Lunes, 30 Julio, 2012 - 13:37

Las dietas más extrañas de los deportistas olímpicos

Aunque parezca extraño, no todos los atletas tienen una dieta equilibrada de alimentos. Algunos sólo comen batatas o carne de caballo. Aquí, los más excéntricos.

Los atletas no nacieron simplemente con genes olímpicos: su camino a la cima está determinado por años de entrenamiento y acondicionamiento y, en gran parte, también por su nutrición. No obstante, esto no quiere decir que todos los atletas basen sus comidas en la clásica pirámide alimenticia.



Como cada uno tiene sus propias necesidades nutricionales y sus gustos particulares, por eso acá van algunos ejemplos de las dietas que están teniendo lugar en Londres durante estos Juegos Olímpicos:



Michael Phelps: comida chatarra

La alimentación del nadador estadounidense que lleva ganadas 37 medallas olímpicas nos ayuda a entender por qué es tan difícil vencerlo: consume más de 8000 calorías por día. Y gran parte proviene de McDonald’s.



Usain Bolt: a pura batata


El corredor jamaiquino, conocido como el humano más rápido del mundo, come batatas, batatas y más batatas, en un gran número de preparaciones como estofados, sopas y pasteles. Eso sí: no cualquier batata, sino solo las traidas de Trelawny, su ciudad natal en Jamaica. Su dieta no es un capricho. Las batatas tienen altas cantidades de alcaloides y esteroides naturales, muy útiles para su rendimiento.



Michael Arnstein: frugívoro

También de Estados Unidos, el maratonista es apodado “the fruitarian” (el frugívoro, en español) pues se alimenta únicamente de frutas y verduras crudas.



Jonathan Horton: miel de abejas

Gimnasta miembro del equipo de Estados Unidos, dispara su azúcar en sangre comiendo miel directamente del tarro y en grandes cantidades.



Hiroshi Hoketsu: viejo sabio


Este atleta japonés, el más viejo en los Juegos Olímpicos de Londres, con 71 años, y el segundo atleta olímpico más viejo de la historia en competir (compite en equitación), no tiene absolutamente ningún control sobre su alimentación. Simplemente come lo que se le antoja.



Yeon-jae: una comida al día

Esta gimnasta de Corea del Sur, en cambio, debe ser la deportista con la dieta más estricta de la Villa Olímpica: su peso es controlado hasta el último gramo y el desayuno es la única comida que ingiere durante el día.



Por útlimo, el equipo olímpico de Kazajistán tiene una dieta rica en proteínas provenientes de salchichas de carne de caballo. Desafortunadamente, este año se les presenta un gran desafío a la hora de comer, ya que Gran Bretaña tiene muy controladas las importaciones de ese tipo de carne.
Fuente: 
Planeta Joy