Viernes, 20 Julio, 2012 - 16:42

Kicillof admite que "el mundo está experimentando una verdadera catástrofe económica y humana"

Reconoció que afectará a la Argentina, aunque destacó la "fortaleza" de la economía local para atenuar su impacto.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, consideró hoy que la crisis económica internacional es una verdadera "catástrofe mundial".



Además, consideró que "es privatista, noventista y reaccionario" pedir que los fondos del sistema de seguridad social sólo se destinen a jubilaciones y no se invierta también en el sistema productivo.



"El sistema es solidario... Es mezquino decir que los fondos deben ser para una sola persona. Más cuando ese sistema privado (de las AFJP) no funcionó... No hay autoridad moral y además es mentira", sentenció Kicillof.



Al disertar en la presentación del primer sorteo del Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la vivienda única (PROCREAR), el número dos del Palacio de Hacienda trazó un panorama de la crisis económica mundial y cómo afecta a la economía argentina al reducir sus posibilidades de comercio internacional.



Tras señalar que "hay una profunda desaceleración, que azota con violencia a los países centrales", Kicillof expresó que "el mundo está experimentando una catástrofe económica y no se sabe cuándo va a terminar".



"Hemos pagado y vamos a pagar todos nuestros compromisos" y "no dependemos de los condicionamientos de más deuda" subrayó, luego de lo cual remarcó que las políticas activas del Estado "nos han servicio y nos van a seguir sirviendo".



Al hablar antes del sorteo del plan de créditos hipotecarios lanzado por el Gobierno, el funcionario sostuvo que "el mundo está experimentando una verdadera catástrofe económica y humana como han sido las crisis del ´30 y de los ´70 y no se sabe cuándo ni cómo terminará, aunque es posible que no sólo no mejore sino que se agrave" Sin embargo, el funcionario subrayó las medidas que está tomando la Argentina para enfrentarla, entre las cuales mencionó el lanzamiento de PROCREAR, como una alternativa contracíclica, destinada a "paliar los efectos" de la crisis.



En ese sentido, señaló que las proyecciones internacionales de evolución del producto bruto interno (PBI) en los principales países y bloques del mundo marcan cuanto menos una contracción y mencionó que los Estados Unidos prevé crecer al dos por ciento, Brasil al 0,8 y China al 8,1 por ciento, casi cuatro puntos porcentuales menos que en años anteriores, en tanto que la Unión Europea experimentará una caída de su PBI.



Respecto del impacto de la crisis en el mundo, comentó que en Europa hay 25 millones de desocupados, en tanto que en los Estados Unidos la cifra alcanza los 13 millones de personas sin empleo.



El funcionario cuestionó también a economistas y opositores que, además del impacto de la crisis, contribuyen a "generar expectativas negativas" con declaraciones que aportan "mala onda y pesimismo" y "que tienen efecto concreto y hacen daño", a la vez que calificó sus comentarios como "cacareo inconsistente".



En ese sentido, el viceministro de Economía puntualizó que ante un escenario de crisis existen dos opciones: la que se aplica en Europa y que fue instrumentada en la Argentina en el 2001, que "es salvar a los poderosos, a los recursos financieros, y ajustar a la gente" y la otra es utilizar "una política fiscal expansiva, con medidas de gasto público que aseguren la reactivación económica".



En ese sentido, mencionó que el programa PROCREAR se orienta como una medida contracíclica ante la crisis, ya que "hacer una vivienda, no sólo tiene efecto para el que la recibe, sino también sobre la cadena de valor", es decir "sobre la actividad de la construcción y sobre el empleo".
Fuente: 
Agencia DyN