Sábado, 28 Julio, 2012 - 18:19

En el Domo del Centenario
Una multitud aplaudió de pie a la Camerata Bariloche

El cuarto concierto del Ciclo de Música Clásica formó parte del programa cultural de la Bienal 2012.

Fue ante un repleto Domo del Centenario, que premió la brillante ejecución del programa integrado por obras de Mozart, Bellini, Mendelssohn y Astor Piazzola.



En un Domo del Centenario colmado y en el marco inigualable de la Bienal de Escultura 2012, el Ciclo Anual de Música Clásica tuvo en la noche del viernes su cuarto concierto con la presentación de la inigualable Camerata Bariloche. Mil personas aclamaron a la consagrada orquesta argentina, que interpretó obras de enorme sentir popular en el cierre, ejecutando clásicos como “Adios Nonino”, del inolvidable Astor Piazzola.



El concierto fue incluido como uno de los puntos destacados del programa cultural de la Bienal. Y, al igual que los anteriores en el Complejo Cultural Guido Miranda, éste también fue con un lleno total aunque en un auditorio con el doble de capacidad.



De esta manera, el Instituto de Turismo del Chaco, junto al Instituto de Cultura, siguen apostando por la llegada a Resistencia de grandes representantes de la música clásica, en busca de posicionar a la capital provincial como eje cultural del Litoral argentino.



En la noche del viernes, la Camerata abrió el concierto con la ejecución del “Divertimento K137”, de Mozart, que fue el toque inicial para sorprender a la audiencia con el gran nivel musical. La segunda interpretación fue el “Concierto para oboe y cuerdas” de Vincenzo Bellini, donde el maestro Andrés Spiller -uno de los mejores oboes del mundo-, con un elegante acompañamiento de la orquesta, se lució con tocando con notable armonía.



Párrafo aparte para el cierre de la Primera Parte del programa, con la ejecución del “Concierto para violín en re menor”, de Felix Mendelssohn, en la cual el concertino chileno Freddy Varela demostró un virtuosismo y una técnica sensacional.



SEGUNDA PARTE Y OVACIÓN

En la segunda parte, dedicada íntegramente al maestro Astor Piazzola, la Camerata interpretó los clásicos que la han hecho reconocida en todo el mundo: “Adiós Nonino”, “Fuga y Misterio”, “Oblivión”, “La Muerte del Ángel”, “Escualo” y Decaríssimo”, todas disfrutadas y ovacionadas con entusiasmo por el público.



La Camerata Bariloche, a lo largo de su trayectoria, ha recibido una infinidad de distinciones, consagrándose como el mejor conjunto de cámara en la historia de la música nacional. Es que realizó más de 2.500 conciertos en las salas más importantes del mundo. En esta oportunidad, su tercera visita al Chaco, estuvo integrada por dieciocho músicos de primerísimo nivel que deleitaron al público asistente al Domo del Centenario.



El Ciclo de Música Clásica continuará en el mes de septiembre, con la actuación de “Fra Tenori”, el cuarteto lírico de tenores tucumanos integrado por Fernando de la Orden, Miguel Marengo, Monchi Poliche y Blas García.