Sábado, 28 Julio, 2012 - 09:57

Investigan vínculo con piratas del asfalto
Nene decapitado en Moreno: crece hipótesis de ajuste mafioso

Se confirmó que era hijo del comerciante Domingo De Palma, encontrado el martes pasado, asesinado, despedazado y escondido en un tanque con cal.

El cadáver de Marcos De Palma, el nene de 6 años que estaba desaparecido y cuyo padre fue encontrado asesinado dentro de un tanque con cal en Moreno, fue hallado este viernes, decapitado y semicalcinado en un descampado. Ahora se investiga si ese doble homicidio está vinculado a una venganza de una banda de piratas del asfalto.



El cadáver del nene fue hallado esta mañana dentro de una bolsa abandonada, también en un descampado de la ciudad de Moreno (al oeste del Gran Buenos Aires), a solo diez cuadras de donde el martes pasado se había encontrado el cuerpo destrozado de Domingo De Palma, de 57 años.



Se cree que el nene fue asesinado hace 72 horas y el cadáver -decapitado, sin manos y semicalcinado- fue reconocido por su hermana por la ropa y unas cicatrices que tenía en un brazo, confirmaron a DyN fuentes del caso.



Así se robustecía la hipótesis de un ajuste de cuentas: De Palma tenía antecedentes penales y un hijastro fue arrestado en las últimas horas vinculado a un robo concretado por piratas del asfalto.



Las autoridades judiciales y policiales están enfocando las pesquisas a la alternativa de que De Palma haya sido asesinado en un ajuste de cuentas entre grupos de delincuentes, a partir de la posibilidad del incumplimiento de un acuerdo o de que se haya quedado con dinero que no le pertenecía, indicaron voceros.



Pero no está claro entonces qué pasó con el nene: si fue testigo de la suerte que corrió su padre y se "deshicieron" de él, o si el niño fue usado por los delincuentes para obtener información de su padre.



Ahora, el caso De Palma parece también estar vinculado con un ajuste mafioso relacionado con la piratería del asfalto.



Tanto Domingo De Palma -dueño de un negocio de grúas- como el nene estaban desaparecidos desde el 9 de julio pasado, cuando la hija del comerciante se presentó en la comisaría próxima a su casa para denunciar el hecho.



La mujer habría denunciado además que faltaban el DNI del nene y ropa y también habría mencionado un viaje a las termas de Río Hondo (Santiago del Estero).



El martes pasado, el cuerpo de De Palma fue encontrado con un balazo en la cabeza dentro de un tanque de metal, tapado con cal, aunque se cree que su muerte databa de unos días antes de su desaparición.



Nada se sabía entonces de la suerte que había corrido el chico hasta hoy, cuando en un terreno ubicado en las calles Del Cañón y Centenario, a 300 metros del Camino de la Ribera y el Río Reconquista, un nene que jugaba con su perro descubrió una bolsa de residuos y corrió a avisar a su familia, que llamó a la policía.



Es que se trataba de parte del cadáver de un niño: le habían seccionado la cabeza y las manos y habían iniciado una fogata con la clara intención de evitar que pudiera ser reconocido.



Por eso, la identificación que inicialmente se hace con huellas dactilares o piezas dentales, se dificultó en un primer momento.



"Hay algunos indicios que nos podrían indicar que es él (Marcos De Palma) -admitió el subsecretario de Política Criminal de la provincia, César Albarracín-. Tenemos una pista muy firme en investigación, que seguramente en las próximas horas las diligencias nos van a permitir dar con los autores del hecho. Aparentemente se trata de un ajuste de cuentas mafioso".



Recién al anochecer, fuentes del caso confirmaron que al nene lo habían identificado por su ropa y cicatrices.
Fuente: 
Perfil