Martes, 24 Julio, 2012 - 15:06

Desde el Puerto de Barranqueras sostienen que Riacho está activo

Así lo detalló el administrador Roberto Benítez quien detalló acciones impulsadas en la actual gestión. "El Riacho es navegable" explicó.

Desde la Administración del Puerto de Barranqueras brindaron precisiones acerca del funcionamiento del mismo, la maquinaria existente y la actividad portuaria desarrollada. “Estamos trabajando para gestionar soluciones tanto operativas como logísticas para que esta terminal rinda frutos a los productores”, aseguró el administrador Roberto Benítez.



A la par, aseguró que el Riacho Barranqueras es navegable e informó que se trabaja en la relocalización del Centro Científico Tecnológico.



Benítez recordó que fue designado en el cargo por el gobernador Jorge Capitanich y explicó que en todos los puertos públicos del país el administrador se designa de esa forma.



En lo que respecta a construcción del muro de defensa señaló que la actual gestión no se puede hacer cargo de las decisiones de los anteriores gobiernos. Sin embargo, destacó que en 1998, año en que creció el río, el muro soportó el embate del agua salvando gran parte de los bienes de la cuidad. Aseguró además que dicha construcción no presenta
inconvenientes para la realización de las operaciones de carga y descarga tanto de graneles como de mercadería general y contenedores.



Por otro lado, el administrador consideró como una decisión desacertada la construcción, durante la gestión del exgobernador Roy Nikisch, del Centro Científico Tecnológico dentro del predio. Y comentó que actualmente se trabaja en su relocalización y en la reubicación del galpón para mejorar la operativa de contenedores y otras cargas con las grúas fijas recientemente adquiridas.



LAS GRÚAS

En relación a la operatividad de las grúas antiguas, el administrador aclaró que es “absolutamente falaz” la afirmación que operan solamente dos y brindó detalles sobre la maquinaria existente.



Afirmó así que están en adecuada capacidad de operaciones a requerimentos de los dadores de carga, la grúa Ganz (27 toneladas de capacidad de izaje); grúa VKE 9837 (de 12,5 toneladas de capacidad de izaje); y la grúa VKE 9835 (de 12,5 toneladas de capacidad de izaje). Solo la grúa VKE 9838 (de 12,50 toneladas de capacidad de izaje) está por el momento fuera de servicio por falta de conductores eléctricos y toma de energía.



Explicó que las dos grúas Liebherr ubicadas en la Tercera Sección del Muelle Fiscal responden al Informe Final del Plan Maestro del Puerto de Barranqueras que definió tres secciones de operación portuaria. Una es al norte del muelle fiscal o primera sección Terminal de Graneles Granarios, la segunda sección para carga general coincide con el emplazamiento de las grúas mencionadas anteriormente (294 metros de frente de muelle) y la tercera sección (donde se emplazaron las dos grúas finas recientemente adquiridas) prevista para la Terminal de Movimiento de Contenedores. “Se cuenta con un transformador más que adecuado para la operación de las mismas además de un generador de energía portátil para operar en situación de corte de energía de red”, afirmó y agregó que esto es fácilmente comprobable con tan solo una visita a la Terminal Portuaria. De esa forma, echó por tierra versiones sobre insuficiencia energética para el funcionamiento de las grúas.



Respecto a la nacionalización de los elementos adquiridos destacó que se están realizando las gestiones para que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), habilite el código de pago, lo cual se realizará con fondos recaudados por la operatoria de la Administración Portuaria. “Se trata de una cosa improbable en gestiones anteriores”, aseguró.



MANEJOS DE FONDOS Y DEPÓSITO FISCAL

Con respecto al manejo de los fondos transferidos por la Nación para el Dragado del Riacho y Puesta en Valor del Puerto de Barranqueras, el responsable de la Administración aclaró que los mismos son rendidos mensualmente a la Subsecretaría de Puertos de la Nación de acuerdo a lo establecido en el convenio marco rubricado por el gobernador Capitanich y el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.



Tal documento fue refrendado mediante Resolución del secretario de Transporte de la Nación, y auditado por la SIGEN y el Tribunal de Cuentas de la Provincia. En otro orden de cosas, Benítez dejó en claro que la Administración Portuaria de Barranqueras “no percibe ni es autoridad de aplicación de la Ley de tasa de dragado y mantenimiento del Riacho Barranqueras”.



Por otro lado, respecto al Depósito Fiscal en predios del puerto, aseguró que “no resulta necesario para las operaciones de Exportación”, aunque aclaró que sí es una buena herramienta para las operaciones de Importación. Recordó que alrededor de 1993 se contó con un Depósito Fiscal en el Galpón “A” del Puerto, que fue concesionada su operación a la Firma Service Trans S.A. por licitación. Ésta, teniendo en cuenta que la operación comercial del mismo no arrojaba resultados económicos adecuados, lo cerró. “Debe aclararse que de acuerdo a resoluciones aduaneras no puede habilitarse otro en el mismo sitio”, señaló. Benítez agregó que las mercaderías de importación son desconsolidadas habitualmente en los puertos de entrada al país o sea Buenos Aires, Zarate, Campana, Rosario, por lo que en la actualidad no reviste necesidad su habilitación. “Pero ello no implica que oportunamente, si la demanda lo justifica, no deba tramitarse su apertura en nuestro predio o en cualquier punto de la provincia”, dejó en claro.



RIACHO BARRANQUERAS Y DRAGADO

“Afirmamos con elementos probatorios obrantes en nuestras Oficinas Administrativas que el Riacho Barranqueras resulta navegable dentro del los parámetros dados por el Programa Hidrovía, y decimos que son falaces cualquier tipo de información que ha sido escrita y no probada”, manifestó Benítez.
En esa línea, aclaró cuestiones de índole técnica tanto de las dragas utilizadas como de los objetivos de trabajo trazados.



En primer lugar, afirmó que es incorrecto suponer que la Isla Santa Rosa acerque su costa a territorio continental a raíz de los trabajos de dragado, porque el material extraído es arrojado en sus depresiones. “Hacía más de 20 años que no se dragaba y no por eso dejó de acercase su costa, por lo que debe asignarse a este fenómeno una causal de sedimentación fluvial”, explicitó.



En cuanto a los elementos utilizados para el dragado, informó que inicialmente se ocupó la Draga 326-C (contadora), yendo el material refulado parte a la Isla Santa Rosa y otra gran parte a recintos preparados al efecto sobre territorio continental. Luego, se utilizó la Draga 403-C (DUSTPAN) que rompe la sedimentación por inyección de agua. Teniendo en cuenta que el lecho del Riacho es limo arenoso, el elemento antes mencionado cumple los objetivos requeridos.



La Administración dejó en claro además que desde el inicio de los trabajos de Dragado no se produjeron inconvenientes en el canal de navegación teniendo actualmente una solera promedio de 60 metros navegables a 10 pie, en condiciones dadas por el Programa Hidrovía. A modo comparativo, cabe aclarar que el ancho de solera del Canal Mitre (principal salida oceánica de la República Argentina) es de 100 metros.



Benítez comentó que los datos informados sobre la solera del Canal del Riacho pueden leerse fácilmente en el último relevamiento batimétrico efectuado el 29 de junio de 2012, que se encuentra a disposición en las Oficinas de la Dirección Nacional de Vías Navegables -Distrito Paraná Superior-
(Costanera y Córdoba de la ciudad de Corrientes) y en las Oficinas Técnicas y Administrativas locales.