Viernes, 6 Julio, 2012 - 11:21

No presentaba heridas de bala ni arma blanca
Joven muerto en la laguna: falleció por un paro cardíaco y esperan la autopsia para determinar qué lo produjo

Miguel Fernández apareció muerto en el Barrio Chilliyí tras estar desaparecido seis días y persiste el misterio en torno a su caso. El 25 declaran polícas del 911 y la Comisaría 10º.

Fuentes judiciales dieron  a Diario Chaco  detalles del avance de la causa.



La Fiscalía Nº 10, a cargo de Liliana Irala, que lleva el caso se encuentra al aguardo de los resultados de la autopsia -estudios patológicos y toxicológicos- que determinarían que causó el paro cariodorrespiratorio que llevó a la muerte a Miguel Alejandro Fernández de 23 años. Por ahora saben que el cuerpo no presentaría heridas producidas por arma de fuego o arma blanca.



La última novedad del caso es que el 25 de julio serán citados a prestar declaración testimonial policías del 911 y la Comisaría Décima, que estuvieron presentes al momento del hallazgo del cuerpo. 





De acuerdo a las declaraciones y las pruebas recogidas por la Justicia, el viernes 8 de junio, luego de una pelea con su pareja, Fernández se marcha de la casa, resaltan  que  que tenía un corte en la cabeza que habría sido producido por un golpe con la hebilla del cinto propinado por la mujer durante la discusión.



Tras el llamado de los familiares, personal policial se presenta en el lugar pero ya no lo encuentran y ahí les cuentan ue había huído. La denuncia fue recibida por la Comisaría 10º.



Pasado el fin de semana, el lunes 11 de julio, la hermana de Miguel Fernández, Irene,  se presentó esponáneamente en la Fiscalía y denuncia la desaparición del joven y es en este momento cuando se da inicio formal a la investigación por la desaparición.



La fiscal Irala pide informes a todas las comisarías sobre los libros de novedades (donde queda registro de lo que sucede en la dependencia) y ordena que se rastrille la zona, pero la búsqueda arroja resultados negativos y piden dar con el paradero a través de los medios de comunicación.



Tres días después, y ante el fracaso de los rastrillajes, se utiliza un helicóptero para recorrer la zona y  ese día (14 de junio) encuentran el cuerpo del joven en medio de los carrizales lindantes a la laguna. La densa vegetación hacía imposible divisarlo desde el nivel del suelo.



Miguel Fernández estaba semidesnudo, sólo llevaba puestos calzoncillos cuando lo hallaron flotando en la laguna. Más allá de determinas que murió por un paro, la autopsia preliminar no arroja que produjo la muerte y por ello esperan el resultado de los estudios se encuentran en proceso actualmente.



Según datos que aportó la familia, saben que cuando se da la a fuga vestía una remera de Argentina, pantalones de jean y zapatillas, por lo que ahora los investigadores buscan determinar qué pasó entre el momento en que se va de la casa y  encuentran el cuerpo.



De acuerdo a las pericias, en la zona dónde se halló el cuerpo no hay rastros de otra persona que pudiera haber estado en la zona de la laguna.