Lunes, 9 Julio, 2012 - 17:50

Correo de nuestros lectores
"Sacá esa cámara che, no te das cuenta que no me pueden ver"

Así fue levantando el tono de su discurso, agrediendo a un trabajador de prensa que había puesto su cámara a un costado del palco en medio de la gente...

Así fue levantando el tono de su discurso, agrediendo a un trabajador de prensa que había puesto su cámara a un costado del palco en medio de la gente, con su ya acostumbrada “dulzura verbal” y en un nueve de julio soleado en el Jardín de la República, nuestra señora presidente otra vez “glorificó” las figuras de EL y ELLA por los méritos que el gobierno ha logrado desde el 2003 hasta la fecha, con sus “nuevos “ cinco millones de puestos laborales, la inclusión de millones de ciudadanos con los fabulosos “Planes Sociales” y otros beneficios que solamente se han logrado desde que la patria existe o sea desde el año 2003, y negando a los próceres de 1816 que nos hicieron patria, como así también a todos los gobiernos que tuvimos hasta antes que nos salvara la pareja Kirchnerista. (La verdad es que nos da para pensar la cantidad de veces que reitera lo mismo como si tampoco lo creyera Ella).



Olvidó la señora presidente decir que los cinco millones de puestos nuevos, muchos son parte de los “planes sociales” con míseros pesos mensuales, que el futbol gratis para todos ya nos ha desangrado las entrañas en 4.000 millones de pesos, mas la publicidad oficial que superó los 1.000 millones, que Aerolíneas Argentinas ya es nuestra y nos ha costado en menos de un año 2.800 millones con la mitad de la flota aérea parada en tierra, que YPF, la alegría en los discursos desde que es nuestra ( y el caballito de batalla de La Campora), ha significado que todos los días sube el precio de la nafta y algo peor, ahora hay gasoil para todos y todas porque los transportes ya no circulan por las rutas debido a la baja de la economía a un nivel escalofriante que solo pueden reconocer quienes la padecen, que dos millones de turistas en un país de 40 millones de habitantes disfrutaron de “otro fin de semana largo” que ignorando la voz del pueblo el gobierno se está poniéndo la patria de sombrero.



Cada día, al escuchar a nuestra señora presidente, tiemblo por lo que vendrá, por todo lo que puede hacer el gobierno dado su libre poder de decisión al tener “cooptados” a todos los políticos que le podían hacer algo de fuerza en el Congreso de la Nación y veo como se va deteriorando la calidad de vida de nosotros, aquellos que según parece no formamos parte del “Todos y Todas”, pero eso no es problema ya que para la foto o la televisión siempre contarán con dos o tres mil aplaudidores vayan donde vayan, con las banderas de cualquier agrupación afín a los ideales del poder de turno, menos la celeste y blanca.



Hace unos días pudimos enterarnos sobre el comportamiento económico del clan familiar del gobernador tucumano y también del padecimiento del pueblo, con la libertad de expresión anulada al negar a su gente poder mirar por televisión aquello que considere de interés, aún si no se condice con el pensamiento de los dueños de este modelo. Pero la historia no termina en ese pequeño detalle ya que la señora esposa del Gobernador de la Provincia es nada menos que la tercera en la línea de sucesión presidencial, por lo tanto y como dicen en la calle “estamos en el horno” si de prolijidades se trata a la hora de gobernar ya que a los cuestionamientos que se hacen a Boudu, ahora nos enteramos de las bondades de los Alperovich.



Bueno sería que alguien de su entorno, recomiende a la señora presidente que se calme, ya que su estado emocional, de continuar con esta línea de discursos y teniendo en cuenta su pasado reciente por la “Salita Asistencial Austral”, le puede traer problemas a su salud y ese no es un gusto que nos podemos dar a esta altura del partido.



Mientras tanto, la Provincia más grande del país tiene la mecha encendida, y su Santa Cruz adoptiva no tiene policía en las calles y ni el mausoleo que recuerda a su extinto esposo tiene custodia. Moyano no se quedó saboreando un chupetín y aseguró que va por más, los pobres jubilados y pensionadas siguen sin cobrar lo que determinó la Justicia y como si fuera poco, el presidente de la corte suprema “suena” como candidato a ocupar el sillón de Rivadavia.

Por último, el Gobernador tucumano, le acercó al palco que instalaron en el hipódromo muchos miles de ciudadanos para aplaudir a la señora presidente, pero por más que muestren en la televisión la algarabía de un acto político que faltó al respeto de los próceres del verdadero 9 de julio, miles de niños, jóvenes y ancianos, continúan padeciendo los males de la desnutrición por la mala alimentación desde el día que salieron del vientre de su Mamá y en esa, como en tantas provincias que derraman pobreza por todos lados, se sigue llevando a la pobre gente como ganado a mostrar complacencia con algo que no saben de que se trata. No hace falta ser muy lúcido para darse cuenta que todas las banderas que flameaban eran de La Cámpora y la agrupación de Alicia Kirchner, pero nuestra Bandera nacional…minga…por ninguna parte y la verdad es que pensando bien, eligieron un buen lugar para hacer el acto…el hipódromo…para decirnos que es cierto que se están jugando el país en la timba y nos usan a nosotros como boletos a las patas de los caballos. “Ella” misma nos dijo…"Han timbeado durante nueve años en paraísos fiscales miles de millones que no se sabe si existen” y podemos agregar señora, igual que los millones de Santa Cruz…que tampoco se sabe si existen o donde están o los que diariamente le quitan a la Ansses y tampoco sabemos hacia qué destino irán.



“Es de sentido común elegir un método y probarlo. Si falla, admitirlo francamente y probar con otro. Pero, sobre todo, intentar algo”. Franklin D. Roosevelt (1882-1945) Político estadounidense.