Martes, 17 Julio, 2012 - 14:45

Se presentó el Programa de Regularización Dominial
Más de 3000 familias podrán acceder a un título de propiedad en barrios, villas y asentamientos de Gran Resistencia

La entrega de títulos implica "la apertura de calles, laconstrucción de veredas, el perímetro del terreno, la localización para garantizar que ese terreno tenga agua potable, acceso a cloacas y a calles para garantizar el acceso", explicó Capitanich.

Con el objeto de garantizar mejores condiciones de vida para la población, el gobernador Jorge Capitanich presentó esta mañana el Programa de Regularización Dominial y Ordenamiento Territorial del Gran Resistencia. Se trata de una propuesta planificación urbana que apunta a mejorar las condiciones de vida de la población, mediante la ejecución de obras de infraestructura básica y acceso a títulos de propiedad. Así, según las metas fijadas, el proceso de saneamiento parcelario y ambiental permitirá resolver, en 36 meses, las necesidades de barrios, asentamientos y villas del área metropolitana.



En el lanzamiento estuvieron presentes acompañando al gobernador el ministro de Desarrollo Urbano y Territorial Gustavo Martínez, los subsecretarios de Ordenamiento Territorial Juan Turbay, los diputados nacionales Hugo Maldonado y José Mongelo y los intendentes de Puerto Vilelas Marcelo Gonzales y de Fontana Antonio Rodas, entre otros funcionarios.



EL PLAN


En una primera etapa, más de 3000 familias de 35 barrios tendrán su título de propiedad y se verán beneficiadas también con las acciones de saneamiento parcelario y ambiental en sus barriadas. En la segunda etapa se beneficiará a 7000 familias y luego continuarán otras hasta alcanzar la totalidad de asentamientos del área metropolitana, que asciende a 271.



Para el desarrollo de las tareas se conformarán Consejos Consultivos que, basándose en los datos del Registro único del Hábitat, permitirán identificar la cantidad de personas en situación precaria que serán favorecidas con la medida. La estrategia de regularización dominial contempla también el pago de los títulos de propiedad en “cuotas razonables y de largo plazo”. A su vez, esas cuotas integrarán un fideicomiso que será destinado a saldar los instrumentos de pagos para expropiación de los terrenos por un monto cercano a los 70 millones de pesos.



“MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA ES UNA POLÍTICA DE ESTADO”

Capitanich señaló que el modelo presentado permitirá resolver un problema acumulado durante muchos años por lo que agradeció a quienes trabajaron en la iniciativa de gobiernos anteriores por asumir un compromiso. Reconoció que la tarea realizada hasta ahora es significativa pero que aún queda mucho por hacer.



“Es una política de estado que trasciende los partidos
políticos y los movimientos sociales, tiene una concepción filosófica
abierta y democrática”, consideró
y anticipó un plan hacia el 2015 que tendrá como meta lograr que casi 20 mil familias y 100 personas tengan regularizada el titulo de la propiedad de la tierra y la construcción de una vivienda digna que garantice calidad de vida.



Recordó que desde el inicio de la gestión se concretaron múltiples incitativas para resolver la demanda de la vivienda digna por lo que en la segunda etapa fue necesario crear el Ministerio de Desarrollo Urbano y Territorial.



Además destacó la importancia de la actividad de la Cámara de Diputados en este sentido ya que se sancionaron la Ley de regulación nominal para identificar las prorrogas de los procesos de
expropiación, suspender procesos judiciales que pudieran existir y generar las condiciones para articular un combo que permitan cumplir un pago correspondiente para garantizar la articulación jurídica; también la legislación Nº7000 del Registro del Habitad Unificado lo que nos permite un sistema de base de datos con la situación nominal de cada familia y asentamiento.



“Tenemos un insumo adecuado para políticas de planificación territorial”, expresó. Además destacó que se fortaleció a los organismos estatales para que trabajen coordinados y poder así intervenir territorialmente.



El primer mandatario detalló que un programa de regularización nominal no solo implica la entrega de un titulo sino también la inversión de infraestructura social básica porque para llegar a obtenerlo es preciso verificar la declaraciones de utilidad pública y un sujeto a indemnización, la definición del monto indemnizatorio y la forma de pago, para lo que se creó un fideicomiso que dará cuotas accesibles a cada necesidad.



La entrega de títulos implica –según remarcó- la apertura de calles, la construcción de veredas, el perímetro del terreno, la localización, para garantizar que ese terreno tenga agua potable, acceso a redes cloacales salidas, a calles para garantizar su accesibilidad. “Todo esto implica una planificación territorial y ordenamiento urbano para que los vecinos tengan infraestructura”, manifestó.



Aseguró que se continúa trabajando para garantizar prevención de riesgo sistémico de inundaciones, en el plan maestro
cloacales que permitiría terminar con el impacto de las lagunas de oxidación que afectan a muchos barrios para lograr un saneamiento de carácter ambiental. “Tenemos previsto para el 2015 lograr un salto cualitativo en el Chaco”, adelantó y recordó que en el censo de 2010 se supo que uno de cada 4 hogares chaqueños tenia cloacas y el objetivo es que en cuatro años sean 3 de cada 4. “El plan maestro tiende a la universalización”, afirmó y agregó que trabaja en el acceso al agua potable lo que tiene un gran impacto en la salud.



“Tener el titulo es un puente para la construcción del futuro”, expresó Capitanich y destacó que es muy positivo para las personas que viven en un asentamiento ya que va a tener condiciones para acopio de materiales para la construcción de una vivienda digna, con seguridad jurídica. “La vivienda y el terreno van a ser suyo”, subrayó y consideró que la casa a ver ser fruto de su esfuerzo.



TRABAJO EN CONJUNTO


Martínez consideró como importante la presentación porque permite reflejar el trabajo de un equipo el cual se ve reflejado en la información que desarrollaron en la primera tapa de gestión para poder lograr la planificación.



“Barrios históricos esperaron muchos años la posibilidad de tener un proceso de saneamiento parcelario ambiental y contar con la infraestructura básica para poder mejorar la calidad de vida”, reconoció el y explicó que desde la cartera que conduce trabajaron en poder ordenar la información y los instrumentos que permitan desarrollar el proceso de saneamiento nominal y de infraestructura, con un plan de trabajo que permitirá en 36 meses cubrir las necesidades del área metropolitana de barrios, asentamientos y villas.



El funcionario agradeció a los diputados provinciales por la sanción de las leyes que permiten presentar el plan con el andamiaje jurídico para que ya mañana se pueda empezar a poner en marcha. Destacó también que varias de las legislaciones fueron iniciativas del poder ejecutivo que brindan el marco jurídico como la emergencia nominal, el Registro Único del Hábitat.