llamó la atención y tras preguntar varias veces, ésta le confesó llorando que había sido abusada por el abuelo. Juntas caminaron hasta la comisaría y denunciaron el hecho. Un médico de la Policía examinó a la menor y constató las graves lesiones que el depravado le provocó.



De inmediato se dispuso el arresto del hombre de unos 57 años, que fue alojado junto con su hijo en la dependencia. Los tres detenidos están acusados de abuso sexual con acceso carnal.
Fuente: 
Radio Sudamericana