Jueves, 12 Julio, 2012 - 13:31

Ante la postura de Sigampa
Pastores Evangélicos también expresaron su apoyo a Capitanich

El arzobispo dijo que la Nación obligaba a los gobernadores a postrarse, pero para los pastores Capitanich y Cristina son “un antes y un después en la historia Argentina”.

Lo expresaron mediante un comunicado que expresa: “Desde el Foro de Pastores Evangélicos del Chaco a cargo de Miguel Cardozo, acompañamos la gestión del Gobernador Jorge Milton Capitanich y la Presidente Cristina Fernández, que de la mano de la inclusión social, han marcado un antes y un después en la historia contemporánea de la Argentina.



Estamos orando para que la iluminación siga sobre la conciencia de todos nuestros hermanos y líderes a nivel provincial y nacional. Es nuestro deseo seguir trabajando en conjunto con el Estado Provincial, en post del bienestar social, dando soluciones concretas a las necesidades de los más carenciados y apuntalando lo ya hecho.



Es verdad que aun hay mucho por hacer en materia social, pero no nos cabe ninguna duda que de seguir con este trabajo arduo, se lograra achicar la brecha económica y social entre los más poderosos y los más excluidos, brecha producida por décadas de desidia y abandono por parte del Estado y que ahora se ha logrado revertir considerablemente gracias a los políticas implementadas: el gran número de beneficiarios por Asignación Universal por Hijo, pensiones no contributivas, jubilaciones anticipadas, la reactivación del consumo popular y que a su vez también genera percepción de ingresos propios.



En la actualidad, usando las palabras del Gobernador Capitanich: "Ningún gobernador se arrodilla ante la presidenta", para pedirle dinero a la Nación, ya que la Presidente es capaz de implementar una política social inclusiva en todo el país. “Somos muy agradecidos de las múltiples políticas que han servido para mejorar la inclusión social, tanto en el campo educativo como sanitario”, valoró el primer mandatario provincial. Otros de los aspectos que destacó Capitanich fue la distribución del Fondo Federal Sojero, del cual el 30% de este recurso está destinado a las provincias y el cual antes no se distribuía.



La Biblia afirma que: “El que se humilla será ensalzado”, pero el que se humilla ante Dios, porque el humilde, no lo es porque se compara con los demás, sino con Dios, y ve que es nada ante él, pues ve la diferencia infinita que hay entre su pequeñez humana y la grandeza de Dios.



Hay en el hombre un instinto que le hace aspirar siempre a grandezas; se lo pide el alma, que siente una irresistible inclinación a alcanzar un ideal, un algo superior y más alto.



Para conseguirlo se le ofrecen dos caminos, el de la soberbia, que es el que siguieron los que "pretendiendo ser sabios, resultaron unos necios", los que por querer situarse más alto de lo que les correspondía, y pretendiendo sobresalir sobre los demás, y arrastrados por el orgullo, cayeron en un estado miserable. El verdadero camino de la auténtica elevación es el camino de la humildad, que es el que siguió Cristo.



No consiste la humildad en negar las propias cualidades, que son dones divinos que hay que hacer fructificar, ni tampoco en negarse a aspirar a hacer cosas grandes, que suele camuflar pereza, ni en hablar mal de sí mismo, o en fingir que se tienen tantos y tantos defectos, sino en un conocimiento verdadero de sí mismo.



La humildad es el fundamento de la vida cristiana, pues Dios resiste a los soberbios. Y ella conserva los frutos de las demás virtudes que dan muy buen olor”, concluye el mismo firmado por Miguel Cardozo.