Lunes, 30 Julio, 2012 - 21:09

Su huella no fue reconocida por el sistema
"Me cargaron como barrabrava", bromeó Cristina

La presidente no puede entrar a las canchas de fútbol porque el nuevo sistema para prevenir la violencia en los estadios no reconoció su huella.

Con bombos y platillos, el gobierno anunció en la Casa Rosada la implementación del SUBED (Sistema de Acceso biométrico para espectáculos deportivos) con el objetivo de evitar el ingreso de aquellas personas que tengan causas judiciales, antecedentes de violencia o vedados por los propios clubes. El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, impulsor de la medida, fue el primero que probó el lector de huellas cargado en una de las 100 notebooks que serán destinadas al plan.



Sin embargo, el aparato no lo habilitó. "Me cargaron como barrabrava", comentó el ministro ante una presidenta que no podía contener la risa por el blooper de su funcionario.



Entonces, la jefa del Estado apoyó su dedo. El lector no reconoció la huella. Insistió varias veces y la máquina siguió sin dar respuesta.



Randazzo llamó al experto en el software y volvieron a probar, y a fallar.

"Me dice que tiene baja calidad mi huella, éste no dura ni cinco minutos", comentó risueña Cristina Fernández ante la mirada inquieta de Randazzo y del "experto" que, muy nervioso, intentaba resolver el problema.



Nuevos intentos y nuevos fracasos. La huella presidencial seguía sin ser reconocida.

"Ahora me dice que tengo mucha crema en las manos, así no puede ser", dijo la Presidenta y pareció darse por vencida, ya que se retiró y se dirigió al estrado para pronunciar su discurso.



Pero no se olvidó del aparato: Terminado su mensaje, anunció que volvería a probar.

Así lo hizo; con un pañuelo de papel limpió sus manos para retirar "la crema" pero, Oh sorpresa!, la huella presidencial nunca fue reconocida.



Conclusión: Cristina Fernández no está autorizada a entrar a las canchas de fútbol.
Fuente: 
Agencia DyN