Viernes, 13 Julio, 2012 - 11:20

Garantizan el derecho a la educación con la implementación de "Escuelas en las Cárceles"

Desde la cartera educativa detallaron objetivos y alcances que se persiguen con este sistema educativo que brinda formación a personas privadas de la libertad.

Esto fue expresado por la cartera educativa mediante un comunicado que expresa: “Es por eso que la dirección de Educación en Contextos de Encierro trabaja en once cárceles y un centro de atención de adicciones.



El compromiso del Estado
a través de sus normativas y sus agentes, tales como instituciones y sobre todo
los docentes han posibilitado que hoy pueda contarse
la experiencia vivida por César, quien estando privado de la libertad, concluyó sus estudios secundarios y comenzó la universidad.



Dicen que el tren de la vida pasa solo una vez, y por eso hay que aprovecharlo. En algunas oportunidades al pasar el tiempo las situaciones y la experiencia pueden demostrar que quizás no se hayan tomado las mejores decisiones.



La Educación en Contexto de Encierro, en muchas personas es esa segunda oportunidad de reivindicarse y de dar un giro que permite encontrar y conocer todo eso que antes ni se sabía que existía.



Esta modalidad que está regida por la Ley Nacional y la Ley Provincial de Educación, es una muestra de que no todo se trata de lemas.
Sus principios, inspirados en dos mujeres que han cambiado el rumbo del país, Eva y Cristina dice: "Donde existe una necesidad nace un derecho y una responsabilidad para el Estado” y
esto se puede hacer realidad cuando “el compromiso de los docentes y con acciones concretas, porque si bien las leyes son un gran paso, se necesita de personas que las hagan realidad”, así lo explica Analía Fernández,
directora de Educación en Contexto de Encierro.



Fernández es una clara promotora de un Estado que comenzó a hacerse cargo del derecho a la Educación, de la inclusión de todas las personas, inclusive de aquellas que están privadas de su libertad.



Ella expresa que este cambio de paradigma fue necesario para que esta modalidad dejara de ser ejecutada por medio de proyectos especiales, sujetos al voluntarismo y la solidaridad de unos pocos, y comenzara a hacerse realidad mediante el compromiso del Estado, que pone en marcha con acciones concretas como la extensión de las escuelas externas a las unidades penitenciarias, la incorporación de actividades artísticas y físicas en la educación para los adultos,
la formación profesional y en oficios.



Si bien, como toda modalidad, ésta implica sus desafíos, “el compromiso de los docentes y el hecho de que el Estado apoye este tipo de políticas, es una gran motivación para seguir impulsando actividades como talleres artísticos y formación profesional”, explica Fernández.



CONSTUYENDO CON EL OTRO/A


Tener las herramientas permite crear, y muchas veces reconstruir, imaginar, despertar la curiosidad, transforarmar las realidades injustas, las propias y las de otros. César es una de las personas que tuvo la oportunidad de concluir sus estudios dentro de la cárcel, y realmente lo siente como la ´oportunidad de conocer y ver que existe otra realidad que antes vía de lejos´. Si bien el puntapié inicial lo dio el hecho de acercarse a la iglesia, con el pasar de los días comenzó a pensar que para cambiar y lograr sus objetivos de vida, debía refugiarse en la educación.



´La escuela me ayudó a pensar en que era posible lograr mis objetivos´, expresa Cesar, mientras que dice que todo lo aprendido le sirvió para cambiar su forma de ver la vida y también con el ejemplo, ayudar a sus compañeros a alfabetizarse y sentirse capaces de lograr lo que se propongan.



En el 2010 comenzó su carrera de contador público en la universidad, al principio estando dentro de la cárcel, hasta que cumplió su condena y continúa cursando hasta hoy. César cuenta que, aunque en algunos momentos fue difícil estudiar, la fuerza y las ganas de mostrarle a su familia que había cambiado y el saber que contaba con un derecho que le permitía adquirir conocimientos, fueron fundamentales para continuar.



Como parte del relato de su experiencia, pero también de lo que le contaron sus compañeros, Cesar piensa que una de las grandes causas que lleva a delinquir es no haber estado contenidos por la escuela. Y, por esa razón, valora el gran cambio que hubo desde el gobierno, que ahora cuenta con alfabetización, escuela primaria, secundaria, escuelas de formación profesional, y todas las posibilidades para aquellos que realmente desean darle un vuelco a su vida.



Él valora que la reconstrucción parta de la educación, para formar cimientos fuertes y al salir todos tengan la posibilidad de encontrar un trabajo que les demuestre que son capaces de auto generarse lo necesario para vivir, y ya no cerrarse en el mundo de la delincuencia. Pero también en el sistema penitenciario



´Cuando uno lee y estudia se abre la mente, esa es una forma de salir adelante´, dice César. Él explica también que los docentes ocupan un lugar fundamental en cuanto a los conocimientos, pero además es muy importante el apoyo que significan para quienes deciden estudiar en ese contexto. En muchos casos. ´Esto significa también ser responsables y trabajar en los valores y principios fundamentales de las personas´, concluye César.



JARDINES INTEGRADORES


Teniendo como eje a la Educación como derecho social, el acceso a todos los niveles y modalidades del sistema educativo, como lo establece la ley, se apuesta a la educación
como posibilidad de derribar muros, abrir fronteras, buscar la libertad y reconocer la dignidad de cada persona independientemente de su situación judicial.



En un contexto adverso, como es el de la cárcel, el jardín materno que allí esta presente y que atiende a los niños que viven con sus madres privadas de la libertad, realizaron diversas actividades entre las que se encuentran los festejos efectuados por la semana de los jardines de infantes.



El 28 de junio la salita de cárcel de mujeres recibió la visita del Jardín Nº 177 del Barrio Don Santiago para celebrar el día de los Jardines de Infantes. En esta Unidad Penitenciaria existe un Jardín de Infantes al que acude un niño que vive en ese lugar con su mamá, y espera a otros ters que están en camino,
él también asiste al jardín de Infantes del barrio, y por eso sus compañeritos decidieron ir a visitarlo. Este encuentro transformador permitió derribar muros, condenas sociales y estigmatizaciones.



El Servicio penitenciario se hizo presente con la Banda de Música, que permitió que a los niños descubrir cada uno de los instrumentos.



MÁS ESPACIOS EDUCATIVOS

En la búsqueda de una Educación integral, dentro de las once cárceles y
en un centro de atención de adicciones con los que trabaja la dirección de
Contextos de Encierro, se desarrollan diversas actividades, entre las que se cuentan: talleres artísticos, pintura de murales, granjas y huertas, arte, educación física y en las vacaciones, también Escuela de Verano. La idea es que todas las propuestas educativas que están fuera de los muros también estén dentro, es lo único que puede garantizar el pleno ejercicio del derecho a la educación de las personas privadas de la libertad. Por la educación se contribuye a la conquista de más igualdad.