Viernes, 20 Julio, 2012 - 10:05

150 litros de leche materna se procesaron este semestre en el Banco del Perrando

Lo confirmó el director de este banco del hospital Perrando, Carlos Posse. El servicio se posiciona en el segundo lugar de importancia a nivel nacional.

El director del Banco de Leche del hospital Perrando, Carlos Posse, destacó la importancia de la lactancia materna para reducir la mortalidad infantil e informó que en el primer semestre del 2012, se procesaron 150 litros de leche. “Intentamos que la cifra crezca año a año, ya que la leche que aquí se procesa es fundamental para el desarrollo de los bebés prematuros”, expresó.



El Banco de Leche busca promocionar, promover e intensificar la donación de leche materna con el objetivo de aumentar los litros procesados mensualmente, los cuales hasta el momento alcanzan un promedio de 25 litros, aproximadamente. Si bien el servicio fue inaugurado en el año 2009, creció notablemente durante el último año, donde la captación de madres donantes fue mayor, al igual que el porcentaje de litros procesados por mes.



Para promover la donación, el hospital cuenta con un equipo de profesionales capacitados para explicar a las madres la metodología utilizada. “Una vez que la mamá es dada de alta, se la invita a una charla que brindan los profesionales del servicio donde se les explica cómo será el proceso y la importancia de ayudar a un prematuro que necesita de la leche humana”, indicó Posse.



A la par, explicó que el procedimiento se basa en la recolección del excedente de leche de la madre que amamanta, el procesamiento de la misma, control de calidad, clasificación, conservación y concluye con la distribución a los prematuros. El beneficio de esta acción no solo llega a evitar la muerte de un prematuro, sino que también permite prevenir en las madres la hemorragia postparto, disminuye el riesgo de sufrir osteoporosis y contraer cánceres de ovario y de mamas.



AÑOS DE HISTORIA


El Banco de Leche Materna del hospital Perrando fue creado en el año 2009 y es uno de los cinco que funcionan en Argentina, siendo el segundo en importancia. “La idea original era conseguir el alimento vital para los bebés prematuros del nosocomio, cuando no disponían de la leche de la propia madre. Así y tras largas pruebas que comenzaron en 2008, en marzo del año siguiente pudimos inaugurarlo de manera oficial”, comentó Posse.



Además, aclaró que debido a la demanda que existe y los problemas que se generan en torno al traslado de la leche humana, es necesario establecer nuevos bancos en diferentes puntos de la provincia. “Creemos factible que el próximo pueda ubicarse en el hospital 4 de Junio de Sáenz Peña ya que es el segundo en importancia en el Chaco y está ubicado estratégicamente para atender las necesidades de gran parte de la comunidad”, dijo el director.