Jueves, 26 Julio, 2012 - 09:12

Correo de nuestros lectores
Insssep: sin palabras

El lector concreta una durísima crítica a la actual conducción de la obra social provincial y expone supuestos actos admistrativos con beneficios sectoriales.

Señor Director:



Despues del "golpe de estado" en el Insssep el 12 de Diciembre de 2011, vemos a diario el deterioro de esta Institucion señera en salud en la región sin que desde el gobierno se tomen decisiones claras.



Cuando menciono la frase "golpe de estado"pensaran que exagero, muy bien, como ya es hora de hablar claro,a claremos. ¿Cómo se han concretado los golpes de estado en la Argentina? Mientras por radio se hacía el planteo militar, ya en las oficinas del Presidente y sin explicaciones, se desalojaba a éste y a todo el personal, sin renuncias, decretos, ni nada que se le parezca, quedando el jefe del operativo a cargo de la Casa Rosada. ¿Cómo fue la "toma" del Insssep por parte de Morante, la Fiduciaria y Federacion Medica? El sabado 10 de Diciembre de 2011 el Presidente Velázquez junto con personal de confianza retiró todas sus pertenencias de su oficina; sin tener ninguna comunicación oficial sabía que el lunes 12 no la tendría, ni quería estar en la "toma".



Los "golpistas" tenían desde hacía unos meses el apoyo logístico asegurado, el sindicato, Aguilar, Matta, tanto fue así que a la entrada de Morante un grupo de fervorosos adictos a Zulema Coria recibieron con un ramo de flores rojas al que se podría decir Presidente de Facto.



La conclusión no es dura, desde el Comandante en Jefe Capitanich, tan propenso a hablar, pronosticar lo que vendrá sin que se le entienda, mantuvo silencio stampa, solo se reunió reiteradas veces con uno de los implicados en el golpe, Matta de Federación Médica. Ninguna declaración, por lo menos una sola frase, que los golpistas militares desde 1955 a 1976 siempre cumplian," se le ha pedido la renuncia al Sr. Presidente de la Nacion...bla,bla". Nada, ninguna notificación que se fuera, ni siquiera una resolución de apurado, muy desprolijo -por usar una palabra benevolente-, eso sí todos furiosos porque Velázquez posteriormente lo tildó de "cagón". Un verdadero "Golpe de estado", eso fue.



¿Cómo siguió esto? Con la lógica de aquellos golpes de antaño. Nos dimos cuenta que lo unico que quería el gobernador era que del Insssep no se hablara más, que no tuviera la presencia mediática y de hechos positivos que la anterior administración acertadamente produjo. ¿Es raro no? Tan propenso a publicitar al mismo estilo de la Alianza Contra Todos, gestión, gestión...



El Insssep se mantuvo como las naves que fueron a la Luna, al pasar por detrás perdían toda comunicación con "Gestión", dejó que la inoperancia hiciera lo suyo, para que el compromiso con Federación Médica de saqueo permanente de las arcas de la Institución fuera esta vez reafirmada por el poder, conociendo que la Síndica Coria no movería un dedo para denunciar lo que por Ley a una Sindica del Poder Ejecutivo le corresponde.



Los dichos fueron dando la pauta qué rumbo tomaría el Insssep. En la asunción Morante dijo "Venimos a trabajar y a colaborar; y no a llenar de gente el Instituto". "Pretendo ser un compañero más de todos ustedes”.
Llenó de Contratos de Gabinete, con un total de 46, con remuneraciones muy honerosas. No fue un compañero más, de un plumazo dejó antes de las fiestas de Navidad y Año Nuevo a todos los becados designados, no sólo de la última resolución sino los que habían sido nombrados 6 o 7 meses antes. ¡¡Todo un peronista!!



Dijo que el 1º de Marzo se concretaría la entrada de algunos becados, no lo hizo. Sí firmó un convenio con la Universidad Tecnológica para que alumnos de esa entidad hicieran pasantías. No fue un compañero más, fue un traidor más. Desde Lealtad Popular, para la última elección en Saenz Peña, se alquiló un local para apoyar su candidatura, muchos compañeros trabajaron muchos días intensamente; el día de la inauguración del local, Morante pronunció muchas frases elogiosas para Atilio Velazquez, Paco Souilhé y Héctor Hugo Cramazzi.



Perdió por "robo" 70 a 30. La mano negra, tal como pasó en Resistencia y Barranqueras no lo favoreció. Las máquinas mágicas, aquellas que rápidamente a las 4 hs de la mañana salieron raudamente hacia Córdoba, eran capaces de transformar piedra en agua, no se podia pedir mucho.



Mientras tanto ¿a qué se dedicaba el Sindicato, la Síndica, la Vicepresidenta con el aval del Presidente? A perseguir todo lo que tendría que ver con la admistración anterior. No daré nombres por obvias razones pero se cuestionaron hasta vales de nafta de $ 10, mientras por resolución de Directorio se pagaba a Federación Medica $ 13.000.000 sin que le correspondiera.



En Enero, por Resolución, se habían prorrogado todos los contratos de obra desde el 1º de Enero hasta el 31 de Diciembre de 2012, con otra Resolución en el mes de Mayo, a quien se había tomado la decision de echar se confeccionó una nueva Resolución donde los contratos eran del 1º de Enero al 31 de Mayo. Propio de los golpistas, con la diferencia que esta vez sí recibirán los juicios correspondientes.



Una más de cómo se hizo carne el odio hacia lo anterior: a uno de los colectivos que estaban para el traslado, se le despojó a tirones todo un ploteado que costó $ 7.000, que sólo decia "Insssep es nuestro, es de todos". Mientras Morante gastó $ 200.000 en la re-redecoración de su despacho.



No puedo dejar afuera de esta patraña a los gremios estatales, una vez más han demostrado una irresponsabilidad jamas vista. Atech, Municipales, UPCP, Judiciales de Aranda, hicieron la vista gorda de lo que sucedió. Instalada la nueva autoridad comenzaron con sus reclamos vacíos, sin ningún contenido, con un desprecio total hacia los afiliados que son sus afiliados; tanto, que ahora se apoya el "impuesto al Plus", o sea quieren que se cobre por lo menos un impuesto,ya dan por perdida la batalla por el Plus. Ni a Maquiavelo se le hubiera ocurrido semejante despropósito.



Con este Gobernador, con estas autoridades desautorizadas del Insssep y con esta dirigencia gremial sin rumbo cierto, el Insssep tiene poca vida. Sin palabras.



Saludo a Ud. muy atentamente.



(*) Roberto Cervera

[email protected]