Viernes, 27 Julio, 2012 - 08:17

Bienal 2012 "La Profecía"
El escultor colombiano fue el primero en finalizar su obra y los jurados afirman que será una difícil elección

Fernando Pinto, fue el primero en finalizar "Espejos" en una jornada con distintas actividades. Los jurados destacaron el nivel de las obras.

La primera escultura fue creada en base al siguiente concepto: "En los poblados Indigenas antiguos de la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia, existen grandes piedras ancestrales, que se caracterizan por tener diferentes perforaciones como cuencos de diferentes tamaños. En las noches estrelladas los magos o chamanes llenan estos cuencos de agua y observan qué estrellas se reflejan en ellos, dependiendo de la posición de la bóveda celeste pueden predecir cosechas o acontecimientos en la vida de la comunidad y de las personas". Con el trabajo ya terminado, Fernando Pinto tiene el tiempo para recorrer la ciudad de las esculturas.



JURADO CHILENO JOSÉ VICENTE GAJARDO "VA A SER COMPLEJO PORQUE HAY OBRAS MUY INTERESANTES"

Lo aseguró el jurado oriundo de Chile, José Vicente Gajardo, quien junto a sus pares de Costa Rica y Venezuela comenzó este jueves a analizar cada una de las doce obras que compiten en esta Bienal Internacional de Escultura 2012. Destacó la posibilidad que el público también pueda votar por su obra favorita: "esto es una determinación muy democrática".



“He estado observando y por el tiempo que falta y por lo que llevan hecho, esto va a terminar muy bien. Ya están las obras resueltas en su mayoría, las formas aparecen. Va a ser complejo porque hay obras muy interesantes”, reflexionó Gajardo.



El jurado chileno destacó la participación del público y que hasta los niños que concurren tengan la oportunidad de elegir. “Todos tienen derecho a votar y eso me parece muy interesante”, precisó. Y aseguró que “esto es una determinación muy democrática, que me parece muy interesante porque es la manera también de involucrar a la comunidad”.



“No es un proyecto que se hace de espaldas a la comunidad, todos tienen derecho a voto y eso hace que tengan un conocimiento a priori, de primera mano, por lo tanto eso lo hace respetar también las obras porque saben precisamente cómo nacen, cómo se desarrollan y cómo se emplazan”, abundó José Gajardo, quién junto al costarricense Carlos Poveda y el venelozano Carlos Medina tendrán la ardua tarea de escoger a una entre las doce obras en competencia.



EL OJO DEL JURADO


Sobre los elementos que tiene en cuenta un jurado a la hora de elegir una obra, el chileno explicó que “la escultura tiene un lenguaje, un abecedario”. Y así lo definió: “lo que nosotros hacemos como escultores es ver cómo se aplicó ese lenguaje, ese abecedario, y cuál es el contenido de las obras”.

“Es complejo esto de elegir”, confesó Gajardo, y detalló que “uno parte primero de la escultura, qué es la escultura. Por lo tanto hay que entrever ahí la capacidad creativa, hacia dónde se dirige el contenido, la fuerza, el juego de textura, de concavidad, convexidad. Es un conocimiento, y cómo se maneja ese lenguaje, eso es lo que interesa”.



JURADO CARLOS MEDIDA: "SER JURADO DE LA BIENAL ES UN TRABAJO INVESTIGATIVO ARDUO"

El artista venezolano, Carlos Medina, forma parte del prestigioso jurado de la Bienal Internacional de Esculturas del Chaco. Tendrá el duro trabajo de seleccionar a las mejoras de las 12 obras en mármol travertino que están siendo talladas en el MusEUM del Domo del Centenario por escultores de todo el mundo.



Consultado sobre qué tomará en cuenta a la hora de evaluar las esculturas, Medina comentó que se valoran varios puntos al mismo tiempo. “Son muchos elementos que cada uno de los jurados interpretamos para dar un juicio crítico. Se analiza la originalidad del trabajo, la contemporaneidad del mismo y la vanguardia”, afirmó.



“Es un trabajo investigativo bastante arduo donde se pide todos los trabajos realizados por todos los artistas, se los estudia y también se estudia la obra in situ que se está realizando. De ahí, se dicta un veredicto”, explicó.



Medina recordó que hace 19 años estuvo del otro lado. “Me dieron el premio en el Primer Concurso Iberoamericano que se hizo acá en el ’93 y en esa oportunidad también había un jurado de lujo”, contó.

Por otra parte, consultado respecto de cómo se valora en el campo artístico mundial a la Bienal de Escultura del Chaco, Medina aseguró que es muy conocida y bien considerada. “Fabriciano ha hecho un enorme trabajo de hormiga. Creo que a él y a su equipo se debe todo esto que está sucediendo. El concurso ha recibido una gran promoción a nivel internacional, ahora impulsado por los medios masivos nuevos”, señaló.



Medina nació en Barquisimeto, Venezuela, en 1953. Cursó estudios de Arte Puro e Historia y Filosofía del Arte, en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas de Caracas. Vive y trabaja en Carrara, Italia, donde participa de la cátedra de pintura en la Academia de Bellas Artes.



En Venezuela, es reconocido con todos los premios que se otorgan a la escultura venezolana, destacando el gran premio del Salón Michelena. Expone en todos los museos nacionales entre las cuales destacan el Museo de Bellas Artes de Caracas, y tres exposiciones en Museo de Arte Contemporáneo de Caracas. Tiene una importante trayectoria en Simposios, Bienales y Talleres Internacionales de Escultura, así como en el desarrollo de proyectos y obras urbanas monumentales.