Jueves, 19 Julio, 2012 - 12:47

Son pequeños productores rurales
Corregido pide atención para 30 familias de Colonia Tacuaní

El Defensor del Pueblo asegura que los habitantes de la localidad ubicada a 80 kilómetros al sur de Puerto Vilelas están aislados del resto de la provincia.



Los pobladores de Colonia Tacuaní -ubicada sobre la costa del Río Paraná-, reclamaron la presencia del Defensor del Pueblo del Chaco, Gustavo Corregido para que los acompañe en los reclamos de asistencia y políticas públicas que le permitan una mejor calidad de vida.



Luego de la visita a la zona, el ombudsman adelantó que durante la jornada de hoy –jueves 19- estará remitiendo una serie de recomendaciones a las autoridades de Vialidad Provincial, Salud Pública, el Ministerio de Educación y la Secretaría de Seguridad para que brinden respuestas a las peticiones de los pobladores.



Asimismo señaló que el principal pedido es para el intendente de Puerto Vilelas, Marcelo González considerando “la falta total de atención por parte del municipio a los pobladores de El Tacuaní”, recomendando que “se dispongan las medidas necesarias a través de su competencia y relaciones interinstitucionales a fin de implementar la inclusión de los pobladores”.



MUCHAS CARENCIAS


El defensor hizo saber que fueron convocados por el maestro Ernesto Cano para que se conozcan las necesidades de la zona, a la cual solamente se puede acceder por lanchas desde la localidad de Empedrado en la provincia de Corrientes. “No hay caminos y el que existía se encuentra intransitable, por lo que están aislados del Chaco”.



Corregido junto a Roberto Mena, responsable de la oficina chaqueña de la Defensoría del Pueblo de la Nación, tomó contacto directo con los pobladores de esa comunidad en la Escuela Nº 797 (anexo 1) con quienes rubricó un petitorio en el que hacen saber la necesidad de contar con camino de acceso a la colonia, porque no es posible llegar por tierra, además pidieron mantenimiento de los paneles solares que desde hace tres meses no funcionan y es la fuente de energía.



Las más de 30 familias –pequeños productores rurales- relataron las carencias, especialmente en la comunidad educativa, dando cuenta que la antena de radio se cayó, el tanque de agua está roto y la bomba de agua no funciona. En este sentido al no tener servicio de energía eléctrica manifestaron que necesitan bombas de agua manuales. También hicieron público la necesidad de que después de 13 años se titularice a Cano en el cargo docente (está como suplente).



Reconocieron que cuentan con Asociación Civil con personería jurídica a fin de canalizar una mejor calidad de vida de la población. A pesar de esta difícil situación uno de los pedidos fue que la provincia planifique la regularización de los DNI para obtener identificación, además de permanecer con domicilio en el Chaco y ejercer los derechos ciudadanos.
Fuente: 
Defensoría del Pueblo del Chaco.