Miércoles, 18 Julio, 2012 - 12:50

Adolescentes muertas en Salta
La familia de Luján Peñalva, cree que se trató de un homicidio

"Hasta que no se acredite el suicidio, voy a pensar que fue un crimen" dijo el representante legal de los familiares de la adolescente muerta.

Además, dijo que "lo más probable es que las haya matado un conocido". Las primeras pericias apuntarían a un pacto suicida.



René Gómez, abogado de la familia joven de 19 años, que fue hallada ahorcada junto con su amiga Yanina Nüesch, afirmó que tiene "una hipótesis concreta de que se trató de un homicidio" y que hasta que no se "acredite que fue un suicidio", pensará que fue un crimen. "No conozco un caso en la historia criminal argentina de un suicidio de esas condiciones", afirmó el letrado.




"Yo estoy dudando de que sea un suicidio. A mí no me cierra", aseveró el representante legal. Asimismo, dijo que las familias "creen que las drogaron y las mataron". Y aseguró que creía que fue un conocido el que las mató.



Siguiendo esta línea, el tío de Luján dijo: "A mí no me cierra que haya pasado esto (el pacto suicida). Por el momento, no descarto nada hasta que no se sepan bien todas las pericias".



Por su parte, el juez que investiga la causa, Javier Farah, afirmó más temprano en declaraciones radiales que la primeras pericias apuntaban a que no hubo una tercera persona en la escena del hecho, lo que significa que se trató de un pacto suicida.



Al respecto, declaró que "las tareas investigativas deben continuar" y que la causa sigue caratulada como "muerte dudosa". De igual forma, resaltó que los mensajes de texto y de las redes sociales escritos, presuntamente, por una de las menores, son materia de investigación y "fueron incorporados en la causa".



HIPÓTESIS DEL PACTO SUICIDA

Un grupo de albañiles y un sereno confirmaron al diario El Tribuno que ese día, entre las 17:30 y 18:20, pasaron por el lugar del hecho y no observaron nada extraño, pese a que la autopsia de ambas determinó que murieron entre 24 y 28 horas antes de haber sido encontradas.



“Nosotros siempre terminamos nuestras labores después de las 18 y salimos derecho por el descampado, en dirección al sur, hasta salir a la ruta nacional 68. Ese día (por el lunes) sólo observamos a un hombre grande de cabello blanco que paseaba con un perro dogo argentino. Pasamos a sólo diez metros del lugar, vimos el árbol pero no observamos nada raro”, comentó uno de los obreros al diario salteño.