Jueves, 26 Julio, 2012 - 08:58

Correo de nuestros lectores
Evita, un profundo ser humano

Hace sesenta años, una de las mujeres de mayor gravitación en la historia política argentina se fue físicamente.

Se cumplen sesenta años en que una de las mujeres de mayor gravitación en la historia política argentina, se fuera físicamente, como con ninguna figura de todos los tiempos se han creado tantos mitos contradictorios, pero nunca nadie la pudo soslayar como un profundo ser humano.



Su presencia es permanente, amada hasta el paroxismo por los pobres y odiada, despreciada y vilipendiada por la oligarquía que no le perdonaba su rápido asenso debido y sostenido por su sensibilidad social, precisamente lo que había determinado el amor de sus “cabecitas negras”.



Todo esto es Historia, pero lo más importante es la figura emblemática de esa mujer que transcurridas seis décadas no ha sido superada ni olvidada, esa extraordinaria mujer que no fue producto de Perón, fue lo que ella quiso ser, la mujer que se perfilara desde mucho tiempo antes de conocer a Perón, la que anticipándose a muchos acontecimientos fundo en 1943 el primer sindicato de trabajadores de la radio.



A sesenta años en que nos dejara aquella frase que hoy persigue a mas de un oligarca y/o traidor “volveré y seré millones” sé siguen tejiendo historias, miedos, altares y amores con motivo de su humanidad , humanidad latente en cada hogar de los humildes, en cada mujer liberada, en cada hacienda con explotados , en recónditos lugares de la republica
por que Evita es , fue y será sinónimo de Justicia Social , ayer fue esa inigualable, incomparable Evita, hoy otros son los personajes, similares los ataques de la oligarquía especialmente , la agrícola ganadera y sojera, siempre escudados en alguna repulsiva figura de la Historia.



Ayer fue la voz y la acción de nuestra compañera Evita, en la actualidad se levanta con aquella misma indignación la Compañera Presidenta Cristina y a la vez acompañando acontecimientos de Justicia Social y redistributiva, como lo son: Tecnopolis, Conectar Igualdad, Televisión Digital Abierta, Asignaciones Universales por Hijo y Embarazo, jubilaciones, Pensiones, DNI, etc.



Mucho hemos avanzado luego de seis décadas de ignomias nos hemos vuelto a poner de pie y estamos seguros que la frase de ese gran caudillo, José Gervasio Artigas, está vigente para todos los latinoamericanos “Es preferible morir de pie que vivir arrodillado” a ella le sumamos lo expresado por nuestra compañera EVITA “donde quiera que haya una necesidad
existe un derecho”. Nada ni nadie podrá hacernos olvidar a quien fuera compañera de Perón y aportara a la doctrina Justicialista, su fuerza y sensibilidad, “El Peronismo, no se aprende se siente y se comprende”



Y para eso la presidenta, que es decir nuestro gobierno, el que representa y defiende el modelo económico nacional y popular de pleno empleo y oportunidades para todos, necesita de todos los peronistas, de todos los hombres del campo popular que se han sumado y quieran sumarse, pero sobre todo necesita de los jóvenes, de la JP, del Espacio Bicentenario y de tantas otras organizaciones, con mucha esperanza. Porque sin esperanza también carecería de rebeldía, de espíritu transformador. Los peronistas sabemos lo que es el espíritu transformador, la rebeldía, el querer cambiar las cosas.



Porque somos herederos del legado de Perón, de Evita y de Kirchner. Tres revolucionarios, tres transformadores, tres jóvenes. Como nosotros, ya sea en edad o en espíritu.



(*)Coordinador del Espacio Bicentenario y
Vicepresidente Junta Local Resistencia del Partido Justicialista