Miércoles, 18 Julio, 2012 - 11:32

A 18 años del atentado
1994 - 2012
La Comunidad Judía de Resistencia recordó a las 85 víctimas de la AMIA

El acto central se inició pasada las 9.30 en la Asociación Israelita ubicada en Ameghino 355. Por la noche continúan las actividades.

La Comunidad Judía de Resistencia, recordó a las víctimas del atentado a la AMIA con una charla abierta a la comunidad, al cumplirse 18 años de la tragedia donde perdieron la vida de 85 personas y quedarán cientos de heridos.



Este año la convocatoria a nivel nacional se hace bajo el lema “Alimentemos la memoria y una receta para no olvidar” que consiste en la elaboración de un “Pan de la Memoria”. Se puede bajar la receta de http://www.alimentemoslamemoria.org/pan-de-la-memoria-receta.html. Reiterando incansablemente el pedido de justicia, tras tantos años de impunidad.



Las autoridades de la Comunidad Judía adelantaron que la charla abierta se denomina “la onda expansiva a 18 años del atentado a la AMIA ” a cargo del periodista Diego Relamed, quien es columnista de diario La Nación , CNN en español, autor de libros tales como: Los judíos y el menenismo y IRSE como y porque se están yendo los argentinos; conductor del programa de TV “AMIA el legado”; miembro de FOPEA, entre otras.



PAÍS

En Buenos Aires, la mutual judía desarrollará el acto central en conmemoración a las víctimas del ataque, sin la presencia de agrupaciones de familiares, ni de la presidente Cristina Kirchner, que está fuera del país, ni de Mauricio Macri.



El único orador en el acto será el titular de la AMIA, Guillermo Borger, quien hablará después de las 9:53, horario en el que estalló la bomba, y en el que se acostumbra comenzar las ceremonias de homenaje año a año con una sirena que recuerda el episodio.



La presencia oficial estará limitada: por el Gobierno tampoco está previsto que concurra Amado Boudou, quien participará de un acto en cercanías de Rosario, y por el Ejecutivo de la Ciudad irá María Eugenia Vidal en representación de Mauricio Macri, quien encabezará
la reunión de Gabinete a esa hora.



En las inmediaciones del edificio ubicado en Pasteur 633, del barrio porteño de Once, se montará el escenario donde se ubicarán las autoridades nacionales y porteñas que asistirán al acto, donde se leerán los nombres de las 85 víctimas del ataque terrorista.



Tal como se hace desde 1994, se prenderán 85 velas y se pondrán rosas en memoria de las personas fallecidas la mañana del 18 de julio de ese año.



"El acto será como el que se viene realizando tradicionalmente todos los años, con la misma logística; a las 9:53 se hará sonar una sirena, luego se leerán los nombres de las 85 víctimas, se encenderán las velas en memoria de las víctimas y se pondrán rosas", afirmó Borger en declaraciones a la prensa.



Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, en esta oportunidad no se escucharán discursos de los familiares, ya que no llegaron a un acuerdo con la mutual para participar de la ceremonia oficial.



Además, el lema de la convocatoria de este año es "Alimentemos la Memoria".



En el marco del nuevo aniversario, la presidente Cristina Kirchner recibió el lunes por la noche en la Casa de Gobierno a dirigentes de la AMIA, encabezados por Borger.



Durante la reunión, la jefa de Estado confirmó que no asistiría al acto, ya que se encuentra por estas horas en Bolivia.



Cristina recibió a la comisión directiva de la mutual luego de un largo período de frialdad, que se abrió el año pasado, cuando las instituciones de la colectividad criticaron que el Gobierno contemplara una política de diálogo con Irán, y decidiera que su entonces embajador en la ONU, Jorge Argüello, no se retirara de su banca cuando hablaba el presidente Mahmud Ahmadinejad.



La semana pasada, la Presidente también recibió a la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, encabezados por Sergio Burstein y Rita Lichentsztejn de Rosenberg, distanciados de las autoridades de la mutual.



De la ceremonia prevista para este miércoles participarán la dirigencia comunitaria, representantes del gobierno nacional, entre ellos el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y de la Ciudad de Buenos Aires, como así también legisladores, dirigentes políticos y ciudadanos en general.



También asistirá un grupo de jóvenes de 18 años que nacieron en 1994, pertenecientes a escuelas secundarias judías y no judías para que lean una serie de mensajes.