Lunes, 16 Julio, 2012 - 15:57

Robaron 18 mil pesos a una comerciante de Sáenz Peña

Tres delincuentes armados ingresaron a un local comercial ubicado en el barrio San Cayetano y amenazaron a la propietaria del lugar con matar a su bebé.

Rosa Mabel Cardozo, es la propietaria del polirubro (mercería, juguetería, librería) asaltado por tres hombres armados con pistolas en las primeras horas de la noche del viernes en Quinta 119 del Barrio San Cayetano.




Según el relato de la policía tras la denuncia realizada por la propietaria del local a las 20:30 ingresaron tres sujetos, todos armados y a cara descubierta, pero a los pocos minutos se colocaron pasamontañas. Uno de ellos se metió atrás del mostrador y apuntando a la propietaria con un arma de fuego la obligó a ingresar a la vivienda familiar que funciona en el mismo lugar. Según señaló la mujer los delincuentes le dijeron que tenían a su marido atado en otra habitación.



Una vez dentro del domicilio lo primero que tomaron fue un cofrecito donde tenía los ahorros de la bebé pero como el sujeto vio que no era mucho dinero y la amenazó diciendo: “Dame toda la plata o la quemo a tu bebé ahora mismo". Fue así que la mujer por temor le dio todo el dinero que tenía en ese momento, unos 16 mil pesos ahorrados y más mil de la recaudación del día, todo en efectivo.



Ampliando datos
de su denuncia la comerciante asaltada dijo que los ladrones "eran personas mayores, bien vestidas y no tenían cara de delincuentes pero estaban decididos a todo”.

Los delincuentes tras alzarse con el botín encerraron a la propietaria del local y a su secretaria en
una pieza. No pudieron ver su si los asaltantes se movilizaban en algún vehículo, pero antes de irse uno de ellos les dijo "más vale que no se muevan de aquí porque vuelvo y los quemo a todos".



Dese la policía el Comisario Félix Alberto Aguirre, Jefe de la Comisaría Segunda confirmó “creemos que se filtró alguna información y los delincuentes sabían que existía una cierta cantidad de dinero en ese lugar”, señaló el jefe de la Comisaría Segunda, por eso sugirió a los comerciantes de la zona que deben tomar precauciones y en todos los casos no tener el dinero en la casa sino en el banco o algún otro lugar seguro.