Jueves, 12 Julio, 2012 - 08:11

Nueva Zelanda: cuatro argentinos murieron en un accidente

Tenían entre 19 y 27 años y participaban de un intercambio de trabajo. Fallecieron tras chocar de frente con un camión.

El accidente ocurrió el miércoles, a las 22, en la Ruta Estatal 4, entre el Parque Nacional de Tongariro y Ohakune, cerca de la localidad de Erua, situada a unos 145 kilómetros al norte de Wellington, la capital de Nueva Zelanda.



El jefe de policía de Taumarunui, Steve Mastrovich, explicó que el choque se dio cuando los jóvenes, que circulaban en una furgoneta, efectuaban una maniobra de adelantamiento, aparentemente para pasar a otro auto.



Los medios locales afirman que los cuatro turistas argentinos murieron en el acto como consecuencia del fuerte impacto. El auto fue arrastrado unos 50 metros y algunos de sus ocupantes salieron disparados del vehículo, señaló Mastrovich.



En tanto, el joven chileno de 26 años, que también viajaba en el auto, se encuentra en estado muy crítico.



"Es de lo peor que me ha tocado en mis 32 años en la policía", relató Mastrovich a la cadena New Zealand Newswire. Por su parte, el conductor de la grúa que asistió a la escena del accidente precisó que el camión “pasó por encima del auto, aplastando el sector del asiento trasero”.



Según la prensa local, el grupo de argentinos regresaba a su alojamiento en el parque nacional de Tongariro, después de haber participado de un partido de fútbol en una cancha cubierta cuando ocurrió el accidente.



El diario Nz Herald indicó que se cree que varios de los cuatro jóvenes se encontraban en ese país trabajando en el campo de esquí Whakapapa para la temporada de invierno.



Los fallecidos son Agustín Donofrio, de 25 años; Germán Cáceres, de 35; Nicolás Ursic, de 27; y Luciano Pucheta, de 19, precisó la Policía neozelandesa a través de un comunicado.



La embajada argentina añadió que participaban de un intercambio de trabajo y eran oriundos de Buenos Aires y de Córdoba.



La policía neozelandesa se encontraba trabajando con la sede diplomática para localizar a las familias de las víctimas y repatriar los cuerpos.



Los efectivos examinaban también anoche la escena del accidente así como los resultados de toxicología, para determinar si hubo otros factores que contribuyeron al siniestro.



El conductor del camión resultó ileso y afirmó que sólo recordaba haber visto los faros del auto antes del accidente.



Bryan Finnerty, desde el cruce de Ski Lodge Backpackers en el Parque Nacional, informó que las condiciones climáticas en ese momento de la noche eran óptimas y remarcó que el hecho ocurrió en un tramo difícil de la ruta para superar a otro vehículo, el cual habrían advertido con la luz del día”.



El accidente de los argentinos es el segundo en apenas dos meses en esa zona. En mayo, tres estudiantes norteamericanos murieron en un episodio similar.
Fuente: 
Infobae.com