Martes, 10 Julio, 2012 - 08:12

Polémica por el pago de subsidios por la sequía
A Peche le preocupa que "se gaste en fútbol y no en el campo, la educación o la salud"

El diputado aliancista manifestó su preocupación por la demora en el pago de la asistencia a productores afectados por la sequía.

Recordó que “desde nuestro bloque hemos trabajado y hecho un gran esfuerzo para lograr aprobar la Ley de asistencia por $250 millones de manera de mejorar notablemente la propuesta inicial hecha por el Ejecutivo”.



Aseguró que le dieron “la herramienta necesaria para poder contener al sector y que el impacto sea el menor posible, pero no vemos que desde el gobierno provincial se tenga la misma voluntad”.



Y al respecto detalló: “En principio no se ha homologado la emergencia agropecuaria a nivel nacional, desconocemos el motivo de una acción que le permitiría a nuestra provincia recurrir a diferentes vías de financiamiento, por ejemplo solicitar asistencia proveniente del fondo nacional anticíclico de $500 millones o lograr líneas crediticias favorables”.



“Esta situación es consecuencia de aplicar a rajatabla en la provincia un modelo nacional que en estos últimos 9 años solo ha contribuido al aumento de los peores indicadores sociales pretendiendo tapar la realidad con cifras engañosas del INDEC”.



“Y que su único objetivo ha sido recaudar a cualquier precio, asfixiando al sector productivo, echando mano al dinero de la ANSES mientras los jubilados siguen esperando el 82 % móvil, utilizando dinero del tesoro nacional, todo para sostener un aparato de clientelismo político descomunal que le garantice la suma del poder público y el enriquecimiento de algunos amigos en detrimento de todo el pueblo argentino, un estado nacional que vuelca $4.000 millones en futbol para todos y $100 millones anuales para el automovilismo para todos pero no tiene dinero para la producción, la educación, la salud o para combatir la inseguridad”, sentenció.



Finalmente Peche llamó a la reflexión remarcando que “este modelo se ha dado el lujo de desperdiciar los mejores 10 años en el contexto comercial internacional que nos hubiesen permitido transformar ese increíble crecimiento en desarrollo”.



Aseguró que “no se podrá tapar el sol con las manos restringiendo las operaciones de comercio internacional, emitiendo moneda o prohibiendo comprar dólares, el país y la provincia no están bien como nos quieren hacer creer, están mal, espero que ante esta realidad se rectifique el rumbo, se termine con el autoritarismo, la soberbia, la intolerancia hacia quienes pensamos diferente y a partir de ahí se convoque al diálogo con todos los sectores políticos, movimientos y organizaciones sociales, gremios, sectores productivos y comerciales de manera de buscar entre todos las mejores alternativas”.