Viernes, 6 Julio, 2012 - 12:10

Claro contraste con lo que se hizo en Chaco
Juez de Mendoza que ordenó allanar Cablevisión en Buenos Aires, "salvado" por la Magistratura

El órgano rechazó denuncias contra Walter Bento por la “extraterritorialidad” de su orden. Casos parecidos en Chaco derivaron en sendas destituciones.

Bento, que el pasado 20 de diciembre mandó allanar la sede de la empresa del Grupo Clarín en Buenos Aires, había sido denunciado ante el Consejo de la Magistratura de la Nación tanto por Cablevisión como por diputados del PRO, el Peronismo Federal y Unión por Todos, “a los que se sumó una presentación del juez Claudio Bonadío, por haber actuado en una ciudad en la que no tiene competencia y no es su jurisdicción”, según consigna la agencia DYN.



Los cinco representantes del oficialismo en el Consejo, más un aliado, votaron en contra de aceptar las denuncias. Los integrantes radicales (entre ellos Oscar Aguad) y los representantes de abogados y jueces directamente no se presentaron en el plenario del cuerpo, salvo el magistrado Mario Fera, que de todas formas se abstuvo en la votación.



CONTRASTES

Como referencia, los más resonados casos de “extraterritorialidad” de órdenes judiciales producidas en Chaco se dieron en tiempos del “corralito”, cuando distintos magistrados forzaron mediante amparos el retiro de fondos de particulares en otras provincias.



Entre ellos fueron denunciados e investigados Daniel Freites y Daniel Fernández Asselle, Estela Ponce, Juan Zaloff Dakoff y Hugo Oziska, para mencionar magistrados de fueros locales, así como el propio juez Federal Carlos Skidelsky, siempre por otorgamientos dudosos de amparos de esta naturaleza fuera de sus ámbitos de competencia o de sus jurisdicciones. Los dos primeros fueron destituidos por el Consejo de la Magistratura local.



Un caso parecido, pero vinculado a los amparos de los célebres “video-poker” (fuera de su jurisdicción aunque dentro de la provincia), se dio con el entonces titular del Juzgado de Instrucción, Correccional, de Garantías y de Ejecución Penal de Juan J. Castelli, Miguel Angel Bordón. Hubo jury de enjuiciamiento y destitución.