Jueves, 12 Julio, 2012 - 18:13

La Municipalidad cuestionó medidas cautelares que "permiten el funcionamiento de locales sin habilitación"

Consideraron que la Justicia “invade la competencia del Municipio” y señalaron el caso de un predio de avenida Las Heras que había sido clausurado y ahora "funciona gracias a una medida judicial”.





Funcionarios municipales llevaron a cabo una conferencia de prensa en la que detallaron diferentes procesos de clausura de locales nocturnos, entre los que se destacó el caso de un predio ubicado por avenida Las Heras al 570 aproximadamente, que fue sancionado con una clausura pero siguió funcionando a través de una medida judicial.



Este y otros casos fueron enunciados por los secretarios de Gobierno Leandro Zdero, de Legal y Técnica Diego Gutiérrez, de General Mónica Núñez y el subsecretario de Control Público Facundo Sampayo.



El principal argumento presentado fue la férrea defensa de la Comuna en hacer cumplir las ordenanzas pertinentes para que estos lugares funcionen garantizando la seguridad de los asistentes. Sin embargo, esto se limita a través de mandatos impartidos desde la Justicia que invaden las competencias del Municipio.



Precisamente, a esto se remite la situación del comercio ubicado entre Rodríguez Peña y Franklin, que como ejemplo inicial comenzó a funcionar el mismo día que fue presentada la documentación en la Comuna para inicio de actividades, lo que quiere decir que ni siquiera aguardaron para que se dé el permiso respectivo. “El inmueble no estaba habilitado por la Municipalidad, pero una medida cautelar obvió este dictamen”, señalaron.



El secretario de Gobierno Leandro Zdero reclamó “coherencia” de parte de los responsables de autorizar esos amparos judiciales y detalló que “a sólo 100 metros existe una grave contradicción porque dictaminaron el cese de funciones en un boliche en San Lorenzo y Franklin, que violaba las clausuras establecidas por el Municipio, y ahora dieron la orden de que el establecimiento de la avenida Las Heras abra sus puertas estableciendo una medida cautelar que contempla la capacidad del lugar, la que nos parece excesiva”.



Por estas razones, Zdero explicó que a partir de lo sucedido en el boliche porteño “Cromañon”, la Municipalidad no puede dejar de trabajar fuertemente en la prevención basada en constatar el cumplimiento de las normas de seguridad requeridas.



En este contexto, el secretario de Legal y Técnica Diego Gutiérrez enfatizó la importancia de esta situación que es una gran responsabilidad de la presente gestión municipal, la que tiene la responsabilidad de ejercer el “poder de Policía” ante estos hechos.



Asimismo, el subsecretario de Control Público Facundo Sampayo reflexionó que “los principales perjudicados en esta cuestión son los vecinos y la Municipalidad reaccionará contra estas medidas”.