Sábado, 14 Julio, 2012 - 19:16

Vecinos del Central Norte denuncian inseguridad desde la reapertura de un boliche

Los vecinos hicieron saber de su preocupación a raíz de la apertura del boliche que funciona mediante un permiso judicial a pesar de no estar habilitado.

Durante una reunión realizada el viernes, indicaron no solo su preocupación sino también la indignación que les provoca la presencia de este local que tiene salida en el Pasaje Uspallata y que es proclive a que ocurran incidentes violentos como los que suceden habitualmente en otros boliches cercanos al barrio.



Cabe señalar que este local en particular intentó por todos los medios posibles lograr la habilitación municipal para poder funcionar pero fue sistemáticamente denegado por no cumplir con los requerimientos necesarios.



A través de un comunicado, los vecinos reconocieron la labor municipal a la vez que expresaron que los fundamentos para la negativa a tal habilitación fueron la imposibilidad de colocar este tipo de rubro por ser considerada una zona residencial.



El local en cuestión está ubicado, pared de por medio, con casas de familia tanto en su parte frontal como en la trasera, lo que torna imposible la convivencia de dichas familias por los ruidos que produce como ser vibración de paredes, vidrios, movimiento de lozas en pisos superiores, etc.



Pero además provoca inconvenientes la presencia de autos con música a todo volumen, motos con escapes libres, la utilización constante de las veredas y paredes como baños públicos y, en especial, las peleas y la inseguridad que ellas encierran más cuando los vecinos quieren deben salir temprano a trabajar.



NO ES EL ÚNICO PROBLEMA

Los vecinos autoconvocados indicaron además que estos problemas lo vienen sufriendo desde hace tiempo con otro boliche ubicado en Franklin y San Lorenzo, a solo 100 metros del otro local aludido, donde hace dos semanas con el esfuerzo conjunto entre Municipio y la Justicia, se procedió a la clausura definitiva.



“Ahora nos encontramos con sorpresa e indignación que el boliche de Las Heras al 470 abre sus puertas mediante un recurso de amparo emitido por el Juzgado de Garantías 1 a cargo de la doctora María Mercedes Pereyra, desoyendo las ordenanzas municipales que negaron la habilitación para el funcionamiento del mismo y la grave situación por la que estamos atravesando nosotros”, indica textualmente el comunicado.