Martes, 17 Julio, 2012 - 20:10

Prestadores reclaman ante 5 meses de atraso
Por falta de pago peligran servicios de diálisis al INSSSEP, PROFE y ministerio de Salud

Desde el Centro de Enfermedades Renales señalaron que los prestadores están financiando los tratamientos de pacientes ante las demoras en los pagos.

Eduardo Emilio Ducasse, Director Médico del Centro de Enfermedades Renales, "la problemática actual es que los responsables de las obras sociales no están pagando los contratos desde hace unos cinco meses" y aclaró que entre los que deben están el Ministerio de Salud, el InSSSeP y el PROFE (Programa Federal, que tiene una sede en Chaco). El ministerio se encarga de financiar el tratamiento a aquellas personas que no tiene obra social.



El médico explicó que el sistema que existe en Argentina consiste en que las instituciones de diálisis hacen un contrato con las obras sociales por el cual están obligadas a poner todo lo necesario para llevar adelante el tratamiento, lo que incluye poner a disposición del enfermo, los insumos (que son de alta complejidad e importados), la aparatología, los filtros de diálisis, un nutricionista, un psicólogo y el traslado en un remis para todas las sesiones semanales. La obra social, por su parte, se compromete en ese convenio a pagar los servicios prestados en un plazo de 60 días.



En este sentido, señaló que ya realizaron varias reuniones en las que los responsables se comprometieron a regularizar el pago pero no cumplieron con lo acordado. "Hace un tiempo nosotros éramos los prestadores y ellos los financiadores y ahora pasamos a ser nosotros los que financiamos la diálisis" manifestó Ducasse y agregó que las intituciones se están haciendo cargo de los gastos: "yo no le puedo decir a un proveedor que le voy a pagar dentro de cinco meses" aseguró.



Duccase especificó que desde octubre del año pasado notaron que se empezaron a atrasar en los pagos, que en principio fueron solo unos días pero que la situación se fue agravando con el correr del tiempo, hasta llegar a cinco meses de atraso.



Por otra parte, expresó que los prestadores no quieren trasladar este inconveniente a los pacientes, que no piensan dejarlos sin servicio y remarcó que su principal preocupación siempre fue pagar al recurso humano. Sin embargo, adelantó que "la situación es complicada" y están dispuestos a sentarse a dialogar para ponerse de acuerdo pero exigen que cumplan.



El médico, por último, aclaró que la gravedad de la cuestión reside en que "los pacientes que se hacen diálisis tienen una deficiencia renal crónica, por lo cual deben someterse a este tratamiento purificador tres veces por semana, durante toda su vida, de modo que si se suspende el tratamiento el paciente muere".