Jueves, 12 Julio, 2012 - 19:04

El Senado paraguayo acusó a la Argentina de violar su soberanía al abrir canal en el Río Pilcomayo

Se trata de una obra para un canal de desvío. La Cancillería guaraní podría accionar contra el gobierno argentino por su inicio “sin previo acuerdo” y exigió su “inmediata paralización”.

El Senado de Paraguay rechazó y calificó hoy de "violación a la soberanía" de ese país las obras para la apertura de un canal de desvío realizado por la Argentina en el río Pilcomayo, frontera natural entre ambos países.



La Cámara alta guaraní dejó sentada esa postura a través de un proyecto de declaración aprobado en su sesión semanal en la que también instó al Poder Ejecutivo paraguayo a adoptar las medidas diplomáticas sobre el asunto.



El diario paraguayo Última Hora publicó hoy que el presidente del Consejo de la Cuenca del Pilcomayo, el ingeniero Juan Cáceres, confirmó que la Cancillería guaraní podría accionar contra el gobierno argentino por la desvío del río Pilcomayo sin previo acuerdo.



El Senado "rechaza la decisión unilateral, inconsulta, al realizar los trabajos en la zona del cauce compartido del río Pilcomayo por constituir una abierta violación a la soberanía nacional y a los tratados internacionales en materia del Pilcomayo", expresa el texto aprobado por los senadores.



Esa resolución surge un día después de que el ministro paraguayo de Obras, Enrique Salyn Buzarquis, consideró una "abierta violación a la soberanía nacional" esas obras y advirtió que podrían proceder a cerrar el canal si es necesario. La Cancillería denunció ese hecho el 6 de julio en un comunicado y exigió a Argentina la "inmediata paralización" de la obra que se lleva a cabo en la zona de la embocadura de la cuenca inferior de ese recurso hídrico, sin el consenso de la Comisión Binacional Administradora.



Argentina y Paraguay suscribieron en agosto de 1994 el estatuto de la comisión que administra la cuenca inferior del Pilcomayo, "comprendiendo todo lo referido al uso y regulación de caudales, proyecto y ejecución de obras, calidad de aguas arriba y abajo", según el texto estatutario.



Uno de los miembros de esa comisión en Asunción, Carlos Peralta, advirtió el miércoles de que el nuevo canal que se encuentra en etapa de terminación tiene diez metros de ancho y cuatro de profundidad y que el ingreso del caudal hídrico a esa vía podría dejar "prácticamente sin agua" a la zona baja del Chaco, en la región occidental de Paraguay.



El ministro de Obras recordó que las tareas se iniciaron antes de que el vicepresidente Federico Franco asumiera la Presidencia en sustitución de Fernando Lugo, que fue destituido por el Legislativo el 22 de junio pasado, luego de ser sometido a un juicio político por mal desempeño en sus funciones.



El río Pilcomayo pertenece a la Cuenca del Plata, tiene una longitud de más de dos mil kilómetros y fluye a través de territorios de la Argentina, Bolivia y Paraguay. Se trata de un río de montañas y llanuras que nace en los altiplanos bolivianos, que posee un curso que funciona como límite natural entre la Argentina y Paraguay y su desembocadura está en el río Paraguay.



En el año 1990, la Argentina y Paraguay firmaron un acuerdo denominado "Proyecto Pantalón" que establecía la realización de un canal que se bifurcara hacia ambos países. De esa manera, Paraguay podía aprovechar las aguas para los productores de la ribera del país de la misma forma que la Argentina, donde gracias a una derivación el río podía entrar a través de Formosa. Así, ambos países obtenían la misma cantidad de agua para poder explotarla como recurso.