Lunes, 30 Julio, 2012 - 14:31

Beneficiaría a 65 mil resistencianos
Provincia construirá el conducto pluvial Laprida, 78 viviendas y un Pozo de Bombeo Cloacal

Corresponde a la segunda etapa del proyecto del Desagües Pluviales. La obra que comenzará en días, demandarán una inversión de $ 30 millones.

Se pretende dotar a Resistencia de infraestructura básica para su desarrollo urbano y social, por ello el gobernador Jorge Capitanich firmó este lunes el contrato -correspondiente a la segunda etapa de los Desagües Pluviales- que contempla las obras del Conducto Pluvial Avenida Laprida, el Pozo de Bombeo Cloacal y la ejecución de 78 viviendas.



El inicio de la obra está previsto para principios de agosto de este año, implica una inversión de $29.747.760 y beneficiará a 65 mil habitantes de la zona este de Resistencia.



En la oportunidad, acompañaron al primer mandatario, el ministro de Desarrollo Urbano y Territorial Gustavo Martínez, y el jefe Ejecutivo de la Sub Unidad de Obras y Programas Especiales (SUOPE), Guillermo Monzón.



En primer lugar, el gobernador explicó que la ejecución de estas obras obedece a una estrategia de intervención urbano – ambiental
de la cuenca Laguna Prosperidad – Los Lirios, que tendrá un inversión total de 68,5 millones de pesos para las tres etapas. El conjunto de obras enmarcadas en los programas de prevención contra inundaciones del área metropolitana, incluye las obras de
carácter estructural: Estación de Bombeo de Soberanía Nacional, Cuenca Clayton
y Los Hacheros. Sumando las obras de la estación de bombeo de Laguna Prosperidad y la ejecución del Parque Urbano
alcanza
un total de inversión de 190 millones de pesos.



Asimismo, Capitanich adelantó que las obras mencionadas se complementarán con una estrategia de intervención urbana integral que incluye: redes de agua
potable, cloacas, ampliación del tendido de redes eléctricas, alumbrado público, sendas peatonales, recuperación de bordes de la laguna e incremento de espacios verdes.



La nueva estrategia de intervención integral urbana prevé la participación coordinada de varios organismos públicos, entre ellos: APA, IPDUV, SECHEEP, SAMEEP, SUOPE, Vialidad Provincial y la Subsecretaría de Obras
Públicas de la Nación.



El gobernador comentó que el proceso de intervención urbano – territorial contempla varios aspectos claves como la línea de rivera, la relocalización de familias, la construcción de viviendas dignas y toda la infraestructura de servicios (red de agua potable, cloacas, regularización dominial y urbanización).



LAGUNA AVALOS Y SISTEMA LACUSTRE DEL ÁREA METROPOLITANA


En el marco de la ejecución de obras estructurales para el área Metropolitana, Capitanich adelantó que resta sólo la etapa correspondiente a las obras de Laguna Ávalos, cuyo proceso licitatorio comenzaría en septiembre. Las mismas, financiadas a través del Banco Mundial, resolverán la problemática de
la acumulación de aguas pluviales en toda la zona metropolitana de Resistencia.



Además, comentó que a partir de encuentros con funcionarios nacionales –Eduardo Bertolozzi, titular del ENHOSA y José López, secretario de Obras Públicas de Nación- se avanzó en un plan de obras para intervenir en el sistema lacustre del área metropolitana, que comprende unas 20 lagunas.



Por último, Monzón señaló que todas las obras antes mencionadas tienen como objetivo principal el saneamiento socio-ambiental integral en toda la cuenca. Las mismas se encuentran enmarcadas en un proyecto de intervención de la zona este de Resistencia que a su vez, corresponde a un convenio rubricado entre el Banco Mundial y el Ministerio de Planificación Federal.



“Esta obra
beneficiará a más de 65.000 habitantes, aportando infraestructura de desagüe pluvial y recreación con equipamientos adecuados aprovechando el potencial paisajístico de la laguna”, subrayó Monzón. Y agregó: “Se revalorizarán también los inmuebles y se potenciará esta zona con la que que debemos aprender a convivir e incorporarla a la ciudad”.