Jueves, 19 Julio, 2012 - 16:05

Gerardo Martínez afirmó que la inflación "en la Argentina se desfasó y hay que controlarla"

El sindicalista aseveró que "hay hipermercados o mayoristas que están remarcando muchos productos.

El secretario general del gremio de la construcción (UOCRA) e integrante del llamado sector de los "gordos", Gerardo Martínez, consideró hoy "preocupante" la suba del costo de vida, al advertir que la "inflación en la Argentina se desfasó y hay que buscar controlarla".



El dirigente reconoció que la franja sindical que integra -cercana al Gobierno nacional- tiene "diálogo" con el titular de la CGT, Hugo Moyano, con el objetivo de "mantener la unidad" del movimiento obrero.



Al aceptar que dentro de su sector hay "un debate interno" en torno a apoyar o no al metalúrgico Antonio Caló como candidato a secretario general de la CGT, Martínez sostuvo por Radio 10 que "los trabajadores no debemos ser tontos, (debemos) unificar criterios, asesorarnos con economistas y poder terminar con el impuesto a la pobreza" que es "la inflación".



El titular de la UOCRA, que también admitió "algunas dificultades" en el sector de la construcción, formuló estos conceptos dos días después de que su par de UPCN, el oficialista Andrés Rodríguez, reconociera que "no" cree en los datos del INDEC sobre la inflación.



"Hay una situación preocupante, la inflación está repercutiendo en todo el mundo y, particularmente, en la Argentina se desfasó y hay que buscar controlarla", advirtió Martínez, quien el lunes pasado participó de la reunión de gremios antimoyanistas con la presidenta Cristina Fernández y que dijo respaldar a Caló.



El sindicalista aseveró que "hay hipermercados o mayoristas que están remarcando muchos productos como si esto tuviera relación con el tema del dólar y esto es mentira porque el 99 por ciento de los productos que se venden allí no están relacionados con el dólar; hay -lamentó- un sector muy especulativo".



"Por eso digo que el diálogo con el sector empresarial, el sector sindical y el Gobierno es fundamental en este sentido", enfatizó. En este marco, al insistir en la necesidad de que el movimiento obrero se mantenga unido, Martínez sostuvo que "lo importante sería que entre nosotros encontremos una lógica sindical, coincidencias, que nos sepamos escuchar para aunar criterios en una sola estructura sindical".



Asimismo, el dirigente gremial admitió que en el sector de la construcción "estamos teniendo algunas dificultades" y, aunque estimó que "son temporarias" porque al mismo tiempo "están surgiendo" distintas obras, indicó que en algunos proyectos de inversión "hay una confusión que genera una situación de parate y eso no es bueno". "Hay mucha incertidumbre" en el sector de la construcción, insistió Martínez, al aludir a la política oficial relacionada con el dólar y, en un tono que buscó ser conciliador, señaló: "cuanto más se aclare y se dé tranquilidad es fundamental para el desarrollo de la inversión. Hay que aclarar esta situación, resolverla lo más pronto posible".



Cuando se le preguntó si el sector sindical al que pertenece sigue manteniendo contacto con Moyano, Martínez asintió: "Sí, soy uno de los que dije que no había que cortar el diálogo".

"El objetivo es mantener la unidad; la responsabilidad de los dirigentes es mantener la unidad de la CGT, (porque todos los gremialistas) coincidimos en una agenda sindical, coincidimos que en el país hay que cuidar (lo logrado) con todo el esfuerzo que hicimos hasta la fecha", finalizó.
Fuente: 
Agencia DyN