Martes, 31 Julio, 2012 - 16:08

En El Impenetrable
Supervisaron la construcción de centros comunitarios y viviendas

Recorrieron los Centros Integradores Comunitarios –CIC- que se ejecutan en Wichí y El Sauzal, y en el paraje El Simbolar, la construcción de 10 viviendas.

El vocal del Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda –IPDUV-, Fredi Carauni, realizó entre el lunes y martes una amplia recorrida por parajes del Impenetrable chaqueño donde se ejecutan obras en el marco del Programa de Integración Sociocomunitaria.





En primer término, el vocal del Instituto de Vivienda, acompañado por un equipo técnico del organismo, recorrió los CIC que cooperativas de trabajo construyen en Wichi y El Sauzal, edificios que en pocas semanas más estarán en condiciones de ser inaugurados para convertirse en centros de referencia para las cientos de familias aborígenes que viven en la zona.



Luego se trasladó al paraje El Simbolar, donde están en ejecución 10 viviendas destinadas a grupos originarios, donde los prototipos están adaptados a las necesidades de los mismos. En cuanto a las viviendas construidas por las cooperativas en la toda la provincia, Carauni dijo que más de 600 unidades fueron terminadas, 530 están en construcción y otras 500 a iniciar. Las obras las ejecutan 150 cooperativas, generando 2400 puestos de trabajo de manera directa.



El vocal del IPDUV destacó que "la provincia del Chaco es una de las que mejor viene trabajando con los programas habitacionales a través de cooperativas, situación que se ve reflejada en la cantidad de viviendas construidas". Además, el funcionario valoró "el positivo impacto que genera la mano de obra proveniente de las cooperativas de trabajo, las cuales en los últimos años han demostrado un fuerte compromiso para materializar los programas nacionales incluidos en el Programa de Integración Sociocomunitaria".



Carauni explicó que “los programas a través de cooperativas nos brindan un panorama ampliamente positivo, porque la gente puede recibir una remuneración por la realización de un trabajo digno como ser la construcción de viviendas, centros comunitarios y pavimento urbano”. En esta misma línea, el funcionario indicó que "los cooperativistas que ejecutan obras son mayoritariamente jefes de hogar desocupados, que tienen la posibilidad de llevar el pan de manera digna a sus hogares y de aprender un oficio".