Viernes, 6 Julio, 2012 - 08:13

Vallejos: "Resistencia merece ser Patrimonio Cultural"

El diputado Sergio Vallejos se reunió con el escultor Fabriciano Gómez. Analizaron el proyecto para que Resistencia sea Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En el marco de la ley que crea un comité para que Resistencia sea declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, teniendo en cuenta sus esculturas y la realización de la Bienal y otras actividades importantes para la ciudad, el diputado radical NEA –Sergio Vallejos- se reunió con el eximio escultor Fabriciano Gómez.



“Sabemos que este es un camino de largo de recorrer pero yo estoy dispuesto a hacerlo junto a los expertos y es por eso que estoy manteniendo continuos encuentros con Fabriciano Gómez”, explicó Vallejos.



La iniciativa, sancionada en 2010, dispone la creación de un Comité que debe trabajar en la propuesta a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) de “Resistencia, Ciudad de la Esculturas, Museo a Cielo Abierto, Patrimonio de la Humanidad”.



“Hace dos años cuando sancionamos esta ley nos sentimos convencidos de que Resistencia se merecía este espacio, ya que es una ciudad cultural, donde se pueden exponer una de las grandes maravillas, Esculturas a Cielo Abierto, nosotros los que vivimos aquí y caminamos a diario, no nos damos cuenta, pero esto no sucede en todos lados, muy por el contrario”, sostuvo el legislador.



Cuando el comité se forme estará integrado por organismos públicos e instituciones privadas y por personas físicas que sean necesarias para concretar dicha tarea.



Beneficios para Resistencia

Si Resistencia fuera Patrimonio Cultural de la Humanidad, la UNESCO garantiza:

• La preservación de la ciudad capital del Chaco como “Resistencia, Ciudad de la Esculturas, Museo a Cielo Abierto;

• Fomentar y orientar una industria cultural y turística respetuosa del patrimonio y proporcionar una fuente de recursos y de empleo;

• Contribuir desde el punto de vista cultural al desarrollo económico sostenible de la provincia;

• Consolidar la identidad de Resistencia y la apertura y el respeto por la diversidad cultural;

• Asegurar una continuidad socio-cultural entre las generaciones pasadas, presentes y futuras.