Miércoles, 11 Julio, 2012 - 11:51

Milo Lockett se sube a la portabilidad ¿la tendrá clara?

El pintor chaqueño Milo Lockett se escapó unos minutos de su taller para sentarse en el sillón más claro de las comunicaciones.

La proximidad del personaje tal vez fue lo que llevó a que al instante se comente sobre ese personaje sentado solo en el sillón.



No nos detendremos en el debate histórico-cultural: ¿Los intereses comerciales implican un deterioro en la producción artística y cultural? Pero como las brujas que las hay, las hay.



“Señor, la pintura es como la mierda, se huele pero no se explica”. Esta máxima, bruscamente lanzada por el pintor francés Henri de Toulouse-Lautrec a un aristócrata que, en la inauguración de una exposición, le pedía aclaraciones al autor, indica el tono del discurso estético del artista, quien defendía y fomentaba la independencia “artística-bohemia” del mundo comercial de la burguesía de finales del siglo XIX.



Lo cierto, y sin dar muchas vueltas sobre la cosa el artista plástico argentino, Milo Lockett se convirtió en la última adhesión a la cartera de estrellas que protagonizan los comerciales con los que la firma de telefonía móvil, Claro, se posiciona en la guerra por la portabilidad.



"Siempre busqué llevar mi arte a cada rincón del país, mostrar que se puede estar al alcance de todos y cada uno de los argentinos", dice Lockett en el comercial, reconocido por ser uno de los artistas contemporáneos que más ha acercado el arte a las masas.



"En esa búsqueda encontré mucha gente que buscaba lo mismo que yo. Creo que vos y yo tenemos algo en común", sentencia el artista mirando al logo de Claro.



Locket se suma así a la campaña de la firma de telefonía vinculada al inicio de la portabilidad -modalidad por la cual los usuarios pueden conservar el número de su móvil cuando cambian de proveedor- y que contó con estrellas populares de la talla de Susana Giménez, Diego Maradona, Martín Palermo y Roberto Pettinato, entre otras.