Miércoles, 25 Julio, 2012 - 18:49

Venezuela se prepara para ingresar al Mercosur con un fondo de US$ 500 millones

Será para ayudar a sus empresas a insertarse en el Mercosur, luego de que el próximo martes el país caribeño sea aceptado como socio pleno del bloque.

Para ello, el Consejo del Mercado Común del MERCOSUR (CMC) integrado por los cancilleres de Argentina, Brasil y Uruguay se reunirá de manera extraordinaria en Brasilia a fin de anunciar la llegada del nuevo socio.



La suspensión de Paraguay, a raíz de la destitución del presidente, Fernando Lugo, en un juicio político veloz el mes pasado, estableció un escenario extraordinario en el cual los otros tres países avanzarán con la medida.



El gobierno chavista anunció la creación de un fondo de 500 millones de dólares cuyo fin será financiar y potenciar la participación de empresas locales en el espacio de comercio sudamericano, según reflejaron diarios locales.



Esto es así, luego de que sectores empresarios y de la oposición advirtieran sobre posible pérdida de puestos de trabajo al abrirse el mercado a la competencia brasileña y argentina.



No obstante, el presidente de Fedecámaras de Venezuela, Jorge Botti, una entidad opositora al gobierno, aseguró que los empresarios de ese país "no se oponen a la anunciada llegada de inversionistas del MERCOSUR".



"Lo importante es que las áreas competitivas, potencialmente competitivas de Venezuela, sean asumidas por los inversionistas", indicó el empresario.



Sectores de la diplomacia argentina consideran que la llegada del nuevo socio en las actuales condiciones abre la puerta a un potencial deterioro institucional y político del MERCOSUR.



El proceso de integración sudamericano fue hasta aquí el que mayor profundidad ha mostrado en relación a otras experiencias regionales, al punto de haber establecido una unión aduanera.



El pedido del ingreso de Venezuela fue aprobado 2006, y se establecieron inclusive metas para desgravación de aranceles y la adopción de la tarifa común que tienen Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.



Pero el nuevo socio no cumplió con ninguno de los requisitos solicitados, al tiempo que el Senado paraguayo frenaba la aprobación del nuevo socio que ya había visto el aval de los otros tres congresos.



En sectores de la diplomacia argentina consultados consideran que es factible que la flexibilización de normas para Venezuela puede alentar que otros socios menores pidan un tratamiento similar. Un caso es Uruguay, donde una considerable parte de la dirigencia oriental piensa en la posibilidad de una aproximación comercial con Estados Unidos y Europa, hasta hoy infructuosos a través del bloque debido a las resistencias de Brasil y Argentina.



El otro puede ser el propio Paraguay, donde existe un alto descrédito del proceso de integración que alienta la salida de la comunidad sudamericana.
Fuente: 
Agencia DyN