Viernes, 13 Julio, 2012 - 08:54

Piden que se renueven los contratos
Diputados aliancistas repudian a intendente de Fuerte Esperanza por despido de ocho empleados

Preocupados, rechazan la actitud de Walter Correa resaltando que los despidos fueron “por el sólo hecho de haber sido incorporados por una gestión de la Alianza”.

Los diputados de la Alianza Frente de Todos Avelino Milar y Luís Verdún manifestaron su preocupación por el reciente despido de 8 empleados de la planta permanente de la Municipalidad de Fuerte Esperanza.



Recordaron que en enero de este año ante una situación similar ambos legisladores intercedieron ante el intendente Walter Correa y en esa oportunidad accedió a la reincorporación de los trabajadores.



Los legisladores rechazaron esta decisión y remarcaron que “estos trabajadores de planta permanente fueron despedidos por el intendente Correa ni bien asumió en enero de este año por el solo hecho de haber sido incorporados por una gestión de la Alianza”.



“Ante ese atropello y en su justo derecho, los trabajadores iniciaron acciones legales y solicitaron nuestra mediación; es así que junto a los representantes del gremio Fetmu logramos que el intendente
firme un acuerdo
para que se les haga un contrato hasta tanto la justicia resuelva la situación de manera de no quedar desamparados”, explicaron.



Detallaron además que “los contratos se hicieron a partir del 4 de enero hasta el mes de junio,
sucede que a mediados de junio sale la
medida cautelar a favor de un grupo de los trabajadores oportunamente despedidos pero aún no llega la notificación formal por lo que el intendente no les renueva los contratos y los está presionando pidiéndoles que renuncien al juicio a cambio de reincorporarlos”.




Calificaron la actitud de Correa como inhumana porque “no se puede jugar con la gente de esta manera y hacer lo que hace este señor, son padres de familias extremadamente humildes que dependen de este ingreso para darle de comer a sus hijos".



Aseguraron que tras mantener contacto con los trabajadores afectados como así también con el gremio municipal se decidió "avanzar en acciones que permitan restituirles la fuente de trabajo como legítimamente les corresponde".



"Lamentamos que un gobierno que se dice nacional, popular, defensor de los derechos humanos, que dicen ser los abanderados de la justicia social y de los trabajadores, sean los primeros en perseguir y dejar a familias sin trabajo, es una tremenda injusticia que no vamos a tolerar, nos vamos a poner al frente de esta situación”, concluyeron.