Sábado, 7 Julio, 2012 - 21:07

Scioli confirmó que Buenos Aires emitirá bonos

Se trata del Bogar 18, un bono atado a la inflación y garantizado por la coparticipación. Tras reunirse con CFK dijo que “no existe un conflicto político”.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, confirmó hoy que procura obtener fondos frescos para afrontar la crisis financiera mediante la venta de los BOGAR 18 en poder del Estado provincial, un bono atado a la inflación y garantizado por la Coparticipación Federal de Impuestos.



Ante una consulta en la rueda de prensa que ofreció hoy en el salón Dorado de la Gobernación, en La Plata, Scioli dijo que ese bono es "lo más importante" que la provincia tiene "como título disponible", y dijo que no se malvenderá porque su gobierno articularía la operación con el Banco Central.



"En eso están nuestros técnicos, nuestra ministra (de economía, Silvina Batakis), con autoridades nacionales, trabajando en este tema", dijo hoy el gobernador bonaerense.



El BOGAR 18 es un título público emitido en febrero de 2002, un mes después del fin de la Convertibilidad, y corresponde a la conversión en títulos públicos de la deuda pública provincial.



El título, que amortiza en 156 cuotas mensuales y vencerá en febrero de 2018, está garantizado por la Coparticipación Federal de Impuestos y ajusta por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), un indicador ligado al Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC.



El gobernador no precisó la cantidad que venderá de BOGAR 18, cuyo monto nominal vigente en la moneda original de emisión es de unos 19.618,5 millones de pesos.



SCIOLI NEGO CONFLICTO POLITICO CON LA PRESIDENTA

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, negó hoy que exista un conflicto político con la Nación y aseguró que "jamás" la presidenta Cristina Fernández pudo plantear su destitución como trascendió desde el kirchnerismo, mientras anunció que el 70 por ciento de los empleados públicos cobrará el aguinaldo en término y el resto, en cuatro pagos.



El mandatario reveló que ayer mantuvo una comunicación telefónica con la Jefa de Estado, quien le manifestó su "predisposición para seguir trabajando juntos", y rechazó las declaraciones del intendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, sobre un presunto intento para desplazarlo del Ejecutivo bonaerense. Respecto a la grave situación que afronta su administración, Scioli explicó que analiza la utilización de activos financieros del Banco Provincia para cumplir con el pago de los aguinaldos e indicó que continúan las negociaciones con los representantes de la Legislatura local para enviar un proyecto que declare la emergencia económica.



El gobernador desmintió las versiones que indican que afronta un distanciamiento del gobierno nacional y, por el contrario, advirtió que "los problemas están en otro lugar y mis enemigos no son esas voces políticas que hacen esas declaraciones, que la Presidenta los tiene muy junados a todos".



Scioli se refirió así a las palabras del intendente de Lanús, quien durante un encuentro con funcionarios de su distrito afirmó que Cristina Fernández pidió que el gobernador "se vaya" y deje su cargo. "No tengo ninguna duda de que ella jamás se refirió a mí persona en esos puntos. Confío en lo que hablo con ella, no en lo que hablen terceros que fueron totalmente descalificados", insistió el gobernador. Al respecto, desestimó que existan intenciones desde el kirchnerismo para "desestabilizarlo" porque recordó que existe un "valor que reconoce de la Presidenta y es su respeto por la institucionalidad y el Estado de derecho".



Scioli realizó esas declaraciones en una conferencia de prensa en el salón Dorado de la Gobernación, en La Plata, donde se mostró con todo su Gabinete, incluido el flamante presidente del Instituto de Cultura bonaerense, el ex intendente porteño Jorge Telerman.



Sin embargo, uno de los ausentes en el evento fue su vicegobernador, Gabriel Mariotto, quien según Scioli no se presentó porque sólo fue convocado "el equipo ejecutivo".



"Está aquí el equipo ejecutivo. Yo como máximo ejecutivo y los ministros. Él (Mariotto) ayer estuvo trabajando con la mejor predisposición para ir intercambiando opiniones y buscar articular este proyecto de ley", indicó Scioli en referencia a la iniciativa que para declarar la emergencia económica.



Además, se comprometió a "hacer todo" para cumplir con el pago de los aguinaldos de los trabajadores públicos y remarcó que en su administración se analizan alternativas para superar la grave situación económica que afronta la provincia. En ese marco resaltó el revalúo impositivo que impulsó y que, dijo, "nadie se había animado a hacer desde el año 55".



"En la política como en la vida no se improvisa un amigo ni una relación política. Yo confío, soy una persona de fe", añadió al reivindicar su correspondencia con la Presidenta.



El gobernador agregó que incluso evalúa con directivos del Banco Central la forma en que su administración pueda derivar "activos financieros del Banco Provincia", de hasta "6 mil millones de pesos" para cumplir con los compromisos salariales.
Fuente: 
Agencia DyN