Lunes, 23 Julio, 2012 - 12:54

Escándalo en el Vaticano por publicación de documentos secretos
Espionaje al Papa: el mayordomo habría recibido ayuda de un cardenal y un obispo

Un diario italiano reveló que Paolo Gabriele, sospechado de la fuga de información, habría tenido complicidad de estos dos religiosos; habrían sido alejados de sus cargos.

La noticia fue recogida también por otros diarios italianos, como Il Giornale en su edición digital, que citando una fuente interna del Vaticano señala que los tres cómplices ya habrían sido "alejados de sus encargos".



Asimismo, recuerdan que hace pocas semanas el cardenal español Julián Herranz Casado, quien preside la comisión cardenalicia que investiga la fuga de documentos confidenciales del Pontífice, había declarado que "pronto habría alguna sorpresa".



La Oficina de la Prensa de la Santa Sede, por su parte, prefirió no hacer declaración alguna, según informa la agencia de noticias Europa Press.



Esta no es la primera vez que se le adjudican cómplices al supuesto colaborador infiel de Benedicto XVI. A principios del corriente mes, el diario La Stampa informó también que tres personas estarían involucradas: dos empleados laicos de la Santa Sede y un amigo suyo periodista.



El escándalo, bautizado "VatiLeaks", comenzó en enero pasado, cuando la TV italiana publicó cartas enviadas al Pontífice por el nuncio en Estados Unidos en las que denunciaba corrupción y mala gestión en la cúpula vaticana.



La policía detuvo al mayordomo del Papa el 23 de mayo y halló documentos reservados en su residencia del Vaticano, tras lo que fue acusado de robo.



Al mes siguiente, el escritor Gian Luigi Nuzzi publicó un libro con un centenar de nuevos documentos filtrados desde el Vaticano que develan tramas e intrigas en el pequeño Estado.



No obstante, Gabriele regresó a su casa el pasado sábado, donde permanece en arresto domiciliario.
Fuente: 
Télam