Jueves, 26 Julio, 2012 - 19:09

Una jornada con la Justicia paralizada
El STJ anunció ajustes "para seguir funcionando" y ratificó su reclamo al Ejecutivo por deudas presupuestarias

Capitanich declaró que las partidas de la Justicia provincial son de las más altas de la Argentina, pero el STJ insistió en el reclamo financiero. En tanto, asociaciones de abogados piden urgente solución al tema y los gremios paran.

La presidenta, María Luisa Lucas, y ministros del Superior Tribunal de Justicia, se reunieron esta mañana en acuerdo extraordinario, para considerar como único punto la situación financiera del Poder Judicial y definir acciones al respecto.



Así, durante el acuerdo, y “en uso de las facultades constitucionales que le competen, reafirmando su inviolabilidad funcional e independencia frente a los otros poderes del Estado (art. 151 de la Constitución Provincial)”, el Alto Cuerpo consideró la necesidad de “exigir al Poder Ejecutivo el cumplimiento de sus obligaciones financieras para con el Poder Judicial”.



La medida fue dispuesta a raíz de “los informes técnicos brindados por la Dirección General de Administración respecto a las remesas de las asignaciones de fondos por parte del Poder Ejecutivo (en la que) se constata la falta de transferencias del total comprometido en dichos conceptos para cumplir con la ejecución de las partidas aprobadas del presupuesto 2012, de acuerdo a la política de transferencias de fondos establecida entre ambos poderes”.



Según consta en planilla anexa al acuerdo, se informa que “el Poder Judicial registra al 25/07/2012 una deuda de $ 4.700.000”. Asimismo se consigna que “en función de las asignaciones presupuestarias, las transferencias de fondos, calculadas en forma lineal y excluyendo sueldos, debían establecerse en $ 6.000.000 mensuales, a lo que se agrega la deuda del tesoro (deuda año 2011) por $ 6.400.000. Con esta proyección el Poder Judicial debió contar a la fecha con $ 48.400.000. El Poder Ejecutivo fijo una política de transferencia de fondos de $ 5.000.000, durante enero y febrero y $ 5.550.000 a partir de marzo, lo que implica un total de $ 37.750.000 a julio de 2012. A la fecha las remesas enviadas totalizan la suma de $ 32.610.000, existiendo una diferencia de $ 5.140.000, lo que explica la deuda de mención. La deuda determinada no resulta mayor en razón que este Poder Judicial afrontó con fondos propios el pago de obligaciones por la suma de $ 4.200.000”.



En razón del actual estado de cosas, el STJ resolvió adoptar “las medidas necesarias para adecuar la ejecución de las partidas presupuestarias a las remesas que efectivamente se asignan por parte del Poder Ejecutivo que aseguren el esencial desenvolvimiento del Poder”, para lo cual facultaron “a la Presidencia del Superior Tribunal de Justicia a supervisar y definir la concreción de los ajustes que se persiguen”. También se dispuso que se haría saber esta situación y las medidas adoptadas “al Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Tribunal de Cuentas y a la Contaduría General todos ellos de la Provincia del Chaco”.