Lunes, 30 Julio, 2012 - 08:48

El ex apoderado de Madres, contra todos
Schoklender dijo que Néstor y Cristina sabían sobre el cobro de sobornos en obras públicas

Precisó que las coimas "no se las quedaba ellos", sino que las empleaban para "aceitar la maquinaria electoral".

El ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Sergio Schoklender aseguró que "Néstor y Cristina (Kirchner) sabían" sobre el cobro de sobornos a las obras públicas, aunque precisó que "no es que las coimas se las quedaban ellos" sino que se empleaban "para aceitar la maquinaria electoral" porque "la política es muy cara".



Asimismo, denunció que el viceministro de Seguridad, Sergio Berni, "es lo más corrupto que hay" y recordó que "cuando ocurrió lo de Tartagal (un alud que, en 2009, arrasó parte de la ciudad salteña), fue a negociar con el intendente" Sergio Leavy (luego destituido) porque él "estaba a cargo de las emergencias nacionales".



"Le dijo que firmara como que le entregaba 100 (millones) de ayuda y recibió 20. El resto nunca llegó", aseguró.



En una entrevista publicada hoy por el matutino porteño La Nación, Schoklender destacó que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, "es incorruptible". "Sólo firmaba algo si recibía la orden directa de Néstor o de Cristina. Es un verdadero cuadro, un soldado. Cuando termine en la función pública, volverá a su casa y a su unidad básica. Es el único", manifestó.

Además, indicó que "en la Fundación hubo una maniobra de (el vicepresidente Amado) Boudou y de (el senador) Aníbal (Fernández), y la vaciaron de propiedades, de maquinarias". "Faltan 130 millones de pesos. Renegociaron contratos que se transfirieron a empresas vinculadas con López y los obreros pasaron al Evita", apuntó.

Cuando se le preguntó sobre sus denuncias de "sobornos por todos lados" y si se trataba de un "robo para la corona", respondió: "Cristina y Néstor sabían. Pero la mecánica es perversa".

"No es que las coimas se las quedaban ellos. Si no que era para pagarle los sobresueldos al staff, para aceitar la maquinaria electoral, para pagarles a los medios. La política es muy cara", continuó.



Consultado sobre si la entrega de la obra pública "es tan discrecional como se sospecha y denuncia", contestó: "Por supuesto. Se licitan los planes según la cara (del gobernador) y las posibilidades de retorno. Todos los planes de obras se utilizan como herramienta electoral".

"Una vez planteé que era posible erradicar las villas 31 y 31 bis en siete meses. Pero Néstor me prohibió meterme, para que fuera un problema que le quedara a (Mauricio) Macri", agregó.



Dijo que "la obra pública tiene rigurosamente un 15 por ciento de retorno, que el Estado paga el principio como anticipo de obra. Por eso es que todos los demás pagos los envía la Nación a cada provincia, pero el anticipo se entrega directo a cada empresa".

Precisó que los sobornos se pagan "en efectivo, ahí en las oficinas de los funcionarios", aunque afirmó no haber pagado "nunca. Ese fue mi primer problema. Pero como yo no pagaba el 15 por ciento de coima a nadie, lo destinaba a las obras".



Schoklender estuvo detenido entre mayo y junio de este año acusado de ser jefe de una asociación ilícita destinada a desviar fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

Además, fue condenado por la Justicia por matar a sus padres junto a su hermano Pablo en su departamento del barrio porteño de Belgrano, en mayo de 1981.
Fuente: 
Agencia DyN