Lunes, 23 Julio, 2012 - 11:18

Desarrollo Social: duplicarían fondos para microcréditos

Trabajan en una solicitud de $ 2 millones para ampliar la inversión otorgada a pequeños emprendedores.

Como parte de las políticas que apuntalan la generación de empleo autogestionado, el Ministerio de Desarrollo Social realizará gestiones ante su par nacional, para incrementar los fondos que se destinan a pequeños emprendedores mediante microcréditos.




Las acciones se llevarán a cabo a través del Consorcio de Gestión Local “Microcréditos Chaco”, presidido por la ministra de Desarrollo Social Beatriz Bogado. Este órgano se reunió este lunes para renovar autoridades y ampliar el número de organizaciones ejecutoras que asesoran a las unidades productivas.



Como es sabido, mediante el programa nacional “Padre Carlos Cajade” Desarrollo Social cuenta con $1,9 millón para adjudicar a aquellos emprendedores que no pueden acceder al mercado formal de créditos.



Con una tasa de devolución que supera el 90 por ciento y con el visto bueno de Nación en lo que respecta a la ejecución y administración de los fondos, el objetivo del consorcio es duplicar el monto y disponer así de casi $ 4 millones para microcréditos.



PUEBLO TRABAJADOR


“La primera etapa fue exitosa, ya que además de la aprobación de la labor realizada se pudo ejecutar una amplia tarea territorial a través del Estado que otorgó herramientas a un pueblo trabajador”, sostuvo Bogado.



Para esta nueva fase, la máxima responsable de la cartera social apuntó que a las 11 organizaciones ejecutoras que forman parte del consorcio desde sus inicios, se sumarán otras cuatro de sectores importantes como pequeños agricultores y otra entidad que agrupa a pescadores.



Una de estas organizaciones es la Unión de Pequeños Productores de Chaco, que cuenta con unos 1.400 productores distribuidos en 17 localidades de la provincia que podrán consolidar su capital de trabajo para el fortalecimiento de sus emprendimientos.




Cubierto el respaldo financiero, la ministra hizo hincapié en generar espacios de comercialización para la economía solidaria. En ese sentido destacó la implementación del Registro de Oficios, que permite al emprendedor ofrecer su producto o servicio de manera gratuita en una amplia base de datos mientras que también se trabaja en la instalación de ferias a cielo abierto.



SOLIDARIDAD Y TRABAJO CONJUNTO

Por su parte, el subsecretario de Desarrollo y Economía Social, Sergio Soto, destacó el trabajo realizado por el consorcio y se mostró esperanzador de cara a lo que se
observa en el horizonte. “Esto significa la ratificación que la política social basada en la solidaridad y el trabajo en conjunto
es la correcta”, señaló.



Para aquellos emprendedores que aún no accedieron a microcréditos o algunas de las líneas de acción de la economía social, Soto invitó a los interesados a concurrir a Remedios de Escalada 172, donde serán asesorados por equipos técnicos.



En lo que concierne a microcréditos, son requisitos para los emprendedores constituir un proyecto que cuente con más de seis meses de antigüedad y aceptar una responsabilidad solidaria entre los integrantes del grupo.



Luego, los fondos se otorgan de manera escalonada de menor a mayor, que podrán ascender hasta alcanzar un techo equivalente a doce salarios mínimos, vitales y móviles. El Grupo Solidario tendrá un plazo de seis meses para reintegrar el préstamo a la entidad que respalda el emprendimiento. Por estas acciones, el programa prevé que se abone un interés del tres por ciento, monto destinado a cubrir los gastos operativos de las instituciones que apoyan los proyectos. El capital pasará a integrar el fondo que servirá como sostén financiero de otras iniciativas.