Jueves, 26 Julio, 2012 - 10:24

EE.UU.
Tras la masacre de Denver la venta de armas aumentó 50%

Según la Oficina de Investigaciones de Colorado, el día siguiente a la matanza en el cine, las solicitudes para armas aumentaron a 1.216 y un día después a 1.243.

La tragedia en Denver, en la que James Holmes de 24 años asesinó a 12 personas e hirió a 58 en una sala de cine, ha provocado un importante incremento en la venta de armas en Colorado.



Según la Oficina de Investigaciones de ese estado, 880 personas solicitaron verificación de antecedentes para comprar armas el 13 de julio. El viernes 29, el día siguiente a la matanza, las solicitudes aumentaron a 1.216 y el sábado 30, a 1.243.



En total, 2.887 personas recibieron el visto bueno para comprar armas durante el fin de semana, un aumento del 43,5% respecto a la semana anterior.



John Velleco, director de Asuntos Federales de Gun Owners of America (Dueños de armas en EE.UU.), dijo a BBC Mundo que "no es sorprendente, porque la gente se da cuenta de que cuando algo así ocurre, la policía no puede estar allí para proteger a cada individuo, así que deben asumir esa responsabilidad de proteger sus propias vidas, las de sus seres queridos e incluso las de otros".



Garen Wintebute, director del Programa de Investigación de Prevención de la Violencia y profesor de Medicina de la Universidad de California, Davis, coincide con Velleco.



"Era de esperarse, completamente", señaló a BBC Mundo. "Cada vez que ocurre algo que posiblemente conduzca a una restricción de armas, cuando hay matanzas y llamados para aumentar las regulaciones, las ventas suben".



El proceso de verificación de antecedentes sólo se aplica a ventas realizadas por un vendedores con licencia y el 40% de las ventas de armas en el país son privadas. En otros países la reacción es totalmente distinta. En EE.UU. hay una suerte de polarización entre partidarios y detractores del uso de armas en defensa propia.



"Este es el único caso triste en el que se aplica la doctrina del carácter excepcional estadounidense: nuestra fascinación generalizada con las armas de fuego", afirma Wintebute. "Al mismo tiempo, es importante puntualizar que aunque esta semana subieron las ventas de armas en Colorado, no estamos viendo que haya más propietarios de armas".



Wintebute sostiene que los dueños existentes están comprando más. "Las armas son productos para consumidores, como los autos y equipos de música. Y la industria reinventa sus productos para venderlos una y otra vez a la misma gente".



¿Se podría haber evitado la tragedia de Denver teniendo en cuenta que James Holmes compró una gran cantidad de armas y municiones sin generar ninguna sospecha?



"Si fueras a impedir que James Holmes comprara sus armas de fuego o municiones, tendrías que impedírselo a todo el mundo, porque él no tenía antecedentes", opina Velleco, subrayando que las verificaciones son realmente exhaustivas.



Lo que se pregunta Velleco es: "Si cuando quieres comprar un arma la policía tiene que entrevistar a tus vecinos, no es la sociedad en que queremos vivir, y francamente ni siquiera es más segura así, pues cuanto más duro lo ponemos para los ciudadanos respetuosos de la ley, es más probable que los criminales vayan tras víctimas desarmadas".



Wintebute está de acuerdo en que no es el tipo de sociedad deseable en EE.UU., pero explicó lo que ocurre en California como un ejemplo de una política que funciona.



"En California sólo puedes comprar un arma al mes y hemos hecho un par de cosas para hacer cumplir esa ley: primero, todos los minoristas con licencia en California reportan sus ventas porque verificamos antecedentes y se guardan los registros en un lugar. Y segundo, hemos ilegalizado las ventas privadas. Si alguien compra un arma, se verifican sus antecedentes y si ha comprado otra en los últimos 30 días, se le niega".



Claro que, hecha la ley, hecha la trampa: si no te venden el arma en California, la puedes comprar en Colorado.



"La podría comprar en Arizona o Nevada y la gente lo hace todo el tiempo", dice Wintebute. "Los estados -y California probablemente encabeza la lista- han emprendido acciones más enérgicas que el gobierno federal, pero pueden ser socavadas por leyes más débiles de sus vecinos".



"En California estamos un poco más avanzados", agrega, "y la policía trabaja con la de Nevada para identificar a californianos que puedan estar haciendo compras en Nevada que serían ilegales en California y cuando regresan a California son arrestados".





La matanza en un cine del suburbio de Aurora, Denver, durante el estreno de medianoche de la última película de Batman podría originar una campaña de seguridad en las salas de cine, similar a la implementada en los aeropuertos después del 11 de septiembre de 2001.



"¿Queremos vivir en una sociedad con guardias armados por todas partes y detectores de metales para entrar a cualquier negocio o pagar US$60 para ir al cine debido a la mayor seguridad?", se pregunta John Velleco. "¿O queremos vivir en una sociedad libre? Nuestra Corte Suprema decidió recientemente -y la hemos tenido en este país durante cientos de años- lo que es una libertad individual fundamental: el derecho a la autodefensa y a portar armas".



Winterbute está de acuerdo en que no es la solución: "¿Cuándo fue la última vez que hubo una matanza en una sala de cine? Si queremos lograr un cambio en la frecuencia de la violencia por armas en EE.UU. no podemos concentrar nuestros esfuerzos en evitar lo que ya pasó".



Al profesor de la Universidad de California le sorprendería mucho "que no hubiera nadie armado en ese cine. Sé que la compañía tiene una política de prohibirlas, pero es común que haya gente armada en Colorado y esperaría que la hubiera en el cine, que por alguna razón no actuó.
Fuente: 
BBC