Miércoles, 25 Julio, 2012 - 19:59

Diputados votaron por la redacción original
Aprobaron Ley de Biocidas con la exigencia de distancias de 1500 metros para la aplicación aérea y 500 para la terrestre

La norma había sido aprobada en general antes del receso de invierno. Hoy la aprobación del articulado requirió 5 horas. La discusión giró en torno a las distancias.



Tras un intenso y pormenorizado análisis artículo por artículo, que incluyó encuentros con sectores vinculados a la producción, la Cámara de Diputados sancionó en particular el texto de lo que será a partir de ahora la nueva Ley de Biocidas; con este paso se completa el proceso iniciado cuando se aprobó en general el pasado 4 de julio.



En el transcurso del tratamiento del despacho, los distintos bloques parlamentarios fueron planteando modificaciones a los 54 artículos que conforman esta sanción legislativa, que reunió el
acompañamiento de la mayoría de los legisladores, quienes celebraron esta aprobación luego de más de un año de trabajo, a partir de la iniciativa remitida por el Ejecutivo provincial y donde fueron escuchados en distintos ámbitos los actores principales del sector productivo, a fin de tratar de conjugar lo que implica
hoy la expansión de la producción, preservando los recursos naturales y la salud de la población.



La nueva norma establece que quedan comprendidos los actos derivados del expendio, aplicación aérea o terrestre, transporte, almacenamiento, fraccionamiento, formulación, fabricación, distribución, exhibición y operaciones que impliquen el manejo de herbicidas, fungicidas, acaricidas, fertilizantes, bactericidas, entre otros producto, además de insecticidas de uso doméstico y biocidas en general inscriptos y autorizados por el SENASA.




El organismo de aplicación de la ley será el Ministerio de Planificación y Ambiente, en coordinación con las carteras de Salud, Producción y los municipios, en el marco de la Ley Nacional Nº 25675 General de Ambiente y tratados internacionales.



Este organismo deberá publicar cada 6 meses en su página web y en los medios de comunicación, la nómina de biocidas inscriptos en el Ministerio de Agricultura de la Nación, los que serán reevaluados anualmente, mencionando aquellos productos que fueran de comercialización prohibida o aplicación restringida.



Asimismo, la norma regula lo referido al envasado y rotulado de los productos, otorga facultad al órgano de control a prohibir cualquier agroquímico de los cuales se prueben daños en seres vivos o el medio ambiente, de la disposición final que tendrán los envases que contengan agroquímicos, su almacenamiento, transporte, decomiso y destino de los productos decomisados, el acondicionamiento de los locales donde haya productos agroquímicos, la prohibición de venta en determinados comercios, la verificación, el ingreso, almacenamiento y egreso de productos agroquímicos.



En el capítulo correspondiente a los aplicadores, se define esta actividad, determinando sus responsabilidades y lo que es la aplicación de la receta agronómica. También se prevé el funcionamiento de los Registros de Habilitación de Expendedores y Aplicadores Terrestres y Aéreos de Agroquímicos; de Asesores Técnicos y de Productos.



En el apartado que establece las distancias y aplicaciones, la ley prohíbe la aplicación aérea de agroquímicos a una distancia inferior a 1500 metros de los centros urbanos, establecimientos educativos y sanitarios, reservas y reservorios de agua, en tanto que para las pulverizaciones terrestres se prohíbe la aplicación de productos a una distancia inferior a 500 metros.



Además, se menciona que la distancia establecida para las aplicaciones podrá reducirse si, en predios o en lotes en particular, pudieran establecerse y auditarse procedimientos, o circunstancias de tiempo y lugar, que permitieran fundamentar tal decisión sin poner en riesgo la salud de las personas o el ambiente.




En tales casos, el organismo de aplicación deberá asegurar el cumplimiento del Manual de Buenas Prácticas Agrícolas.



En tanto, se contempla una ampliación de las prohibiciones donde la autoridad de aplicación podrá prohibir, de manera precautoria o definitiva, las aplicaciones o ampliar las distancias mínimas establecidas precedentemente en lotes, zonas o regiones de la provincia, en especial si la preservación de la población o del ambiente así lo requiere.



El organismo de aplicación deberá elaborar un Manual de Buenas Prácticas Agrícolas, referido a la utilización de agroquímicos en aéreas periurbanas de ejidos municipales o lindantes con establecimientos escolares y centros sanitarios de zonas rurales.



Otro de los capítulos habla de los resguardos sanitarios donde el Ministerio de Planificación y Ambiente en coordinación con el de Salud Pública, tomará los recaudos para contar con la acción directa de los profesionales especializados en cuanto a problemas de salud derivados de accidentes, impericias, o uso incorrecto de biocidas. Su acción deberá propender a la preservación del medio ambiente y a la coordinación con reparticiones estatales y privadas especializadas en la materia, a fin de implementar programas de investigación y políticas de educación y difusión sobre el uso y efecto biocida.



Además se establecen exámenes analíticos toxicológicos, la obligación de informar accidentes, registros epidemiológicos y prohibición de venta de productos a menores y mujeres embarazadas o en período de lactancia.



También se detalla lo que tiene que ver con la capacitación, participación y asesoramiento técnico para el correcto uso de agroquímicos y detalla lo pertinente a como deberá ser confeccionada la Receta Agronómica que es el documento emitido por el asesor técnico que implica la utilización de un producto químico, biológicos y otros biocidas de uso agropecuario por profesionales habilitados.



En cuanto a las sanciones, es faculta del organismo de aplicación la realización de inspecciones, extracción de muestras de agroquímicos, productos agropecuarios tratados o sus derivados y la constatación de las infracciones a la presente ley o a sus normas reglamentarias, pudiendo solicitar el auxilio de la fuerza pública cuando lo crea necesario y con orden del juez competente cuando fuere pertinente.



El debate



La discusión en el Recinto, que se prolongó por más de 5 horas, posibilitó que los diputados expresaran sus posturas respecto a cada uno de los artículos de la ley, donde el tema de las distancias ocupó gran parte de este debate, que finalmente fue aprobado en su redacción original.



Al respecto, Daniel Trabalón del bloque del Frente Grande sostuvo “este es uno de los temas centrales y una parte sustancial del debate que se esta dando con respecto a esta Ley de Biocidas, que en el fondo esconde otro debate que tiene que ver con el modelo productivo. Ya expresamos la decisión de plantear una propuesta alternativa y en ese marco vamos a plantear un articulo distinto, y tienen que ver con esta cuestión de cómo hacemos para reducir o disminuir los daños que este modelo genera sobre nuestras comunidades, sobre nuestros recursos naturales, teniendo en cuenta que el modelo en si mismo es nocivo”, afirmó.



“Uno de los reclamos que sectores de nuestra comunidad han hecho – puntualizó - tiene que ver con la prohibición de la aplicación aérea, era uno de los puntos que pretendíamos que sea un avance. No hay que confundir producción con ambiente – alertó - tenemos que plantear un modelo de desarrollo que tenga en cuenta la salud de la población. La aplicación en forma aérea genera una deriva que afecta a la población, una forma de disminuir estos efectos es prohibiéndola”.



Desde el bloque del Ne-Par Juan José Bergia recordó que en la votación en general del proyecto no acompañaría los artículos que hablan de las distancias mínimas para las fumigaciones aéreas y terrestres “en esa oportunidad manifestaba que hay alrededor de 500 escuelas rurales y de esa cantidad, los agricultores donaron las tierras al Ministerio de Educación para que puedan los hijos de los colonos tener más cerca la escuela”.



Ejemplificando sobre cómo afectarían estas restricciones a los productores, el legislador señaló que “un colono que tiene 100 hectáreas no va a poder sembrar a 15 hectáreas de ese lote”, consideró tras lo cual cuestionó sobre cómo se haría para cumplir con la ley sin un presupuesto adecuado “es muy bonita la ley, las modificaciones, pero es de difícil aplicación si un Ministerio no tiene un presupuesto adecuado para hacerla cumplir. Tenemos que producir más arroz, más pomelo, más algodón, más soja. Respeto a todos, pero me parece que seguimos en un discurso facilista de la prohibición. Ojala que esta ley sirva para producir más y no coartar la posibilidad de trabajo. Por eso mi posición es que el organismo de aplicación sea el que regule los metros”.



Desde la bancada oficialista el diputado Ricardo Sánchez consideró que “en este capítulo de las distancias y aplicaciones estamos en el nudo de esta norma. Pensamos que desde el Estado debemos garantizar la preservación del ambiente. Y sobre esa base vamos a establecer un principio preventivo sin perjuicio que en el artículo 27 establecemos las excepciones y en el artículo 28 la posibilidad de ampliar esa prohibición. Es como que los ejemplos que hemos tenido de daños se deben al mal uso del producto. Entonces es importante toda la tarea que la propia ley establece en cuanto a la aplicación a futuro del producto agrícola”.



El legislador sostuvo “vamos a ratificar el principio prohibitivo y dentro de esto establecer la diferencia entre la aplicación area con la terrestre, diferencia que no solo se va a dar en el Chaco, porque es necesario que exista un principio prohibitivo, así como sucede en otras provincias como Córdoba”.



“Cuando a veces uno escucha que acá en el Chaco queremos agobiar al sector productivo realmente no comparto esa apreciación, no compartimos más aún desde la visión que responde a la del Gobernador que tiene una visión productivista. También tenemos que mirar el costado de la salud de la población y en esto no entremos en el ejemplo particular porque eso nos va a llevar a análisis muy particulares. Hay algunas cuestiones de carácter general que no podemos desatender, tenemos que avanzar en una legislación que contemple derechos que preserven la salud de la población”, consideró añadiendo que “es importante fijar como pauta esta prohibición que no es un invento del Chaco”.



El diputado del bloque Libres del Sur Carlos Martínez coincidió que este es uno de los temas centrales y respondió a Sánchez señalando que a pesar de nombrar antecedentes de legislación comparada “no queremos ir tan lejos porque si hay algo que uno viene repitiendo es que estamos en un estado de no cumplimiento de norma”. El legislador hizo hincapié en que “la población de nuestra provincia afectada por caso de malformaciones, leucemia y distintas enfermedades ha tenido que recurrir a la acción de amparo para proteger la vida de sus seres queridos”.



“El otro gran problema que tenemos – sostuvo - es la cuestión de los organismos de control, coincido con Bergia en que el Ministerio necesita mas presupuesto. Soy pesimista respecto de los controles desordenados de una norma, porque no confío en los controles”.



Desde el bloque de la Concertación – Forja Raúl Acosta dijo que “los más débiles son los que no tienen voz, los que tienen hijos enfermos, por eso creo que tanto hablamos pero lo importante es la defensa de la vida de la gente y cuando más lejos pongamos las fumigaciones de la gente, mas vamos a estar defendiendo la vida de la gente”.



Más adelante, el jefe de la bancada justicialista Ricardo Sánchez explicó respecto al artículo que habla de la prohibición de aplicaciones, que lo que se busca darle una salida a todos aquellos productores que fueron creciendo, y muchos campos están lindando calle de por medio con algunos barrios, tras lo cual propuso “vamos a eliminar el tema terrestre y que sea la reglamentación la que determine esto”.



El diputado del Frente Grande Fabricio Bolatti señaló que “hoy tenemos una ley en la cual todos han coincidido en que esta desactualizada , incluso incumplida pero esa ley no establece excepciones y establece 1000 metros de distancia. Ahora estamos votando un artículo que permite que esas distancias puedan ser reducidas, por lo tanto estamos por sancionar una ley que no tiene distancias prácticamente, que son testimoniales. Alertamos de la sanción que estamos por llevar adelante al tomar una decisión después de un debate arduo”.



“Estamos por sancionar una ley que prácticamente no va a establecer distancias ni va a exigir una normativa ministerial para tal cuestión. No podemos votar este artículo y manifestamos la preocupación por la sanción del mismo”, consideró.



Del bloque Libres del Sur Carlos Martínez argumentó que “esto que propone Sánchez neutraliza toda la ley en una materia esencial como es la cuestión de las distancias y quiero recordar que en este recinto tuvieron lugar dos audiencias, uno de los aspectos fundamentales fue el de las distancias y ahora se plantea avanzar con la discrecionalidad en el articulo 26. De aprobarse de esta manera nos retrocede a antes del decreto donde por lo menos estaban fijadas las distancias”.



Al momento de tratarse el capítulo de las sanciones, el diputado de “Bases y Principios” Jorge Luis Varisco objetó en que se imponen sanciones y no se tipifican las infracciones, tras lo cual sugirió que el tema sancionatorio sea una addenda o una ley posterior. “En los 90 dias que quedan para la reglamentación podemos estudiar este tema”, sostuvo.



El diputado justicialista Martín Nievas manifestó “la
sanción tiene que ser apropiada y tiene que tener efectividad. En todo lo que leímos de la ley se desprende cuales son las conductas de vida, el que va a poner la sanción va a ser la autoridad de aplicación. No se sobrepone con el código de faltas por eso digo que votemos tal cual esta en el despacho”.