Viernes, 20 Julio, 2012 - 19:34

Denuncian 155 casos de torturas en cárceles en los últimos 3 meses

El CELS advirtió hoy la persistencia de torturas, y condiciones inhumanas de detención a nivel nacional.



Organizaciones defensoras de los derechos humanos advirtieron hoy la persistencia de torturas, malos tratos y condiciones inhumanas de detención en los últimos años a nivel nacional y en distintas provincias, entre las que mencionaron a Buenos Aires, donde se registraron 155 casos entre junio y agosto de 2011.



El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) mencionó esos hechos en los incendios que se produjeron en el penal de Magdalena, en la provincia de Buenos Aires en 2005 y en Santiago del Estero en 2007. En un comunicado, la organización también se refirió a "lo sucedido en febrero de 2005 en el penal de Córdoba, que dejó en evidencia la crisis de un sistema colapsado y violento".



Asimismo, mencionó "las constantes denuncias por la situación de las cárceles e institutos de menores en Santa Fe, Neuquén y Corrientes y los casos en el Sistema Penitenciario Federal".



El CELS también citó como antecedentes "la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en relación con la situación de Mendoza o de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por las denuncias de violencia sistemática, torturas y tratos inhumanos en la provincia de Buenos Aires".



En el Informe 2012 sobre la Situación de los Derechos Humanos en Argentina, el CELS sostuvo que el banco de datos sobre torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes de la Defensoría de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires "registró 155 casos de tortura y malos tratos en el trimestre que va de junio a agosto de 2011, de los cuales el 57,5 por ciento no fueron denunciados penalmente".



"De estos casos, el 50 por ciento sucedió en unidades penitenciarias; el 49 por ciento, en dependencias policiales, y el 1 por ciento en otras instituciones", manifestó el informe. Finalmente, consigna que "de los no denunciados, el 83,2 por ciento de los casos sucedió en comisarías, mientras que el 16,8 por ciento se produjo en unidades penitenciarias".



El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) advirtió hoy la "necesidad" de aprobar el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura, que se encuentra en el Senado, tras el caso conocido en Salta donde dos presos fueron torturados por policías en una comisaría.



El organismo de derechos humanos sostuvo que el nuevo caso de tortura perpetrado sobre personas privadas de su libertad "evidencia la impostergable necesidad de avanzar en reformas estructurales de los sistemas penitenciarios y policiales del país".



En un comunicado reclamó la sanción del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura, aprobado por la Cámara de Diputados en septiembre de 2011 y que "se encuentra injustificadamente a la espera de su tratamiento en el Senado".



El CELS manifestó que las prácticas de tortura "forman parte de la cultura y del sistema de gobierno de las cárceles, comisarías, institutos de menores y unidades psiquiátricas de nuestro país". Asimismo, recordó que junto a organizaciones de la sociedad civil, defensores públicos e integrantes de la Procuración Penitenciaria de la Nación participó en la elaboración del proyecto del Mecanismo Nacional y advirtió que "permitiría avanzar en la construcción de institucionalidad para prevenir una de las principales violaciones de derechos humanos que se cometen en el país".



El proyecto, explicó la organización, busca cumplir con el mandato del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de Naciones Unidas firmado y ratificado por Argentina en 2004.



"Hasta el día de hoy no se ha logrado revertir una situación que el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas, en 2004, marcó como generalizada y habitual por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tanto en las provincias como en la Capital Federal", expresó el CELS.



Fuente Agencia DyN