Lunes, 30 Julio, 2012 - 10:10

Reporte de la semana
A la cama con una sonrisa

La Bienal vista con los ojos de un enamorado. El "anunciómetro" de baja intensidad y el "inaugurómetro". Ley-placebo, el millón de pesos y CFK.

En un elogioso artículo sobre la Bienal 2012, Leandro Ferreyra, del suplemento "Ámbito del Placer", dice que "basta con poner un pie fuera del aeropuerto de Resistencia para comenzar a desentrañar un patrimonio cultural sin precedentes". Recomienda que cada uno elija "de qué forma prefiere transitar la ciudad" para ver las cerca de 550 esculturas desparramadas por las calles del famoso y autopromocionado museo a cielo abierto que tenemos, que somos.



Pero como si una culpa secreta le hiciera cosquillas, el sibarita lanza una frase inquietante: "Chaco ya no es sólo una provincia de contrastes".



Los contrastes que seguramente vio cuando puso un pie fuera del aeropuerto pero que prefirió no nombrar, nos los regala el INDEC: el Gran Resistencia tiene casi el doble de hogares pobres que la media nacional (9,9%) y está unas décimas por encima en lo que respecta a hogares indigentes (2%).



Y si es buena la noticia de que esos hogares a principios de 2010 eran el 15% y el 5,6% respectivamente (el milagro de la Asignación Universal por Hijo), lo es mucho más saber que para no ser indigente un adulto necesita $ 220,60 por mes, y para no ser pobre, $ 487,85. Con eso puede comprar una canasta de alimentos con 18 kilos de harina contando papas y batatas. La dieta también incluye mucha azúcar, gaseosas y juguitos para diluir, y ya se la criticó por su alto contenido calórico y bajo contenido nutricional.



Pero tanta azúcar en sangre, como la que nos dejó la semana precedente (el milagro de la Bienal), tarde o temprano se consume. Allí va Ferreyra picoteando el costado bucólico de las ciudades turísticas. Adiós Ferreyra. Aquí nosotros, dejando atrás una semana compleja y poniendo nuestra mejor cara para otra que se las trae.



- - - - -



El "anunciómetro" y el "inaugurómetro" son herramientas políticas complementarias. Lo que podríamos llamar "el dicho" y "el hecho". Hasta no hace mucho, la distancia entre una idea y su multiplicación mediática era comparable a la distancia entre una idea y su realización: o sea, un camino largo y difícil. Eso cambió con las nuevas plataformas de comunicación. En un contexto en el que cualquier vocablo es noticiable, una idea a medio cocinar puede ser un bálsamo en el medio de tanto tweet y posteo en Facebook.



Jorge Capitanich suele usar todos los recursos disponibles. Los lunes pone primera y arranca con el anunciómetro (hoy, sin ir más lejos, firmará el contrato para el conducto de desagües de avenida Laprida, para la construcción de 78 viviendas y la finalización de la red cloacal y parque urbano en Villa Prosperidad). Pero cuando el anunciómetro se prende el viernes (el  jueves ya había batido su propio récord Guinness con su kilométrica conferencia de prensa) da la impresión de que quisiera mandarnos a la cama con una sonrisa en los labios.



Eso pareció el viernes pasado cuando presentó dos promociones industriales que representaban apenas 20 puestos de trabajo. Dio la sensación de que los anuncios monumentales de otros tiempos se habían quedado trabados en la Aduana de Guillermo Moreno.



En la conferencia del jueves (es decir, antes de ese goteo de logros, de ese anunciómetro de baja intensidad), el Gobernador nos regalaba el siguiente pensamiento: “Pareciera ser que el Estado es una entelequia aristotélica que solamente puede ser susceptible de financiamiento con recursos atmosféricos”. Claro, para resolver el déficit previsional, si no hay armonización, habrá que emitir bonos de deuda o ingeniárselas. Salvo que por "recursos atmosféricos" se entienda la venta de meteoritos.



Quedaban oscuranteces relevantes por exorcizar (el cierre de la Bienal y el Rally, bien organizados, serían la frutilla del postre). Mencionamos dos entre las más relevantes: la aprobación de la Ley de Biocidas y el reclamo de $ 1 millón (o varios, según se lo mire) por parte de los cinco ministros del STJ.



BIOCIDAS

La primera, criticada por propios y extraños y celebrada por el peronismo, no parecía de gran impacto en la capital y no se discutió mucho fuera del Recinto, pero lo era para los productores y para los pobladores cuyas vidas lindan con los emprendimientos agrícolas de todo el Chaco. A uno y otro lado de la frontera del Frente Chaco Merece Más, Fabricio Bolatti y Carlos Martínez la calificaron como un retroceso; sus cultores, en cambio, le pusieron todas las fichas al organismo de aplicación: el Súper Ministerio de Planificación y Ambiente (Raúl Codutti tendrá la tarea de cerrar todas las puertas que la ley dejó abiertas). Y para que su promulgación sea prolija, Capitanich habrá de remarla con sus cuadros técnicos. No es cuestión de volver a quedar, tras una asonada de parlamentarismo mediocre, en el ojo de la tormenta de ambientalistas y jueces garantistas que adviertan las consecuencias del poco respeto que la Legislatura chaqueña parece mostrar ante problemas que el mundo aborda con más seriedad.



LA TOGA

En cuanto al reclamo del Superior Tribunal, el mandatario se ocupó el jueves de desactivarlo conceptualmente, lo que no significa que tenga razón. "Acá nos conocemos todos", dijo en un par de ocasiones, y sostuvo que el millón de pesos de más o de menos no era la cuestión de fondo. Más bien, según su interpretación, se trataba de la incapacidad por parte del Alto Cuerpo de lidiar con los conflictos: lo más fácil era distribuir la carga. Los magistrados no opinaban lo mismo y le hicieron un piquete de papeles que habrá enojado a unos cuantos: la suspensión de términos y audiencias judiciales en toda la provincia, el miércoles, jueves y viernes. Este martes a las 17, cuando se vean las caras con el Gobernador, sabremos si la toga es más fuerte que el bastón, si al revés, o si la solución está en el diálogo.



LA BASURA

Habrá otra iniciativa fundamental para el medio ambiente y para el futuro, impulsada por el titular del Legislativo, Eduardo Aguilar, y por Capitanich: la ley que define la disposición final de residuos sólidos urbanos en toda la provincia, que casi se cae el miércoles por distracciones y el larguísimo debate de los biocidas. Ya fue votada en general y resta la aprobación de su articulado. Aunque parezca un tema menor, se trata de esas leyes que si están bien elaboradas constituyen un antes y un después. Tal vez estemos en el camino de ser una provincia productiva pero también ecológica.



CFK


El entusiasmo hay que irradiarlo todos los días y todos saben que Capitanich es un entusiasta. Antes tendrá que seguir negociando con los docentes, reuniéndose con los judiciales y repitiéndose en argumentos circulares con los sindicatos del sector público por la deuda previsional, pero el martes 7 de agosto prenderá, después de bastante tiempo, el inaugurómetro grande, el de motor de 12 cilindros. Junto a la presidenta Cristina Fernández pondrá oficialmente en marcha, en Pampa del Indio, el Complejo Intercultural Bilingüe, con 4 mil metros cuadrados y la expectativa de que unos mil estudiantes se formen en sus aulas.



Capitanich mostrará gestión y con suerte el "minuto a minuto" de los índices de popularidad de la mandataria, que se nutre de la energía y la buena onda de sus amigos, se traducirá en un flujo algo más aceitado de recursos para estos pagos. Porque últimamente pareciera que todos los problemas del Chaco son, precisamente, problemas de pagos.



(*) De la Redacción de Diario Chaco.