Martes, 17 Julio, 2012 - 15:50

Correo de nuestros lectores
Al que madruga...
Wandelow se candidatea a legislador nacional

El lector Jorge Wandelow anuncia su determinación de presentarse, desde el Nuevo Espacio Abierto en la UCR, como aspirante a una banca en el Congreso. Refuta a Rozas y torea a Peche.

Ángel Rozas y Carim Peche: ¿Mienten o simplemente se equivocan?

La unidad no se proclama, se practica, se la alienta, se asumen actos que respalden nuestras palabras; se buscan todas las formas de crear las circunstancias `posibles para darle forma. Hoy esa unidad es una necesidad imperiosa. Los radicales debemos hacer todos los esfuerzos necesarios para permitirla.



Este momento tan difícil y complicado de nuestra provincia y de nuestra nación exige y reclama la presencia de un radicalismo unido, moderno y principista.



Y es con ese sentido de unidad como guía, buscando que sirva como ejemplo para quienes hablan mucho de ella, pero hacen todo lo posible por convertirla en casi un imposible, generando falsas antinomias, que de ninguna manera me voy a prestar a analizar las intenciones de Ángel Rozas o de Carim Peche. Si dijera que mienten, estaría evaluando sus posibles intenciones. La mentira, a diferencia de la equivocación, requiere como elemento constitutivo fundamental, la intención de engañar.



Como nunca integré Convergencia y pertenezco al NEA, donde comparto ese espacio con una mayoría que sí pertenecieron, que por distintos motivos ya conocidos, decidieron separarse, recibiendo por ese motivo `permanentes descalificaciones, generalmente fundadas en supuestas intenciones, prefiero hablar de que Rozas, Peche, y algunos otros que forman el núcleo de las decisiones y de las candidaturas de Convergencia, están equivocados. Reitero, lo hago pensando en la unidad y en el respeto que se merecen nuestros afiliados y simpatizantes.



El señor Rozas nos acusa permanentemente de no tener convicciones, de que actuamos solamente movidos por el interés. Según él expresa, ahora ni siquiera somos radicales, no tenemos convicciones, ideales ni más objetivos que alcanzar algunos puestos. Hasta hace muy poco decía todo lo contrario.



El señor Peche ha ido un poco mas lejos, le puso nombre y apellido al supuesto motivo que existió en la creación de este movimiento interno llamado NEA. Efectivamente, lo que para él, aparentemente hace imposible la unidad, es que en el NEA ya están definidas las candidaturas:Aída Ayala como candidata a Gobernadora, Alicia Azula como candidata a Senadora; Roy Nikisch como candidato a Diputado Nacional y Cipollini como candidato a Diputado Provincial. Eso es lo que manifestó en estos días, eso es lo que apareció en las noticias.



Nunca pertenecí a Convergencia. Hace más de 40 años que estoy afiliado a la UCR y 6 ó 7 más que milito. A los 9 ó 10 años ya estaba en el comité de la calle López y Planes pegando sobres para la elección de 1962 que llevaba la fórmula de León- Otaño. La mayoría de los actuales dirigentes radicales, muchos de ellos mayores que yo, ni conocían en esa época al radicalismo y la lucha por los principios.Todos sabíamos entonces que no era posible ganar, pero era indispensable dejar testimonio de las ideas y los principios de la UCR. Eran épocas de hacedores y soñadores idealistas, que no pensaban en qué se podía ganar. Se trabajaba por convicción. Y hoy es necesario volver a las convicciones. No hay que declamarlas, hay que sentirlas de verdad. Los dirigentes radicales nunca estuvieron antes sospechados de corruptos, ni tampoco rodeados de quienes están sospechados de serlo. Para ser dirigente radical hacía falta ser honesto, pero también parecerlo. Hoy, cada radical sabe, escucha, que lo que piensa la sociedad de muchos de nuestros dirigentes, dista mucho del respeto. Muchos de ellos no estuvieron en las épocas difíciles, se perdieron aquellas jugosas experiencias que dejaban las luchas tan principistas como desiguales.



Muchos aparecieron recién en el momento de las candidaturas.



Y se equivocan ambos, en el NEA no se habla de candidaturas, se habla de respeto y se habla de democracia. Se habla de la necesidad de un partido moderno y ágil, con jóvenes y con viejos, con la inclusión de todos los que deseen involucrarse en un proyecto humanístico de crecimiento y desarrollo. Un proyecto que piense en el bienestar general y no en privilegios particulares. Queremos que las ventanas del radicalismo se abran para ventilar algo que estuvo cerrado demasiado tiempo, no para echar a nadie. Al contrario, queremos también que las puertas se abran de par en par, para que se acerquen y entren todos aquellos que vean en el radicalismo una buena opción. Pretendemos convertirlo en la mejor opción. Pretendemos que la UCR vuelva a ser gobierno de la mano del entusiasmo de la gente. Para eso hacen falta cambios.



Y les puedo asegurar a ambos y a toda la ciudadania que sigo con los mismos principios y las mismas convicciones. Que no he alentado durante años, casi en soledad, los cambios que se necesitan, para reemplazar unos dedos por otros dedos. He luchado por la verdadera democratización de nuestro partido, por hacerlo mas coherente con sus principios, mas ético. La idea es no permitir que nadie deforme nuevamente ese sentido democrático que impulsamos. La idea es que cada radical se constituya en celoso guardián de los principios radicales, y no dejarlos al arbitrio de nuevos iluminados, pertenezcan al sector que sea. Muchos radicales, en todo el país, sentimos que en los últimos años, el radicalismo se iba quedando solitario en nuestras almas, mientras las estructuras partidarias tomaban rumbos desconocidos e inconsultos.



Y tal vez en ese sentido, sirva y ayude a desacreditar las suposiciones sobre intenciones que no existen, que a fin de legitimar esa democracia y asegurar que nada está establecido, que, a partir de este momento, como práctica y como simbolismo, asumo el compromiso de disputar una precandidatura a legislador nacional para el 2013. No será sólo testimonial. Lo haré con toda la energía que posibilite mi capacidad. Lo haré para ganar, y lucharé por ello.



Lo haré con el convencimiento que estoy capacitado para ello. Lo haré pensando en que si pierdo, inmediatamente me pondré a disposición del ganador, para trabajar por su triunfo. Mientras que si gano, intentaré que todos actúen de igual manera conmigo y, de ser electo, intentaré ser el mejor legislador de nuestra provincia.



Si sintiera que tuviera la edad y la capacidad física que requiere un cargo como el de Gobernador, con todas las responsabilidades que eso implica, con todas las cosas que se pueden hacer por la gente desde ese lugar, tengan la seguridad que me hubiera encantado disputar esa candidatura. No la tengo y no pienso aspirar a ningún lugar ejecutivo.



Algunos, seguramente, intentarán ahora acusarme de pretender lugares de privilegio o de ambiciones desmedidas. No las tengo, ni las tuve nunca. Muchas veces me ofrecieron lugares en listas ganadoras y nunca los acepté. En primer lugar, yo los considero lugares de servicio a la república. En segundo lugar, aunque lucharé por conseguirlo, desearía que se presenten muchos candidatos, los mejores del NEA y de Convergencia, así como de todos los sectores ciudadanos que reúnan los requisitos, tengan capacidad y vocación de servicio. El radicalismo debe abrir sus puertas de manera verdaderamente democrática. Pienso en un radicalismo formador de demócratas, de luchadores contra las inequidades, de defensores de la república y de su armónico desarrollo.



Para quitarles sus temores sobre la existencia de candidaturas puestas con el dedo, me constituyo entonces en el primero de los pre precandidatos a legislador nacional, lo hago sin siquiera consultar a nadie de mis correligionarios. A partir de este momento actuaré como el primer pre-precandidato a legislador nacional. Oportunamente decidiré si lo hago presentándome como candidato a Senador o a Diputado Nacional, pero de verdad espero que sean muchos más los pretendientes a esos lugares. Desearía que en esa grilla de partida esté mucha gente, nueva o vieja; con historias políticas o sin historias políticas. Que sea la ciudadanía, quien decida, de entre todos, a quien considera la mejor opción.



En nuestro partido, las elecciones internas deberían ser un hecho habitual. Mucho más en este momento en que todos juntos deberíamos estar enfrascados en el debate de proyectos y programas que den respuestas a las necesidades de este Chaco nuestro con tantas necesidades.



También creo, si eso es lo que verdaderamente los preocupa, que tanto el Dr. Rozas, como el Diputado Peche, pueden impulsar las reformas políticas que la política en general necesita para democratizarse. Reformas políticas que fueron reiteradamente prometidas, por éste y por anteriores gobiernos, Por un motivo u otro, nunca bien explicados, siempre se dejan para otra oportunidad, cuando no se hace todo lo contrario, con tal de excluir a posibles competidores.



Las elecciones abiertas simultáneas y obligatorias son algo que el radicalismo ha propuesto durante largo tiempo, sería muy interesante que ustedes también las impulsaran con entusiasmo para la Provincia. La boleta única sería otra necesidad, tan importante como la anterior. Con ambas reformas se estaría avanzando, momentáneamente, de manera importante en la lucha por la democratización de la política, en la lucha contra el fraude, que hoy existe igual que hace 121 años, sólo que disfrazado de una irreal democracia sin práctica real. Es desde la misma política que se debe devolver a la gente el poder de decisión y participación. La ciudadanía hoy es simple espectadora de las decisiones y candidaturas que deciden otros. Ayuden en ese sentido, coloquen al radicalismo en la delantera democrática que le corresponde, por principios y por historia, de lucha contra ese fraude. En este sentido esperaré un mes que el Bloque de Diputados de la UCR, que preside el Dr. Peche, presente un Proyecto con estas reformas, o presentaré uno propio y pediré el acompañamiento de aquellos diputados que quieran acompañarme. Que el 2013 marque la diferencia.



(*) [email protected]