Jueves, 26 Julio, 2012 - 09:03

La ley de Biocidas es un retroceso, dijo Carlos Martínez

El diputado de Libres del Sur asegura que en la norma modificada no se respetan las distancias mínimas para la aplicación de agroquímicos.

“Es una burla para los afectados por las pulverizaciones con agrotóxicos”, disparó el legislador tras la aprobación, este miércoles, de la ley que modifica a la 3378 y fija entre otras cosas las distancias mínimas de poblados a las que se deben aplicar los agroquímicos.



“Hoy el Gobierno Provincial, a través del Bloque Justicialista y con el acuerdo del Bloque de la Alianza, ha confirmado el doble discurso que tiene respecto a la cuestión ambiental” lamentó Martínez, “en la forma en la que quedó redactado el texto legal no se puede decir que existan efectivamente distancias mínimas legales para la aplicación aérea de productos químicos en relación con centros poblados, escuelas, hospitales y otras áreas que pueden ser afectadas por los efectos nocivos de los mismos”



El legislador explicó que “desde el momento en que la Ley prácticamente autoriza al Poder Ejecutivo a fijar por decreto las distancias mínimas para cada producto mediante supuestas ‘excepciones’, todo lo que se formule respecto a franjas mínimas de prohibición queda en letra muerta, con lo cual yo creo que estamos inclusive retrocediendo respecto a la Ley 3378 sancionada hace 23 años”.



Martínez destacó que el tema de las distancias “Constituyó la demanda central de los sectores de la sociedad, ambientalistas, vecinos, profesionales de la salud y científicos que concurrieron a la Audiencia Pública convocada por esta misma Legislatura, y en este acto los bloques mayoritarios han ignorado por completo ese planteo”



“Si a lo que ocurrió hoy le sumamos el hecho de que no existen hoy órganos de aplicación reales para la normativa ambiental bajo la órbita del Ministerio de Ambiente y Planificación” finalizó, “queda claro que desde el gobierno de Capitanich no hay interés en avanzar sobre la cuestión ambiental con medidas concretas y efectivas en estos casos puntuales, y ni que hablar de políticas integrales”.