Sábado, 21 Julio, 2012 - 10:04

Correo de nuestros lectores
Pidió el voto para solucionarlos
El Gobierno tiene que hacerse cargo de los problemas

Cuando la basura se esconde debajo de la alfombra...por encima de ella aparecen las mentiras.

Siempre sigo muy atentamente las cosas que pasan en el Instituto de Colonización. Leo las declaraciones de los funcionarios, cotejo los elementos con que cuento y, habitualmente, hay cosas que no cierran, no encajan. Muchas de ellas pareciera que encajan más en lo delictivo que en otras cosas.



Algunas veces he preferido callarme, ya que pensaba que si hablaba de las cosas incorrectas de un lado, tal vez favoreciera otras cosas incorrectas. Pensaba en Colonización, pensaba en Bosques, por ejemplo. Otras veces pensaba que era necesario dar algún tiempo más. Esas cosas me hacían dudar.



Después de ver y leer muchas declaraciones, algunas muy interesantes como las del Diputado Milar, que, por supuesto intentaron ser descalificadas con lo ocurrido “en la época rozista”, según la llaman, creo necesario recordar a esos funcionarios, que no se puede continuar justificando, lo que, al menos, son ineptitudes actuales, aunque podrían ser otras cosas mucho peores que ineptitudes, con lo ocurrido hace tantos años. Ya intentaban hacer lo mismo con aquella aguerrida Diputada Clelia Ávila, con la que disentí y discutí en muchos otros temas, pero que del tema de lo que ocurría con el Instituto de Colonización sabía y sabe muy bien. Con ella se puede disentir en muchas cosas, pero nadie puede dudar se su capacidad ni de su coherencia y honradez.



Por otra parte, como es muy claro que no he participado de los grandes aciertos de ese período, tan difícil y distinto al actual, donde con tan poco, con una provincia quebrada en medio de un menemismo, del que ahora reniegan, que colocó a todo el país en la ruina, donde florecieron las cuasimonedas, como única forma de subsistir, se hicieron tantas cosas realmente necesarias e indispensables. Ni tampoco participé de sus incorrecciones, a las que condeno, pues el ser radical no me convierte en cómplice de nadie, sea correligionario o no, sea amigo, familiar o lo que sea. Como le respondí a alguien que me escribió muy molesto, por un comentario mío publicado en un medio: -un corrupto, sea del partido que sea, propio o ajeno, es un delincuente y, por lo tanto, cualquier corrupto debería estar preso. Lamentablemente eso no ocurre habitualmente en nuestra provincia ni en nuestra nación. Ojalá funcionara adecuadamente esa parte de la justicia que debe juzgar a los gobernantes.-



Hablan de los pobres, mientras les roban a los pobres, les mienten, no les dan posibilidades de salir de la pobreza, sólo les permiten susbsistir y así tenerlos de rehenes políticos. Cuando empiezan las crisis, como ahora, los dejan abandonados a su suerte y nadie se hace responsable. Ojalá funcionaran bien todas las instituciones republicanas.



Se equivoca mucho quien intenta amedrentarme, acusándome de deshonesto o de intentar escalar posiciones en la búsqueda de algún cargo. No me midan con la misma vara que se miden a si mismos. Se lo diré con todas las letras, aunque suene feo: me cago en cualquier puesto, me siento una persona de honor y como tal actúo. Algunos piensan que soy antiperonista o anti k, otros quieren hacer creer que actúo contra el radicalismo y su unidad, se equivocan, soy un argentino preocupado por el presente y por el futuro. Soy un argentino al que no le gustan los engaños. Soy un argentino dispuesto a combatir, a cualquier precio, sabiendo a lo que me expongo, y venga de donde venga, a la mentira y a la corrupción. Corrupción que es económica y política. Mientras no solucionemos ambas, mejor ni hablemos de democracia, estamos hablando de ficciones. Estamos hablado de algunos vivillos, generalmente inútiles y chupamedias, que se aprovechan de las circunstancias, se llenan la boca de lindas palabras, mientras se llenan sus bolsillos, la de sus familiares y amigos, y destruyen la nación, negando la realidad, la inflación que nos empobrece cada dia, la inseguridad, etc. Ya han dicho de todo sobre mi y lo seguirán haciendo. No les temo, no me harán callar.



Pero bien, siguiendo con el tema del Instituto de Colonización, me pregunto si algunos se olvidaron y traicionaron las aguerridas luchas del campo en los setenta. Si traicionaron a aquellos productores que se enfrentaron en la cara a Lanusse y a los palos policiales, allá en Saenz Peña, por ejemplo. Y lo pregunto porque el Plan Agrex contra el que luchaban entonces, se parecía bastante a algunos proyectos actuales de entrega de tierras a grandes corporaciones extranjeras. Creo que los actuales son peores, se llamen árabes, planta de arrabio, o lo que sea. ¡A dónde fueron a parar aquellas Ligas Agrarias!



Pero no hablemos de las traiciones, prefiero preguntar si es cierto que hay muchísimos expedientes que están terminados y aprobados para ser adjudicados, y, sin embargo, en vez de hacerlo, fueron mandados al archivo. También preguntaría si, al revés de los anteriores, hay otros muchos expedientes que están terminados con la resolución de ser enajenados y reintegrados al patrimonio provincial y, sin embargo, también fueron enviados al archivo sin que se ejecuten. Sería bueno que expliquen mejor y detalladamente a qué se refieren cuando hablan de Rescisiones y Acciones de Lesividad con Pedido de Nulidad de Título. Sería interesante que hablen de los casos concretos. Parece que algunos expedientes no tienen el destino que merecen, según la corrección o incorrección de sus contenidos, sino según determinadas "conveniencias" económicas o politicas de algunos funcionarios.



Creo que deberían explicar mejor lo ocurrido, por ejemplo, con el desalojo de los hermanos Villalba de aquellos predios fiscales donde se instaló OSD Agropecuaria SA. Es cierto que el Señor Paris hizo una presentación al respecto. Por lo que declaró otro asesor de la empresa OSD, pareciera que también es cierto que el abogado de Colonización, Dr. Gaitán los representaba en una doble y muy incompatible representación, creo que el Contador París así lo denunció y así lo expuso, seguramente con pesar por haberlo llevado el mismo a Colonización. Lo que no se dijo, y sería bueno que se aclare, es que si además del Dr. Gaitán, dicha empresa tendría fijado su domicilio legal en el estudio del Dr. Ignacio Kapor, hombre de suma confianza del Gerente General del Instituto, Branco Capitanich. Ex Gerente de Relaciones Institucionales, ¿actual jefe se asesores jurídicos del Instituto? Hombre de una larga trayectoria política. Creo que en esa época rozista era un habitué del 5º piso, al igual que lo fueron tantos otros políticos y funcionarios de distinto color político. Es difícil que haya tanta corrupción sin complicidades. Muchos hoy silban bajito y ponen cara de “yo no fui”. Reitero, son preguntas que vale la pena responder, si fueran ciertas serían cosas de mucha gravedad.



No preguntaré por ahora por otras ocupaciones y autorizaciones precarias. Tampoco preguntaré por la cantidad de títulos otorgados y si en los datos que algún funcionario expone, no se mezclan títulos con adjudicaciones precarias. Lo mismo ocurriría si me metiese a preguntar sobre cuántos de esos títulos estaban listos desde antes de que asumiera la actual gestión y cuántos se procesaron en todos estos años, ni dónde se demoraron. Hablando de eso ¿Quienes los demoraron y quienes los archivaron fueron los empleados antiguos del Instituto o los empleados nuevos, nombrados en Departamentos nuevos por estas últimas gestiones?



¿Qué van a hacer con las casi mil familias criollas del interfluvio a las que viven prometiendo soluciones y nada hacen? Los enfrentamientos allí con los aborígenes son una caldera a punto de explotar.



Ni hablar por ahora de cómo, de la boca para afuera, critican a los condenados judicialmente del “rozismo”, pero bien que se habrían ocupado de nombrar con el rango de Director, ascendiendo a quienes eran sus secretarias entonces, pasando por encima de personal con mucha experiencia y capacitación. Al menos suena muy contradictorio con lo que se declama y lo que se hace en realidad.



Tal vez sería bueno explicar mejor algunos carísimos e inentendibles convenios de mensura, muchos de ellos ya realizados, en su mayor parte, por el mismo personal de Colonización. Pero mejor ir por partes para no confundir a la gente. Ni hablemos de las mentiras de los sancionados y de los 2 cesanteados.



Para no ser injusto y no salpicar injustamente el buen nombre de alguien, sería bueno que expliquen muy bien las cosas expuestas. No sea que por hablar de anteriores corrupciones, se estén tapando corrupciones actuales.



Los funcionarios públicos tienen la obligación de dar explicaciones a la sociedad y, en este tema, quedan demasiadas cosas para explicar.



Son explicaciones que se deben a la sociedad, no a Jorge Wandelow. Son explicaciones que los Diputados y la justicia deberán exigir. Ni hablemos de lo que debería hacer el propio Gobernador para no quedar involucrado.



Por las dudas que alguien trate de desacreditarme, no tengo ningún interés personal en nada que tenga que ver con tierras. No tengo ningún interés en promocionarme, no tengo ningún familiar o amigo que haya sido o pueda ser beneficiado con alguno de estos temas. Si alguien intenta desacreditarme para eludir las respuestas serias, que estos serios temas merecen, estarán faltando el respeto a toda la sociedad, se estarán faltando el respeto a sí mismos. Eludir estas respuestas, el hacerlas confusas, es lo mismo que asumir culpabilidades.



Tampoco me salgan con las cosas que hizo mal el rozismo, no me siento responsable de ellas, al contrario, deseo que sean sancionados todos los responsables de corrupción. Ustedes prometieron que de ganar las elecciones sería para cambiar, no para justificarse permanentemente en lo que otros hicieron mal. Por eso las ganaron.



(*) [email protected]